Internacional

Una espectacular explosión en Beirut deja más de 130 muertos y 5.000 heridos

  • La explosión ha sido en una zona con varios almacenes con explosivos
  • Las autoridades parecen descartar la hipótesis de una acción deliberada
  • Esta semana se juzga el asesinato del expresidente Hariri por Hizbolá

Una gran explosión golpeó ayer martes Beirut, la capital de Líbano, como muestran varias imágenes tomadas por testigos de los hechos, donde se aprecia cómo una gran masa de humo cubre la ciudad. Según dos fuentes de seguridad, consultadas por Reuters, y testigos dicen que la explosión ocurrió pasadas las 6 de la tarde (hora local) en la zona del puerto que contiene almacenes y se habría sentido en varios lugares de la ciudad, reventando ventanas y puertas. La Cruz Roja libanesa calcula que más de 130 personas han fallecido y más de 5.000 han resultado heridas.

"Hasta ahora, unas 4.000 personas han resultado heridas y unas 100 han perdido sus vidas. Nuestros equipos continúan las operaciones de búsqueda y rescate en las áreas de alrededor", aseguró este miércoles a EFE el portavoz de Cruz Roja, Rodney Eid.

Las cifras que maneja el Gobierno de Líbano son más bajas. El ministro de Sanidad del país, Hamad Hassan, confirmó en el último balance que al menos 78 personas han muerto y hay de 3.500 heridos como consecuencia de la deflagración.

El castigo más severo

El presidente libaés, Michel Aoun, ha atribuido las explosiones a una negligencia que ha prometido sancionar con "el castigo más severo".

"Estamos decididos a seguir adelante con las investigaciones para exponer las circunstancias de lo ocurrido lo antes posible, para hacer que los responsables y los negligentes rindan cuentas y sancionarlos con el castigo más severo", ha dicho en un discurso pronunciado este miércoles tras la reunión del gabinete de crisis.

"Es inaceptable que un cargamento de amonio estimado en 2.750 toneladas esté seis años en un almacén sin medidas preventivas de ningún tipo"

De esta forma, Aoun ha venido a confirmar que la causa de las explosiones sería una negligencia relacionada con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio acumuladas en uno de los almacenes del puerto, que habrían ardido por las precarias condiciones de seguridad en el lugar, de acuerdo con la prensa libanesa.

"Es inaceptable que un cargamento de amonio estimado en 2.750 toneladas esté seis años en un almacén sin medidas preventivas de ningún tipo", ha denunciado horas antes el primer ministro, Hassan Diab, que también ha reclamado "las mayores penas" para los responsables.

Asimismo, con ello quedaría descartada la hipótesis de una acción deliberada que deslizó el martes el propio Diab al declarar públicamente que los responsables "pagarán el precio".

Contrario a la teoría del accidente, ha surgido la teoría de un atentado. Durante estos días, un tribunal de las Naciones Unidas está a punto de dictar sentencia sobre la muerte de Rafik Hariri, el ex primer ministro del país, asesinado por un coche bomba en Beirut en 2005. Entre los acusados hay varios terroristas pertenecientes a Hezbolá.

Israel niega cualquier responsabilidad

En cambio, fuentes oficiales israelíes han negado cualquier vínculo del país con lo sucedido, que ha tenido lugar en medio del incremento de las tensiones entre Israel y el partido-milicia chií Hezbolá.

Así, los ministros de Defensa y Exteriores de Israel, Benjamin Gantz y Gabriel Ashkenazi, respectivamente, han recurrido a mediadores internacionales para ofrecer ayuda humanitaria y médica a Líbano, según el diario israelí Haaretz.

En este sentido, fuentes de Hezbolá citadas por la cadena de televisión libanesa han descartado que el incidente tenga relación con un ataque por parte del Ejército de Israel.

La Fuerza Provisional de Naciones Unidas para Líbano (FINUL) ha indicado en un comunicado que "la enorme explosión" ha causado daños a uno de sus barcos anclados en el puerto y ha agregado que varios 'cascos azules' han resultado heridos, incluidos algunos de gravedad.

"La FINUL está trasladando a los 'cascos azules' heridos a los hospitales más cercanos para que reciban tratamiento médico", ha dicho, antes de subrayar que "está analizando la situación, incluida la escala del impacto sobre el personal" de la misión.

"Estamos junto al pueblo y el Gobierno de Líbano en estos momentos difíciles y dispuestos a ayudar y entregar cualquier tipo de asistencia y apoyo", destacó el jefe de la FINUL, Stefano del Col.

