Internacional

Crisis en el UKIP por los comentarios racistas de la novia del líder del partido contra Meghan Markle

  • Meghan Markle es hija de padre blanco y de madre afroamericana
  • Jo Marney dijo que su "germen iba a corromper" a la Familia Real
  • Existe la posibilidad de que el fundador, Farage, vuelva al partido
Henry Bolton, líder del UKIP. Foto: Wikipedia

Unos comentarios racistas de Jo Marney, la novia del líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Henry Bolton, han desatado una crisis en la formación eurófoba por la negativa a dimitir de Bolton y la posibilidad de que el fundador del partido, Nigel Farage, quiera volver a asumir las riendas.

El UKIP, que fue uno de los principales impulsores de la celebración del referéndum sobre el Brexit, se ha visto envuelto en la polémica después de que el domingo se conocieran unos comentarios racistas de la novia de Bolton dirigidos a Meghan Markle, la actriz estadounidense prometida del príncipe Enrique.

Desde que Farage abandonó el liderazgo de su formación por la victoria del Brexit en el referéndum, el UKIP ha ido sumando problemas en un momento en el que los dos grandes partidos, los laboristas y los conservadores, han asumido la política a favor de la salida de la Unión Europea como consecuencia del referendo.

En sus mensajes de teléfono móvil, publicados el domingo por un diario británico, Jo Marney, que comenzó a salir con Bolton tras las pasadas navidades, definió a Meghan Markle -la prometida del príncipe Enrique, hija de padre blanco y madre afroamericana- como una "tontita plebeya" cuyo "germen" iba a "corromper" a la Familia Real. Además, dijo que las personas negras son feas. Posteriormente, pidió disculpas por sus mensajes de texto y Bolton anunció que iba a poner fin al "elemento romántico" de su relación.

Tras dejar Farage su liderazgo, el UKIP ha ido acumulando problemas con el paso de los meses. Su sucesora, Diana James, presentó su dimisión tras 18 días en el cargo y su relevo, Paul Nuttall, también abandonó después de que la formación solo lograra un 1,8% en las elecciones de junio de 2017.

Bolton perdió el domingo una moción de confianza en la ejecutiva del UKIP pero ha subrayado que no piensa dimitir. El todavía líder del UKIP ha dicho que los mensajes de su novia eran "aberrantes", "insensatos" y "ofensivos".

La 'número dos' del UKIP, Margot Parker, ha presentado su renuncia por la negativa de Bolton a abandonar el cargo, según la BBC. Con Farage al frente, el UKIP llegó a conseguir casi cuatro millones de votos, el 12,6% de los sufragios, en las elecciones de 2015, aunque solo se hizo con un diputado.

La popularidad creciente del UKIP llevó al entonces primer ministro, David Cameron, que había llegado a definirlo como un partido de "locos, lelos y racistas, a convocar el referéndum sobre el futuro de Reino Unido en la Unión Europea.

Farage ha salido este lunes al paso de las especulaciones y ha señalado que no tiene previsto montar un nuevo partido pero no ha descartado volver a asumir el liderazgo del UKIP, en plena crisis por los comentarios racistas de la novia de Bolton.

"No pienso en un nuevo partido a pesar de las especulaciones", ha dicho Farage, en declaraciones a Reuters. Ante la pregunta de si piensa volver a liderar el UKIP, ha dicho que no lo tiene claro. "No estoy seguro", ha señalado.

Farage no ha querido pronunciarse sobre la polémica por los comentarios racistas que hizo la pareja del actual líder su partido en unos mensajes de texto enviados a un amigo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin