Internacional

China trata de volver a la normalidad tras las vacaciones del Año Nuevo lunar

Imagen: Reuters.

Millones de chinos vuelven hoy a sus puestos de trabajo tras el final de las vacaciones del Año Nuevo lunar en la mayoría del país, aunque algunas ciudades han pospuesto el regreso, en un intento del Gobierno de Pekín de que el retorno sea escalonado para tratar de contener la expansión del nuevo coronavirus.

La reapertura de comercios, instituciones oficiales, bancos y algunas fábricas será el primer intento tímido de China de volver a la normalidad después de casi dos semanas de parálisis por el coronavirus, que ha dejado hasta ahora al menos 361 muertos en China (más uno en Filipinas) y 17.205 infectados.

Ante el rápido avance de la neumonía causada por el coronavirus con origen en la ciudad de Wuhan, el Gobierno decidió la semana pasada ampliar las vacaciones hasta el 2 de febrero, en lugar de hasta el 30 de enero como se habían programado inicialmente, y posponer la apertura de centros escolares hasta nuevo aviso, para fomentar que el regreso de la mayor migración humana del mundo, la del Año Nuevo Chino, sea por fases.

De hecho, en algunas grandes urbes como Shanghái, que es la sede de numerosas multinacionales, las vacaciones se han alargado hasta el día 9, por lo que los ciudadanos no volverán a trabajar hasta el 10, excepto en negocios que afectan a la vida diaria de los ciudadanos como los supermercados, muchos de los cuales no han llegado a cerrar.

En Pekín, sin embargo, las vacaciones ya han acabado aunque muchas empresas han optado por pedir a sus empleados que trabajen desde sus domicilios, ya que quedarse en casa sigue siendo la principal recomendación del Gobierno chino.

En cuanto a las fábricas no hay una normativa clara, pues muchas empresas han decidido parar la producción unos días más mientras que otras, especialmente las de sectores sensibles para la economía china y las que fabrican materiales como mascarillas (necesarias para la contención del virus), ya han vuelto a la actividad.

La Comisión Nacional de Salud pidió este domingo esfuerzos para intensificar la prevención y el control de epidemias y emitió directrices para áreas públicas y transporte público.

Según declaró a la agencia oficial de noticias Xinhua Wang Bin, un funcionario de esa comisión, "a medida que las vacaciones ampliadas del Año Nuevo Lunar de China lleguen a su fin, un gran número de personas volverá a trabajar" por lo que se llevará a cabo un refuerzo de medidas "de desinfección, ventilación y disposición de asientos dispersos para el transporte público".

Los taxis también deberán desinfectarse todos los días antes de acoger clientes.

El funcionario hizo también hincapié en intensificar las medidas de control de la temperatura corporal en áreas públicas, incluidos hoteles, centros comerciales, supermercados y edificios de oficinas, y agregó que las personas que trabajan en estos lugares deben usar mascarillas.

La zona que continuará sin un atisbo de normalidad y paralizada, salvo los negocios imprescindibles para la vida diaria de los ciudadanos, es la provincia de Hubei (centro-este del país) y su capital, Wuhan, el epicentro del foco del nuevo coronavirus, que suma ya diez días de cierre y cuarentena y es donde se están produciendo la mayoría de las muertes y de los contagios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0