Infraestructuras

Saint-Gobain apuesta por la innovación para construir el futuro

  • Ofrecido por Saint-Gobain
  • La mayoría de sus soluciones están diseñadas bajo los principios de sostenibilidad
Sistema de canalización en fundición dúctil de Saint-Gobain PAM.

Como señalan desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), "las infraestructuras deben ser resilientes, capaces de adaptare a nuevas circunstancias y estar orientadas a perdurar en el futuro".

Sobre todo, teniendo en cuenta que para 2050 se espera que en torno a un 85% de la población viva en ciudades. En este sentido, la calidad de las infraestructuras de un país resulta determinante no solo para su crecimiento económico, urbano o tecnológico, sino para la calidad de vida y el bienestar de sus habitantes.

Por ello, compañías como Saint-Gobain se basan en el desarrollo de la innovación para obtener soluciones que permitan construir las ciudades desde el punto de vista de la eficiencia y la rentabilidad. Prueba de ello son sus soluciones completas de canalización de fundición dúctil, donde se engloban  la tubería, accesorios, válvulas, registros y rejillas, que han sido instaladas en más de 500 ciudades en el mundo. Este material base, la fundición dúctil, combina las altas prestaciones del hierro con la resistencia mecánica del acero, logrando la ductilidad y flexibilidad que le aporta el carbono. Unido todo ello al desarrollo innovador tanto en juntas de estanqueidad como en revestimientos activos, es hoy día la mejor opción para transportar agua de manera segura. 

A través de su división PAM, Saint-Gobain produce y comercializa sistemas completos de canalizaciones en fundición dúctil para los mercados de agua potable, riego, saneamiento, aguas regeneradas y edificación. Precisamente, la gestión del agua de manera sostenible es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la sociedad. Se espera que dentro de 30 años la población mundial ronde los 9.000 millones de personas, según Naciones Unidas, al tiempo que la demanda de agua crecería un 55%, principalmente en el sector industrial. Y esto con solo el 0,5% de los recursos hídricos del planeta como agua dulce disponible y aprovechable.

En este contexto, la mayoría de las soluciones que ofrece Saint-Gobain están diseñadas bajo los principios de sostenibilidad y soluciones de alto rendimiento. Destacan a este respecto sus mallas de fibra de vidrio para refuerzo de pavimentos GlasGrid, que retardan el agrietamiento reflectivo en un factor de 2 a 3 veces. Estos sistemas prolongan la vida del pavimento hasta en un 300% al reforzar las capas de pavimento asfáltico.

Alto valor añadido

Saint-Gobain también está presente en los mercados industriales, donde aporta su experiencia en la innovación a través de una amplia gama de materiales de alto rendimiento para aplicaciones exigentes en industrias tan diversas como la automotriz, la aeroespacial, la sanitaria, la seguridad industrial y la alimenticia.

En materia aeronáutica, a través de Saint Gobain Performance Plastics, ofrece una amplia gama de plásticos de alto rendimiento capaces de soportar temperaturas extremas. Asimismo, Saint-Gobain fabrica acristalamientos de alta tecnología; hilos de vidrio utilizados en piezas de aviones compuestos a los que confieren resistencia al impacto y al fuego; o abrasivos aglomerados y revestidos utilizados por los principales fabricantes de motores de aviones como barreras térmicas para proteger zonas críticas en partes calientes del motor.

Por otro lado, también suministra radomos para aviones que protegen la antena de radares meteorológicos y sistemas de comunicación por satélite. Gracias a esto, ahora es posible navegar por Internet y ver la televisión en directo a bordo de los aviones. 

En el campo de la seguridad y protección de las personas y las industrias de la propiedad, el grupo desarrolla productos innovadores en cuanto a equipos de seguridad, basados en materiales cerámicos, plásticos, cristales y acristalamientos.

Por ejemplo, para chalecos antibalas usados como armaduras para vehículos terrestres y aviones. También destaca su gama de trajes de protección química para ocupaciones de alto riesgo. Estos productos son especialmente resistentes a la abrasión y a los pinchazos, garantizan la protección frente a agentes químicos líquidos o gaseosos, así como frente a armas y agentes biológicos.

Precisamente, en el sector salud Saint-Gobain suministra materiales y componentes plásticos de alto rendimiento que se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones médicas críticas. De hecho, la compañía es uno de los principales proveedores mundiales de componentes poliméricos para los mercados farmacéutico, médico y biotecnológico.

REALIZADO POR ECOBRANDS

Este contenido ha sido elaborado por EcoBrands, unidad Branded Content de elEconomista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin