Hablemos de futuro. En colaboración con Santander
Hablemos de Futuro

La gestión del talento se confirma como la máxima prioridad para las empresas

  • La inclinación de las compañías por crear una mejor experiencia laboral a sus empleados sobresale como una de las tendencias más destacadas entre los profesionales de recursos humanos
Madrid

La experiencia de los empleados de una empresa puede ayudar a atraer y retener talento. Así lo asegura LinkedIn en un informe reciente elaborado tras encuestar a 7.000 profesionales de 35 países diferentes. A través de su Global Talent Trends 2020, la popular red social profesional da cuenta del interés (cada vez mayor) de las empresas por poner a sus trabajadores en el centro y colaborar con ellos para comprender su punto de vista y ayudarles a evolucionar en su desempeño profesional.

Precisamente, la inclinación de las compañías por crear una mejor experiencia laboral sobresale como una de las tendencias más destacadas del informe mencionado. Y es que un 96% de los profesionales de recursos humanos encuestados confirman la creciente importancia que se está dando a este hecho. En este ámbito, existe margen de mejora por parte de las empresas, tal y como señala LinkedIn, en la compensación y los beneficios ofrecidos a sus trabajadores (ya sea salarial o no), en la simplificación de los procesos administrativos o en la capacitación continua de los empleados.

Otra de las tendencias en relación a la gestión del talento expuestas por la red social tiene que ver con la analítica de personas, que utiliza datos para medir y mejorar las operaciones de recursos humanos y contratación, y que se posiciona como una prioridad de cara a los próximos cinco años para el 73% de las empresas. También con el reclutamiento interno (que ha aumentado un 10% desde 2015). Y es que cubrir vacantes con trabajadores de la propia compañía mejora la retención en un 41%.

"En Santander sabemos que somos tan buenos como lo son nuestros equipos", explica su presidenta, Ana Botín

Por último, LinkedIn señala también como una fuerte tendencia de este año la convivencia en los equipos profesionales de personal de diferentes generaciones. Baby boomers, generación X, millennials, generación Z... Todos ellos pueden convivir en un equipo de trabajo y aportar un conjunto de fortalezas diversas. Además, según el 89% de los profesionales de recursos humanos encuestados en el Global Talent Trends 2020, esto desemboca, finalmente, en un mayor éxito de las empresas.

Santander, excelencia en las condiciones de trabajo

En palabras de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, "en Santander sabemos que somos tan buenos como lo son nuestros equipos".

La compañía ya se posicionó a finales del año pasado como una de las 25 mejores empresas del mundo para trabajar según la revista Fortune en colaboración con el Great Place to Work Institute y acaba de recibir la certificación Top Employers 2020, como el mejor banco para trabajar en España y como la mejor empresa en otros ocho mercados donde el grupo está presente. . 

Esto "es una muestra de nuestro éxito en la gestión de los equipos; de hecho, el 91% de los empleados están orgullosos de trabajar en Santander", explicaba Botín. 

Tal y como afirman desde la propia compañía, Santander cuenta con una estrategia basada en la confianza y una cultura corporativa que fomenta la diversidad y está orientada a los resultados.

Esta política  va encaminada, en última instancia, a la retención del talento. Y precisamente, sobre el talento y cómo gestionarlo versan  varias de las iniciativas adoptadas por la entidad financiera: Workday, una nueva plataforma global para gestionar el talento, que proporciona una visión de las habilidades y competencias de los y las profesionales del Grupo, e involucra a los managers directamente en la gestión y apoyo a sus equipos. 

En esta línea, también se ha implementado el proyecto Strategic Workforce Planning, que permite prever retos y necesidades futuras en la plantilla en cuanto a capacidad y competencias y establecer planes de acción que ayuden a asegurar que cada área cuenta con el talento que necesita.

Por otra parte, la entidad impulsa la iniciativa Young Leaders, un programa de desarrollo profesional dirigido a casi 300 jóvenes que participan en el desarrollo de la estrategia de la compañía aportando perspectivas e ideas innovadoras.

Banco Santander, además, incrementó el año pasado su apuesta por la formación, invirtiendo en este campo 102,6 millones de euros (522,3 euros por empleado). Por ejemplo y tal y como se recoge en su Informe Anual de 2019, a través del programa Dojo, "se aborda el reto transformacional de aprendizaje y desarrollo del Grupo en cuatro dimensiones (tecnología, contenido, modelo operativo y datos), interconectando los ecosistemas de aprendizaje que existen actualmente en las distintas empresas del Grupo. Esto permitirá acelerar el proceso de mejora y actualización de las competencias de nuestro equipo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint