Industria

El proyecto de Altri recibe más de 23.000 alegaciones y se prevé que se tramite en 2025

  • La Xunta garantiza que la tramitación ambiental será "superescrupulosa" y reitera que no  saldrá ningún proyecto adelante que no tenga todas las garantías.
La conselleira de Promoción do Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, comparece en el pleno del Parlamento.
Galiciaicon-related

El gobierno gallego ha informado de que el proyecto de la fábrica de fibras textiles de Altri en Palas (Lugo) ha recibido más de 23.000 alegaciones durante el periodo de exposición pública. La conselleira de Economía, María Jesús Lorenzana, ha indicado que en esas alegaciones hay "algunas repetidas" de ciudadanos o entidades, por lo que se dividen en 23 modelos diferentes y se van a examinar cada una de las alegaciones de modo pormenorizado.

En lo tocante a los plazos, el Ejecutivo autonómico prevé que el proceso de tramitación y autorización esté terminado a inicios del próximo año 2025. Lo que sí ha dejado claro que su aprobación está supeditada a superar el trámite ambiental y al cumplimento de la normativa vigente.

Al respecto, garantiza que la tramitación ambiental será "superescrupulosa", por lo que "no saldrá ningún proyecto adelante que no tenga absolutamente todas las garantías", insisten.

Sobre la multitudinaria manifestación del pasado domingo en Palas de Rei (Lugo) en contra del proyecto, la conselleira ha mostrado su "respeto absoluto", pero sostiene que cualquier gobierno tiene la obligación de tramitar un proyecto que supone una inversión de 1.000 millones y 500 puestos directos.

En este sentido, Lorenzana remarcó que es la industria más grande e importante de los últimos 50 años que se está instalando en Galicia. Además, apunta que con este trámite administrativo "poco se va a arreglar" si "al final no tiene viabilidad económica", y recuerda que esa financiación tiene que proceder del Estado, con "el 100% de los fondos Next Generation. Pidió, además, celeridad para presentar la solicitud de ayuda singular a Europa, tal y como ocurrió con otras empresas como ArcelorMittal en Asturias.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud