Internacional

Valdis Dombrovskis: "Europa debe avanzar a un sistema de garantía común de los depósitos"

  • Entrevista a Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea
Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea.

La unión bancaria que defiende la Comisión está luchando por materializarse. ¿Cómo convencer a los Estados reacios a aceptar un mayor reparto del riesgo bancario?

La unión bancaria es una prioridad tanto para la Comisión como para los Estados miembros. En el Consejo de Ministros de Economía de marzo no se llegó a un acuerdo sobre el paquete bancario, cuyo objetivo es seguir reduciendo los riesgos en el sector europeo y reforzar su resistencia. Esperamos que se llegue a un acuerdo en mayo. Europa tiene una hoja de ruta sobre la reducción del riesgo, con el plan de acción para reducir la carga de los préstamos morosos, pero tenemos que avanzar rápido en el reparto de riesgos.

¿Cómo llegamos hasta allí?

Ya hemos establecido un fondo común, financiado por las contribuciones del sector bancario, para garantizar el apoyo financiero como último recurso durante la reestructuración bancaria. Existe un consenso amplio entre los ministros de Finanzas en el sentido de que el actual mecanismo europeo de estabilidad o el futuro Fondo Monetario Europeo deberían servir de red de seguridad común. Actuaría como prestamista de último recurso. Esperamos que se llegue a un acuerdo sobre las líneas generales para el verano. También es hora de avanzar en la garantía común de depósitos. Debemos ir más allá del debate sobre la "reducción del riesgo frente al reparto del riesgo".

El plan de acción contra los préstamos incobrables no prevé un 'banco malo' europeo capaz de recomprarlos. ¿Por qué renunciaron a ello?

A finales de 2016, la Comisión presentó las primeras normas europeas sobre insolvencia de empresas. Aumentarán las oportunidades de reestructuración de las empresas con dificultades financieras. Sin embargo, las modalidades de cobro de las deudas son competencia nacional. Las prácticas son muy heterogéneas en la UE y no sería realista querer armonizar allí la legislación sobre quiebras. Una alternativa que hemos debatido en el pasado sería la creación de un régimen europeo de insolvencia de inclusión voluntaria y sin obligación. Pero sería un proyecto difícil y a largo plazo. Concretamente, acabamos de presentar un plan detallado para ayudar a los Estados a crear sociedades nacionales de gestión de carteras en pleno cumplimiento de la normativa bancaria y de ayudas estatales. También hemos propuesto medidas para garantizar que los bancos reserven los fondos para cubrir los riesgos de los préstamos que emitirán en el futuro con más de 90 días de retraso. Y para vender las acciones, propusimos facilitar el cobro de las deudas con un procedimiento extrajudicial acelerado para préstamos garantizados y fomentar mercados secundarios.

Estamos a menos de un año del 'Brexit'. ¿Qué ocurrirá con los servicios financieros de la 'City' a partir del 30 de marzo de 2019?

Aspiramos sobre todo a un Brexit controlado y organizado. Podría haber un período transitorio hasta finales de 2020, cuando el Reino Unido dejaría de participar en las decisiones dentro de la UE y conservaría todos los derechos conexos, incluido el acceso al mercado único. Nada cambiaría para los servicios financieros de la City durante este período, pero tendrá que ser utilizado para prepararlos para el período posterior a 2020.

¿Formarán parte los servicios financieros del acuerdo comercial que definirá entonces la relación entre la UE y el Reino Unido?

La cooperación en el ámbito de los servicios financieros será una parte importante de los debates, tanto si se incorpora al acuerdo como si se aborda de otro modo. La UE quiere mantener la plena autonomía reglamentaria. Esto es difícil de garantizar en un acuerdo bilateral.

¿Qué pasará con las cámaras de compensación de Londres?

También en este caso, la Comisión aboga por un enfoque gradual. Para los menos grandes, nada cambiará. Para los más grandes, proponemos la supervisión conjunta de la UE y terceros países.

¿Cómo organizar el futuro acceso de la 'City' al mercado europeo?

Esto formará parte de los debates. Pero ya estamos ajustando nuestro régimen de equivalencia con terceros países a los retos posteriores a Brexit. Avanzará hacia un enfoque más proporcionado para supervisar mejor a los agentes de importancia sistémica, en estrecha cooperación con las agencias europeas. El nivel de control y supervisión debería ser el mismo que existe dentro de la Unión Europea. Ni más, ni menos.

El sector financiero se ve cada vez más afectado por las nuevas tecnologías. ¿Cómo hacer de Europa un centro mundial para 'fintech'?

Europa tiene todos los activos necesarios: tiene los fondos, las cualificaciones y las brillantes empresas de nueva creación. El desafío es permitirles crecer. A medida que se expanden, ahora se encuentran con 28 regulaciones nacionales diferentes y terminan creciendo en EEUU o Asia. No debemos seguir perdiendo estas fuentes de crecimiento y empleo. Crearemos un pasaporte europeo para las plataformas de financiación colectiva, que les abrirá las puertas de los 28 Estados miembros. Esto facilitará las campañas transnacionales de recaudación de fondos y permitirá que las nuevas empresas lleguen a un público más amplio.

¿Existe un 'efecto Macron' en la economía francesa?

El crecimiento se está fortaleciendo y el déficit público cayó al 2,6% del PIB el año pasado. Francia saldrá del procedimiento de déficit excesivo. Estamos asistiendo a una intensificación de las reformas estructurales, en particular en el mercado laboral y los impuestos, y a un deseo de impulsar la inversión en el país.

* Entrevista realizada por Derek Perrote para © Les Echos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin