Pymes y Emprendedores

El 8% de las tiendas online de España no cuenta con un protocolo seguro

  • La mitad de empresas ni siquiera lo incluye en la pasarela de pago
Imagen de Dreamstime
Madrid

Conscientes de los peligros que entraña operar por Internet y la preocupación que esto supone para los usuarios, las tiendas online españolas cuentan cada vez con mayores medidas de seguridad. La mayoría está adoptando las medidas necesarias para asegurar una experiencia de compra segura para el consumidor.

Pese a todo, todavía hay un 8 por ciento de las tiendas españolas que no cuenta con un protocolo seguro 'https' (siglas de 'Hyper Text Transfer Protocol Secure') en su web, según un estudio elaborado por el comparador de precios online idealo.es.

Además, el informe refleja que la mitad de ellas ni siquiera cuenta con este protocolo tan necesario en la pasarela de pago.

Protocolo seguro

Este protocolo nació ante la necesidad de incrementar la seguridad del protocolo http, el cual utilizan los navegadores para comunicarse con los servidores web, permitiendo al usuario visitar todo tipo de páginas sin ofrecer una experiencia de usuario del todo segura y se ha convertido en uno de los principales aspectos a tener en cuenta para navegar de forma segura.

"La seguridad a la hora de comprar por Internet es esencial; el usuario debe confiar en sus marketplaces y tiendas e-commerce", asegura también Adrián Amorín, cuntry manager de idealo.es.

"A pesar de que la mayor parte de las tiendas online españolas son bastante seguras, es necesario que los consumidores tomen conciencia sobre los peligros a los que pueden exponerse al comprar en la Red", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.