Internacional

La eficiente gestión de la pandemia de coronavirus catapulta a Jacinda Ardern a una rotunda victoria electoral en Nueva Zelanda

Jacinda Ardern celebra su victoria electoral. Imagen: Reuters.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, líder del Partido Laborista, se debate entre gobernar en solitario o en coalición junto al Partido Verde después de haber arrasado en la jornada electoral de su país. Una eficiente y rápida gestión de la pandemia del coronavirus parece estar detrás del amplio apoyo recibido, que le concede la opción de gobernar en solitario con una mayoría absoluta en la cámara de representantes. 

Ardern ha informado de que, tras conocer su victoria cerrada, ha conversado con miembros de los Verdes, y ha estimado que le llevará unas tres semanas la formación del nuevo gobierno para un mandato de tres años. "Les dije a los Verdes que quiero hablar con ellos la próxima semana", ha apuntado la mandataria, alabada internacionalmente por su gestión de la pandemia de la covid-19, al puntualizar que ella ha trabajado anteriormente "para construir un consenso".

Los resultados provisionales, con el 100 por cien escrutado, conceden a los laboristas el 49,1 por ciento de los votos o 64 escaños de los 120 asientos que tiene el Parlamento neozelandés, lo que permite a la carismática política de 40 años gobernar sin necesidad de alianzas, una hazaña que ninguna formación política ha logrado desde que la reforma electoral de 1996.

El opositor Partido Nacional, con el que históricamente se alterna el poder, alcanzó el 26,8 por ciento, lo que se traduce en 35 parlamentarios (20 menos que en los comicios pasados).

Por su parte, los Verdes lograron un 7,6 por ciento de los votos, con lo que ocuparía 10 escaños.

Ardern ha logrado el respaldo popular gracias su gestión rápida y eficiente frente a la pandemia de la covid-19 y contundente pero conciliadora respuesta al atentado supremacista en 2019 contra dos mezquitas de Christchurch.

comentariosforum11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 11
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Una rara avis hoy día
A Favor
En Contra

Es lo natural. En ese país se vota al que lo hace bien y se echa al que lo hace mal.

Puntuación 18
#1
Aurelio
A Favor
En Contra

Una semanita de vacaciones pagadas en Nueva Zelanda, si fueran a ver lo que han hecho bien, igual nos venía bien. Salvaríamos a muchos españoles y de paso igual no les dejábamos volver, por inútiles!

Puntuación 5
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Derechuzis, que dijo que admiraba a Pedro Sánchez, eh? jiji.

Bueno, para los que dicen que el confinamiento no tiene sentido, mentira. Hay que establecerlo pronto.

Puntuación -15
#3
Usuario validado en elEconomista.es
markusesp
A Favor
En Contra

Esta mujer horrible no salva a nadie, al contrario, es una asesina. Es socialista, abortista horrible que está hasta intentando que se puedan matar a los niños macidos e islamista, vean sus fotos con el hiyab en la cabeza. Socialista globalista despiadada.

Puntuación -4
#4
Usuario validado en Google+
Alejandro Martinez
A Favor
En Contra

Un nuevo idolo del mundo "progre", veremos el resultado en Nueva Zelanda en unos años.

La han catapultado a las portadas de todo el mundo como heroína, cuando su desempeño no mejora en nada al de por ejemplo Austria o Suiza. Ademas tenia la ventaja del aislamiento de Nueva Zelanda y la baja densidad de población.

Qué poco criterio y que poca capacidad crítica, madre mía.

Por cierto, Carmen, cuanto te pagan por comentar absolutamente TODAS las noticias del Economista a favor de Pedro Sanchez??

Puntuación 13
#5
Carmen
A Favor
En Contra

5. NADA.

Y no las comento todas. Jiji.

Puntuación -11
#6
Carmen
A Favor
En Contra

Para la derecha el ídolo es lo que hace la comunera Ayuso. Esa mujer sí que sabe gestionar porque con llorar e insultar en una mujer ya basta. Y si encima da pizzas, encierra solo a los barrios pobres, pide voluntarios para rastrear cuando ya se ha descontrolado la segunda ola y se echa flores con Ifema gracias al apoyo de Defensa, pa qué más. Pues... fotitos y entrevistas.

Puntuación -11
#7
Weki
A Favor
En Contra

Tiene cuatro milles de habitantes en una superficie la mitad de España

No hay contacto social

Puntuación 4
#8
Usuario validado en elEconomista.es
paragueronaranja
A Favor
En Contra

Por favor mándenos a España, alguien que se le parezca, y tenga ganas de trabajar y saber, y querer hacerlo, porque aquí estamos llenos de políticos mediocres y sin ganas de trabajar, solo les gusta montarse en el avión de todos los Españoles y irse a dar la vuela al mundo con todos los gastos pagados. Y ENCIMA NOS ENGAÑAN, NOS ROBAN,Y NO CUMPLEN LA CONSTITUCIÓN, QUE PROMETIERON CUMPLIR.

Puntuación -3
#9
Intruso
A Favor
En Contra

Es un tio, y en cuanto a la gestión, pues que quereis que os diga que gestionar un país como Nueva Zelanda no debe ser muy difícil, pequeño, rico y aislado, elementos muy importantes para controlar la plandemia y el tontovirus. Por último, que lo de votar en Nueva Zelanda, pues como que pasan mucho, viven bien y no saben ni quien es este, esta lo que sea...eso si los medios progres globalistas te lo ponen una y otra vez, es de los, las suyos, suyas y hay que publicitarlo una y otra vez.

Puntuación 3
#10
Carmen
A Favor
En Contra

Cómo os gusta ningunear... y si es mujer más.

La densidad de población en Nueva Zelanda es muy superior a la de Australia y este último ha tenido su segunda ola superior a la primera. Además, la gente en NZ se concentra en la isla Norte. Y no digamos en la capital... y el flujo de personas de otros países, sobre todo Australia, podría haber hecho estragos en una isla. Por eso ha sido muy previsora.

Pero los negacionistas trumpianos con sus ocurrencias medievales siempre igual.

Puntuación -2
#11