Internacional

La Eurocámara veta a la candidata a comisaria de Macron investigada por un caso de fraude

Getty Images.

La Eurocámara ha vetado a la candidata a comisaria de Emmanuel Macron, Sylvie Goulard, tras un segundo examen este jueves ante las Comisiones de Mercado Interior e Industria del Parlamento Europeo.

Goulard está siendo investigada en Francia y por la agencia antifraude comunitaria (OLAF) por el uso de fondos europeos para la contratación ficticia de un asistente cuando era eurodiputada por el partido de centro MoDem, escándalo por el que se vio obligada a dejar su cargo de ministra de Defensa en Francia y a devolver 45.000 euros al Parlamento Europeo.

La candidata ha sido rechazada por 82 votos frente a 29 a su favor y una abstención en una votación conjunta en las Comisiones de Mercado Interior e Industria de la Eurocámara, donde le valía mayoría simple para pasar.

Los grupos del Partido Popular Europeo, Verdes, Izquierda Unitaria Europa, Reformistas y Conservadores, donde está Vox, e Identidad y Democracia --donde están la Liga, Matteo Salvini, y Reagrupación Nacional, de Marine Le Pen--, han rechazado a la candidata, que sólo ha contado con el apoyo pleno de su grupo, los liberales de Renovar Europa, mientras que los Socialistas y Demócratas se han mostrado divididos, según distintas fuentes parlamentarias consultadas.

El veto de la Eurocámara a la candidata de Macron, a falta de que se pronuncie la Conferencia de Presidentes de la Eurocámra, es decir, su presidente David Sassoli y los líderes de los grupos, pone en un serio aprieto a la presidenta electa, Ursula von der Leyen, cuya Comisión no podrá asumir su mandato a partir del 1 de noviembre como estaba previsto.

"Esto es un verdadero problema. Significa que automáticamente la Comisión no podrá echar a andar el 1 de noviembre", ha reconocido a Europa Press fuentes diplomáticas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.