Infraestructuras y Servicios

Cerca de 2,5 millones para renovar la red de abastecimiento de agua de Zaragoza

Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza va a destinar 2,5 millones de euros en 2022 a la renovación y conservación de 4,5 kilómetros de tuberías de la red de abastecimiento de agua, cifra a la que está previsto sumar el año que viene cinco millones y entre ocho o nueve kilómetros de actuación.

Así lo han explicado en rueda de prensa la consejera de Infraestructuras del Consistorio, Patricia Cavero, y el jefe de la Oficina de Viario Público del Ayuntamiento, Jesús Giménez.

Cavero ha indicado que entre los años 2002 y 2008 se realizó un "esfuerzo importante en la renovación de la red y en la mejora de la calidad del agua, pero desde entonces no ha habido prácticamente inversión".

La consejera ha resaltado que el abastecimiento de agua es un "servicio esencial", que la ciudad da a más de 700.000 personas. "Nunca reparamos en lo importante que es hasta que nos falta", ha apuntado.

Asimismo, ha contado que Zaragoza suma cerca de 1.300 kilómetros de esta red de tuberías, posee más una decena de depósitos de almacenamiento y distribución, con agua que llega desde el embalse de Yesa y el Canal Imperial, aunque desde este último "cada vez menos" y con una planta potabilizadora ubicada en el barrio de Casablanca.

También ha mencionado la existencia de casi 200 kilómetros de tuberías arteriales, que distribuyen el agua desde la planta potabilizadora a los depósitos de almacenamiento y a los diferentes sectores de la ciudad y que son de gran tamaño, "algunas llegan a tener más de medio metro diámetro e incluso 1,4 en algunos casos".

Sin embargo, fueron construidas entre los años 1950 y 1970, con materiales "que ahora son obsoletos" y "dan importantes problemas que obligan a cortar el suministro".

Plan especial

Para revertir estas situación, Cavero ha anunciado la puesta en marcha este año de un plan de inversiones específico para renovar esas grandes conducciones para "mejorar la capacidad de respuesta de la red" y "garantizar el suministro en muchas zonas de la ciudad", un actuación que se va a implementar de manera progresiva.

En concreto, en los primeros siete meses del año el área de Infraestructuras ha completado la renovación de grandes conducciones en la carretera de Huesca, el puente del río Gállego y en el barrio de La Almozara.

El jefe de la Oficina de Viario Público del Ayuntamiento, Jesús Giménez, ha detallado, por su parte, que este año, de los 4,5 kilómetros en los que se va a intervenir, 2,6 corresponden a Ecociudad y a tuberías de menor tamaño, y 1,9 al área de Infraestructuras, donde se incluyen esas grandes conducciones.

Actuaciones

La consejera municipal ha enumerado las actuaciones previstas este año, como la finalización en las últimas semanas de la sustitución de una de las dos tuberías arteriales que discurren por debajo del Puente del Río Gállego, en la avenida Cataluña, que estaba fuera de servicio.

De esta forma, queda garantizado el suministro alternativo a toda la zona de Santa Isabel, Movera, Polígono Malpica, Montañana, Peñaflor y otros municipios como Pastriz, ha expuesto Cavero.

También ha concluido ya la renovación de un tramo de 200 metros de la conducción que discurre por la carretera de Huesca y que alimenta a los depósitos de Los Leones y Academia, arteria estratégica para el abastecimiento de San Gregorio, Juslibol, la Academia General Militar y los diferentes polígonos e instalaciones de la carretera de Huesca.

En el segundo semestre del año, van a comenzar dos de las más importantes. En agosto, comienza la modernización del nudo de conexión que discurre por el cruce de Valle de Broto y la avenida San Juan de la Peña. Se trata de una conducción estratégica de medio metro de diámetro que abastece a las dos márgenes de San Juan de la Peña y la Avenida Academia General Militar, así como a las grandes empresas de la zona y polígonos industriales.

