Franquicias

El capital riesgo flirtea con la franquicia

  • Tabernas y panaderías con degustación, los sectores objetivos
Local de Café & Tapas, integrado en la Compañía de Trópico.

La hostelería española y la franquicia han empezado a conquistar al capital riesgo que, tras varios años de sequía en sus operaciones, parece haber encontrado un nuevo filón con el que crecer. A la operación que el verano pasado protagonizó la filial europea del fondo de capital riesgo HIG, por la que se hizo con las cadenas Panaria -que ya había comprado Charlotte- y el grupo de Café & Té, se une ahora la adquisición de Nazca Capital de la cadena de panaderías Santagloria -con las marcas Santagloria, El Molí Vell y L'Obrador- y la de Taberna del Volapié. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Franquicias y Emprendedores

Una operación en la que la gestora de fondos de capital riesgo no ha estado sola. Y es que en esta adquisición, de la que Nazca se queda con el 90%, también ha entrado en escena FoodBox, la sociedad que se ha quedado con el 10% restante y en cuya cúpula directiva se encuentran tres directivos vinculados al mundo de la restauración colectiva y la franquicia.

Se trata de Carlos Pérez Tenorio, ex de Restalia -matriz de 100 Montaditos, La Sureña y The Good Burger-; Augusto Méndez de Lugo, ex del Grupo Sigla (Vips y Ginos) y Burger King, donde también trabajó el tercer asociado de FoodBox, Raimundo Jiménez Alba. En concreto, el que fuera responsable de Restalia en Estados Unidos es el presidente de esta corporación, mientras que Méndez de Lugo es el director general y Jiménez Alba, el director financiero de la misma.

Quiere ser líder en España

Según las fuentes próximas a esta operación consultadas por elEconomista Franquicias y Emprendedores, la operación llevada a cabo por FoodBox y Nazca podría incorporar nuevas enseñas en el corto plazo. Y es que su objetivo es que este nuevo grupo multimarca sea uno de los líderes de la restauración en España.

Para ello, los socios pretenden ejecutar un plan de crecimiento basado en el desarrollo orgánico con nuevas aperturas, hasta alcanzar los 350 establecimientos con las marcas actuales. A día de hoy, Santagloria cuenta con más de 50 tiendas -en algunas de ellas bajo los rótulos El Molí Vell y L'Obrador-, mientras que Taberna del Volapié tiene un total de 40 tabernas operativas en todo el territorio nacional.

Con todos esos locales, los socios de FoodBox estiman cerrar el año 2015 con unas ventas de 35 millones de euros. Una cantidad que, indican las mismas fuentes, podría verse incrementada si se suman al grupo las enseñas con las que actualmente están en negociaciones.

Independientemente de que sea o no así, lo cierto es que la unión de Taberna del Volapié con las marcas de las panaderías Santagloria recuerda a la operación que el pasado verano protagonizaron las enseñas de Café & Té -con sus respectivas marcas- y Panaria -que ya había comprado los locales de Charlotte-.

Tabernas y panaderías

Una operación que al igual que la de ahora tuvo a un capital riesgo como protagonista -el fondo HIG y más concretamente su filial europea- y como la de ahora también estuvo centrada en los segmentos de las tabernas -en ese caso, ese papel lo desempeñó Café & Té y sus marcas- y de las panaderías con degustación (Panaria).

De aquella unión nació Compañía del Trópico, cuyo consejero delegado es Antonio Pérez, creador de Panaria y antiguo dueño de una compañía interproveedora de Mercadona en la Comunidad Valenciana.

Tras siete meses de rodaje, Compañía del Trópico ha anunciado que, a lo largo de 2015 ampliará su plantilla en cerca de 500 personas para alcanzar los 1.500 empleados a finales del ejercicio. De ese total, sus establecimientos propios generarán cerca de 150 nuevos puestos de trabajo, mientras que otros 320 vendrán de la mano de las franquicias.

Las primeras contrataciones, según ha explicado Antonio Pérez, consejero delegado del grupo, ya han tenido lugar en las provincias de Alicante, Castellón, Málaga, Mallorca, Sevilla, Tenerife y Valencia, donde la compañía ya ha inaugurado 14 establecimientos en lo que va de año.

Según Pérez, la compañía ha realizado en este tiempo una inversión adicional de 1,2 millones de euros en potenciar la división de restaurantes del grupo, renovar la imagen de 40 locales de la marca Café & Té e implementar un completo plan de formación para sus empleados.

Compañía del Trópico cuenta con 260 establecimientos -96 cafeterías Café & Té, 19 restaurantes Café & Tapas, 60 unidades de Panaria, 45 de Charlotte Café y siete establecimientos de la marca Bocados Café, entre otros-. En 2014 facturó 50,5 millones de euros y prevé concluir el ejercicio con cerca de 300 unidades operativas.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin