Internacional

El 'hombre volador' francés logra cruzar el Canal de la Mancha sobre su platillo volante

  • Frank Zapata es un inventor de 40 años que se ha hecho muy popular
  • Se trata del segundo intento de atravesar el Canal de la Mancha

El inventor francés Frank Zapata consiguió este domingo atravesar el Canal de la Mancha en una veintena de minutos con su "flyboard", una plataforma volante unipersonal propulsada con cinco pequeños reactores que se alimentan con un depósito de queroseno en su mochila.

Zapata, de 40 años, despegó a las 8.16 horas (6.16 GMT) de la localidad de Sangatte, en el departamento de Pas-de-Calais, y aterrizó veinte minutos más tarde en St. Margaret Bay, ya en Inglaterra, tras atravesar los 35 kilómetros que separan ambas costas. Aún así, el hombre tuvo que hacer un parón en el camino sobre un barco para volver a abastecerse de queroseno.

Esta travesía supuso el segundo intento de Zapata en apenas diez días en cruzar el Canal de la Mancha.

La primera vez, el pasado 25 de julio, la operación falló a causa de las olas que sacudían esa plataforma desde la que debía recibir una manguera para el repostado que precisó que fuera rápidamente recuperado por otra embarcación sin resultar herido.

Aniversario fallido

Entonces, quiso hacerlo el mismo día que se cumplían 110 años desde la primera travesía en avión del Canal de la Mancha, protagonizada por el francés Louis Blériot. Tras el fracaso, tuvo que volver a su taller cerca de Marsella para arreglar el aparato que había sufrido daños en la caída.

Zapata, deportista de alto nivel originario de Marsella, fue campeón mundial y de Europa de "jet-ski" (moto acuática) y ha desarrollado recientemente su "flyboard" con el apoyo del Ejército francés, que podría usar potencialmente la máquina en operaciones especiales en zonas urbanas.

La verdadera puesta de largo de este invento tuvo lugar el pasado 14 de julio durante el tradicional desfile militar de la Fiesta Nacional francesa, cuando realizó un vuelo de demostración espectacular con un fusil en las manos en la plaza de la Concordia hasta tomar tierra junto al presidente francés, Emmanuel Macron.

Su plataforma le permite volar de pie a una velocidad de hasta 190 kilómetros por hora con una autonomía de una decena de minutos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.