Las explosiones han tenido igualmente lugar en un momento en el que país atraviesa una grave crisis económica,la peor desde la guerra civil (1975-1990), y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en los trabajos de importación de alimentos y otros productos básicos.

Diab hizo recientemente un llamamiento a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) para crear un fondo de emergencias para ayudar a que Oriente Próximo no sufra una grave crisis alimentaria, un extremo que reconoció como una posibilidad.

Ayuda internacional

El primer ministro de Líbano declaró la jornada de hoy como día de luto en el país, que estará en estado de emergencia durante dos semanas.

Aoun también anunció ayer la creación de una comisión de investigación que en el plazo de cinco días debe presentar sus conclusiones al Gobierno, las cuales (ha precisado este miércoles) serán remitidas a las autoridades judiciales, según informa la agencia de noticias NNA y recoge Europa Press.

Michel Aoun ha pedido hoy a la comunidad internacional que acelere el envío de ayuda para paliar este "desastre". "Me gustaría dar las gracias a los funcionarios de países amigos que nos han llamado (...) ofreciendo su ayuda. Les pido que la aceleren", ha dicho.

La Cruz Roja confirmó el martes el envío de unidades a la zona para ayudar en las tareas de búsqueda y rescate, y ha solicitado donaciones de sangre a la ciudadanía para tratar a las víctimas del suceso.

La Unión Europea ha enviado de manera urgente un centenar de bomberos "altamente entrenados" a Líbano, así como vehículos, perros y equipos especializados en contextos urbanos para ayudar en las operaciones de rescate de desaparecidos.

En un comunicado, la Comisión Europea ha anunciado también la activación del Mecanismo europeo de Protección Civil a petición de las autoridades libanesas y del sistema comunitario de imágenes por satélite Copérnico para evaluar el alcance de los daños provocados por las explosiones.

También hoy se ha conocido que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, viajará el jueves a Líbano para movilizar la ayuda internacional. Según fuentes del Elíseo citadas por Le Figaro, Macron se trasladará a Beirut para "reunirse con los actores políticos", incluidos su homólogo, Michel Aoun, y el primer ministro, Hassan Diab.

Macron ya expresó ayer mismo su "fraternal solidaridad con los libaneses", subrayando que "Francia siempre está junto a Líbano". Ya este miércoles, ha anunciado vía Twitter que especialistas en protección civil y "toneladas de material sanitario" llegarán a la nación árabe "lo antes posible".

Por su parte, el Departamento de Estado de EEUU resaltó ayer que está "siguiendo de cerca" las informaciones y "trabajando de cerca con las autoridades locales para determinar si hay ciudadanos estadounidenses afectados".

"Extendemos nuestras profundas condolencias a todos los afectados y estamos dispuestos a entregar toda la ayuda posible", dijo un portavoz del Departamento, según recogió la cadena de televisión estadounidense CNN.

"No tenemos información sobre la causa de la explosión y las preguntas deben ser realizadas al Gobierno de Líbano para obtener más información", agregó. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, subrayó que la Presidencia estadounidense "está supervisando la situación".

Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, resaltó que "como siempre, Irán está totalmente preparado para entregar ayuda de cualquier forma necesaria".

"Nuestros pensamientos y rezos están con el gran y resiliente pueblo de Líbano", manifestó a través de un mensaje en su cuenta en Twitter. "Permanece fuerte, Líbano", añadió, junto a un corazón negro y una bandera del país.

El viceportavoz de la Secretaría General de Naciones Unidas, Farhan Haq, envió ayer igualmente las condolencias de la organización a la población libanesa. "Espero que la población de Líbano esté bien. Hay signos muy preocupantes de explosiones", dijo, antes de resaltar que la ONU "no tiene información sobre lo que ha pasado".

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

rogelio
A Favor
En Contra

Este pais antes era rico y casi un Paraíso en la Tierra pero una extraña mezcla de Islamismo y comunismo algo parecido al Chavismo en Venezuela lo ha convertido en un INFIERNO.

Puntuación 18
#1
strogonoff
A Favor
En Contra

Tener que "escarbar" entre los diferentes medios escritos para encontrar algo de información sobre un suceso así da la medida de lo que nos importa el mundo. En ningún periódico esta noticia ocupa un lugar medianamente destacable. Nos encontramos antes historias de todo tipo e índole, mucho más frivolas, pero por lo que parece, mucho más interesantes para los redactores, que deben sentirlas más importantes.

Lo siento por los libaneses y por Beirut, que ya solo será otro recuerdo de un paraíso lejano.

Puntuación 11
#2