Internacional

Estados Unidos firma un acuerdo histórico con los talibanes para retirar sus tropas de Afganistán

  • El acuerdo estipula la retirada total de tropas internacionales en 14 meses
  • También contempla la liberación de prisioneros y operaciones militares contra EI
El líder talibán Abdul Salam Zaeef. Imagen: Reuters

Estados Unidos y los talibanes han firmado este sábado en Doha el acuerdo bilateral de paz que pretende ser el principio del fin a casi 20 años de una guerra en el país centroasiático que ha costado las vidas de casi 40.000 civiles y definido la historia del conflicto internacional del siglo XXI.

El enviado especial de Estados Unidos, Zalmay Jalilzad y el jefe de la delegación negociadora talibán, Abdul Ghani Baradar, han estampado a las 14.15 en el hotel Sheraton de la capital de Qatar su firma en un pacto que sienta las bases para la apertura del siguiente paso crucial: la apertura de negociaciones entre el Gobierno afgano y las milicias.

La firma del acuerdo ha ido en paralelo con una comparecencia en Kabul del presidente afgano, Ashraf Ghani, acompañado del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, quienes han expresado al mandatario su total respaldo tanto en la preservación de la paz como en la apertura de las negociaciones.

Los talibanes, por su parte, han anunciado este sábado la suspensión de sus operaciones ofensivas en todo el país durante todo el día mientras su cúpula discute la posibilidad de ampliar este, como lo han descrito, "modo defensivo" a lo largo del domingo y días venideros.

Fin de la presencia internacional

El acuerdo de paz con los talibanes contempla una reducción inicial de tropas estadounidenses en un plazo de cuatro meses con vistas a una retirada total de las fuerzas internacionales en 14 meses, según un borrador del acuerdo recogido por la cadena afgana Tolo News, entre una serie de condiciones que incluyen el inicio de las negociaciones para la liberación de prisioneros y para preservar la lucha contra la organización yihadista Estado Islámico.

"La República Islámica de Afganistán, Estados Unidos y la coalición internacional han concluido que los actuales niveles de fuerzas militares ya no son necesarios para lograr los objetivos de seguridad. Por ello, Estados Unidos reducirá su contingente de fuerzas a 8.600 efectivos en un plazo de 135 días a partir del anuncio de esta declaración conjunta", según el acuerdo.

"Estados Unidos y la coalición internacional completarán la retirada de las fuerzas restantes de Afganistán en un plazo de 14 meses, y retirarán a todas sus fuerzas de las bases restantes, bajo condición de que los talibanes cumplan con los compromisos adquiridos en el acuerdo".

Asimismo, Estados Unidos "reafirma su compromiso de perseguir una financiación anual para el entrenamiento, equipación y mantenimiento de las fuerzas de seguridad afganas, para que Afganistán pueda defenderse, de manera independiente, de amenazas internas y externas".

Además, el acuerdo estipula que el Gobierno afgano abrirá un periodo de discusiones con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para retirar a los miembros de los talibanes que figuren en su lista de sanciones antes del 29 de mayo de 2020, o menos de 30 días después de que los talibanes y el Gobierno de Kabul hayan firmado su hipotético acuerdo bilateral de paz.

Liberación de prisioneros

El acuerdo estipula que "para facilitar las condiciones de un acuerdo político, el Gobierno afgano participará en una conversación con los talibanes, auspiciada por Estados Unidos, para concretar medidas de confianza". Entre ellas se encuentra la "liberación de un importante número de prisioneros por ambas partes".

Aunque todavía no se ha concretado un número oficial, uno de los delegados negociadores de los talibanes, Sher Mohammad Abbas Stanikzai, ha declarado este sábado que "Estados Unidos ha ofrecido garantías para la liberación de 5.000 prisioneros antes del comienzo de las conversaciones de paz con el Gobierno de Afganistán".

Por último, Estados Unidos también ha anunciado que discutirá con el Gobierno afgano la posibilidad de realizar nuevas misiones de adiestramiento a las fuerzas de seguridad afganas, específicamente destinadas para combatir a la sección afgana de la organización yihadista Estado Islámico, Estado Islámico - Jorasán, Al Qaeda y "otros grupos terroristas internacionales".

En este sentido, Washington se declara "prearado para emprender operaciones militares adicionales en Afganistán, con el consentimiento de la república afgana, para interrumpir y degradar" las operaciones de stos grupos, "con pleno respeto a la soberanía de Afganistán" y en concordancia con los acuerdos de seguridad existentes.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
da-yana-maria
A Favor
En Contra

^Pa mi que esto es otra excusa para desplumarnos de los establos creados, como con el brexit en 2016, sólo que aquí se sabía que estaba el bicho hace 2 meses y se han cebado esta semana, porque pasó lo predecible, que iba a aumentar exponencialmente.

Aunque si al final sólo afecta a inmunodeficientes medio desahuciados, qué pega hay respectgo a la gripe normal o a la legionela (miren que no se esté incubando en filtros de climatizadoras de hospitales y hoteles, aviones, barcos, p.e., incubadoras del virus) que igual es mejor quedarse en casita, sobre todo estos con defensas casi nulas.

Y los animales la transmiten, se habló de que si vino de un animal, pero ¿se transmite por animales, como la supuesta gripe A que también quedó en naa? ¿Puede afectar y trasmitirse por el ganado y lo que es peor, mascotas, perros falderos cojoneros, que se cagan y mean en la calle?

Puntuación -2
#1
RG
A Favor
En Contra

Algo así como con el Irán, los acuerdos con los infieles no tienen valor ninguno!. Entonces?.

Puntuación 3
#2