Con una inversión de 268.000 euros, la actuación se va a iniciar en agosto aprovechando la reducción del tráfico. Además se sustituirá un ramal de fibrocemento que cruza transversalmente San Juan de la Peña y todos los nudos que conectan las dos tuberías.

Actuación en otoño

Junto a esta obra, en otoño comenzará la renovación de una de las dos grandes tuberías arteriales que salen de los depósitos de Valdespartera, una conducción de 700 milímetros de diámetro que se encuentra cortada debido a los problemas y roturas que presenta.

La obra permitirá sustituirla por una conducción de mayor capacidad y ponerla de nuevo en servicio mejorando la garantía de suministro a Casablanca, polígono Argualas y parte del distrito Universidad.

Cavero ha subrayado que se trata del proyecto de mayor envergadura de los que se van a ejecutar este año por sus características técnicas y por su inversión, cercana a los 600.000 euros. En estos momentos, se está completando el proceso de adjudicación de la obra, que tendrá una duración de seis meses.

Además, se están aprovechando todas las renovaciones integrales de la Operación Calles para sustituir las tuberías del subsuelo. Son conducciones más pequeñas que distribuyen el agua hasta las viviendas. Junto a ellas, se están cambiando también las acometidas particulares.

Tuberías

La red de abastecimiento de agua de Zaragoza está compuesta por una malla de 1.296 kilómetros de tuberías. De ellos, 193 kilómetros corresponden a la red arterial, con conducciones de más de medio metro de diámetro que llevan el agua desde la planta potabilizadora de Casablanca hasta el resto de depósitos o directamente a la red de distribución. Algunas de estas tuberías tienen hasta 1,4 metros de diámetro.

El jefe de la Oficina de Viario Público del Ayuntamiento ha dicho que algunos materiales de los que están hechos estas tuberías son "más conflictos" por el número de roturas por kilómetro y año que sufren y, de esos, ha precisado que quedan pendientes de renovar 270 kilómetros de tuberías de fibrocemento, 61 de hormigón armado y 22 de fundición gris.

Ha precisado que todos estos se sustituyen por fundición dúctil, que es un material más resistente. También ha apuntado que, de media, cada año se producen unas 200 roturas de tuberías, si bien el 80 u 85 por ciento tienen lugar en la red distribución, con tuberías de entre 150 y 300 milímetros de diámetro, que suelen ser de fibrocemento, "un material fácil de reparar en cuando a tiempo", si bien el procedimiento de prevención de riesgos laborales es "muy exhaustivo".

Por su parte, cuando la rotura es de tuberías de hormigón armado, éstas son más "complejas de reparar" ya que poseen una camisa interior de acero y actuar en ellas suele llevar unos días.

Giménez ha sostenido que la renovación de tramos de hormigón armado por función dúctil "es una ventaja y ahorro" ya que el Ayuntamiento "va a tener menos costes de mantenimiento en el futuro y va a prestar mejor servicio a la ciudad".

14 depósitos

El Área de Infraestructuras también gestiona los 14 depósitos de almacenamiento y regulación. Los principales son los situados en la propia planta de Casablanca, que abastecen a Casco Histórico, Centro, Almozara, Las Fuentes, Margen Izquierda del Ebro, parte de Delicias, Carretera de Logroño, Carretera de Castellón e incluso Malpica.

Desde Casablanca se bombea agua a otros tres depósitos estratégicos: Valdespartera, Ecociudad y Canteras --en Torrero--. Los tres están situados a mayor cota de altitud para abastecer al propio barrio de Casablanca, Torrero, San José, Valdefierro, Miralbueno, Oliver, Delicias, Universidad y Romareda y, por encima, de ellos a Valdespartera, Montecanal y Arcosur.

También hay depósitos de regulación intermedios, en la margen derecha del Ebro, en Rosales del Canal, Puerto Venecia, Garrapinillos, y en la margen izquierda, en la Academia, Montañana, Peñaflor y Los Leones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin