Pymes y Emprendedores

El 67% de trabajadores tiene problemas para conciliar el trabajo con la vida personal

Madrid

Dos de cada tres trabajadores en España declaran que, con más frecuencia de la que desean, tienen problemas para concilar su jornada laboral con la vida personal o familiar. Un porcentaje que es aún mayor cuando la persona consultada es mujer y madre.

Es una de las principales conclusiones del informe elaborado por Adecco, compañía de recursos hubamos, elaborado para conocer la situación real de cara a la conciliación y saber si las empresas ofrecen medidas encaminadas a favorecerla, coincidiendo con el Día Nacional de la Conciliación y la Corresponsabilidad.

Asimismo, si estas respuestas se contrastan además con datos oficiales como los que señalan que el 95 por ciento de los trabajadores que mantienen una jornada laboral parcial para poder atender a familiares son mujeres, se confirma que el problema de la conciliación y la corresponsabilidad sigue penalizando más a las trabajadoras que a los trabajadores.

De esta forma, tan solo un 27,4 por ciento reconoce estar acogido a algún tipo de medida de conciliación dentro de su empresa.

Flexibilidad horaria

De los que sí se acogen a medidas de conciliación, la mayoría disfruta sobre todo de flexibilidad horaria a la hora de entrar o salir del puesto de trabajo -42 por ciento-, disfrutar de días de libre disposición o de asuntos propios (además de las vacaciones) para temas personales y el uso de permisos especiales para acompañar a familiares a visitas médicas.

A nivel general, la conciliación está mejor valorada que otros muchos aspectos relacionados con un puesto de trabajo, como puede ser el ambiente laboral, el salario o los beneficios sociales. Cuando los encuestados han valorado del 1 al 10 estos factores, disponer de un buen horario de trabajo y/o medidas de conciliación ha obtenido 8,53 puntos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.