Industria

Valente Ibérica invertirá 6 millones en una planta de postes de hormigón pretensado en Huesca

  • Los postes fabricados se comercializarán en España, Portugal y Francia
  • La primera fase del proyecto arrancará en la segunda mitad de este año, mientras que la segunda se llevará a cabo entre finales de 2023 y principios de 2024
  • La veintena de empleos generados tendrán carácter indefinido
Zaragoza

El vicepresidente del Ejecutivo aragonés y consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha anunciado hoy la implantación en Velilla de Cinca (Huesca) de una fábrica de postes de hormigón pretensado para alineación de frutales y cubrimientos para invernaderos, que llevará a cabo la empresa italiana Valente Ibérica con una inversión de 6 millones de euros y la creación de hasta 21 puestos de trabajo. El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de inversión de interés autonómico.

Arturo Aliaga ha explicado que esta empresa es "líder en soluciones dedicadas a la moderna y eficiente agricultura de frutales, viñedos e invernaderos", haciendo notar que se instalará en el Bajo Cinca, con un "importante peso" de la agricultura de la fruta, próxima a Lérida. Además, este emplazamiento esta próximo a la zona logística de Fraga y cuenta con un gasoducto y líneas de media tensión cercanas.

Los postes que fabrica Valente Ibérica duran 30 años y sustituirán a los tradicionales de madera, que se estropean por las condiciones meteorológicas. El coste es de 20.000 euros por hectárea.

La intención de la empresa es vender sus productos desde Velilla de Cinca al sur de Francia, Cataluña, Aragón y Portugal, así como el sur de España, que suman 185 millones de hectáreas de cultivos.

Se espera que se produzcan 257.000 de postes de hormigón pretensado al año utilizando unas 2.400 toneladas de cemento, trenza y grava de proveedores locales.

La ejecución del proyecto está prevista en dos fases. La primera arrancará en la segunda mitad de 2022 y se prevén crear 10 puestos de trabajo, mientras que, la segunda, se llevará a cabo entre finales de 2023 y principios de 2024 e incrementará los empleos hasta los 21 y de carácter indefinido.

La iniciativa busca reducir los costes ambientales que actualmente se originan al poder fabricar los materiales más pesados en la zona donde se instalan, evitando así los costes de transporte.

Con la utilización de postes de hormigón, también se podrán reducir la utilización de madera impregnada con sustancias químicas y reducir el impacto medioambiental.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin