Pymes y Emprendedores

La inseguridad en la deducción fiscal perjudica a los autónomos

  • Denuncian que no puede desgravarse los gastos inherentes al domicilio
Imagen: Dreamstime.

El 11 de octubre de 2017 se aprobó, en el Congreso de los Diputados, la Ley de Medidas Urgentes al Trabajo Autónomo que contemplaba novedades importantes relacionadas con la conciliación, deducciones fiscales, la ampliación de la tarifa plana de 50 euros al año, o la posibilidad de cambiar hasta cuatro veces al año la base de cotización para adecuarla a los ingresos.

Más de un año después de la entrada en vigor de esta ley, los autónomos denuncian inseguridades fiscales que frenan su actividad, en concreto, en lo que se refiere a adelantar el IVA antes de cobrar facturas, la imposibilidad de deducirse gastos de manutención y gastos inherentes al domicilio según señalan desde las grandes asociaciones de autónomos, ATA y Upta.

La Ley de Reformas Urgentes para el Trabajo Autónomo pretendía aclarar cómo y en qué medida podrían aplicarse estas deducciones: se limita al máximo del 30% el porcentaje deducible del consumo que tendrá que calcularse, además, sobre la proporción que se destine al ejercicio de la profesión.

Si un autónomo tiene una vivienda de 80 metros cuadrados y destina 15 para trabajar, será sobre el porcentaje que suponga esta última respecto al total de la vivienda (18,75 metros) sobre la que podrá desgravarse el 30% de los gastos totales de suministros. El resultado es de apenas un 5,63%.

Propuestas de ATA y Upta

En referencia a los gastos inherentes al domicilio, desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), proponen aumentar en un 20% la proporción de la superficie sobre la que pueda deducirse el autónomo, pasando del 30% actual al 50%. Precisamente, ésta es también la línea de la enmienda que, a este respecto, Ciudadanos planteó el pasado mes de octubre en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (Upta) defienden que se aplique un porcentaje fijo del 30% sobre el total de las facturas de agua, luz, gas, telefonía e Internet. Según declara el presidente de Upta, Eduardo Abad, "han perdido el 21% en cuanto a las deducciones en gastos inherentes en el domicilio. De cada 100 euros de gastos, antes se podía deducir 30 euros como máximo y ahora solo 9 euros".

Según una encuesta elaborada por Upta e Infoautónomos, la gran mayoría de los autónomos no pueden deducirse los gastos por las trabas que impone Hacienda a nivel fiscal. Y es que, aunque hay un alto porcentaje de profesionales por cuenta propia que trabajan desde casa, y que utilizan su propio vehículo para desempeñar su actividad, estos no pueden poner en la práctica sus deducciones.

"El 58,8% de los encuestados trabaja desde su casa, el 43% tiene vivienda en alquiler, mientras el 15% la tiene en propiedad; sólo el 9,4% tiene un local arrendado específico para el trabajo y el 4% no tiene un lugar declarado propio", explican.

Respecto a la manutención, facilitar los requisitos de acceso a las deducciones por gastos de manutención -medida que también se incorporó en la Ley de Reformas Urgentes- será otra de las cuestiones sobre las que Hacienda tendrá que pronunciarse. Según denuncia el presidente de Upta, "la mayoría de los autónomos que tienen derecho a deducirse los gastos de manutención, no lo hace por la confusión con la que se redactó la norma legal y la interpretación restrictiva que parece hacer la Agencia Tributaria de la misma".

Tal y como manifiesta Abad, el autónomo debería presentar un libro de visitas que justifiquen comidas para poder deducirse esos gastos. "La factura y el pago telemático debería ser suficiente porque así se le pide a una empresa. Hay inseguridad jurídica y los asesores fiscales lo que están haciendo es desaconsejar deducirse esos gastos", aclara.

En este sentido, desde Upta denuncian la brecha fiscal existente entre trabajadores autónomos y las sociedades. "Porque siempre se pone en duda a los autónomos sobre la deducción que puedan hacer y a las empresas se les deja gastar hasta un 1% del volumen de negocio en comidas sin necesidad de justificarlo con más allá que una factura", subraya Abad.

Por el contrario, desde ATA rechazan este argumento, ya que según declaraciones de su vicepresidenta, Celia Ferrero, "la redacción se planteó en base a criterios genéricos y amplios con un objetivo, que llegase al máximo número de autónomos posible". Al mismo tiempo, es difícil que Hacienda haya podido poner ninguna traba aún a los autónomos por este tema, ya que todavía no han podido presentar sus deducciones por dietas en el IRPF.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Lo de las ayudas para que la gente emprenda es una de las mayores estafas publicitarias de las distintas administraciones de este país.

Ni ayudan ni nada. Todos son piedras y zancadillas en el camino. Y una de las que mas zancadillas pone es la Agencia Tributaria.

Las deducciones que permiten de los gastos de consumos si trabajas en tu domicilio son de risa, o de estafa yo los llamaría.

Vamos a ver "querida Agencia Tributaria". Las cuentas que hacen ustedes de deducibilidad de los consumos de un autónomo que trabaja en su casa son de risa.

Ni siquiera se han preocupado en pensar, que eso es demasiado pedir; y si lo han hecho a sido "barriendo para casa".

Si un autónomo trabaja en casa, durante su estancia en la misma tienen unos consumos (agua, electricidad, gas calefacción etc...) que no tendría si trabajara en otro sitio. Cuando uno sale habitualmente de casa para irse a trabajar apaga luces y corta calefacción, tampoco se deja los grifos abiertos. Pues bien, para la Agencia Tributaria los consumos parece que son lineales. Desprecia los mayores consumos que se dan cuando trabajas en casa y considera que gastas lo mismo cuando trabajas en ella que cuando estas durmiendo, al no hacer ningún tipo de discriminación en los mismos.

Pero bueno. Ya sabemos como se las gasta la Agencia Tributaria con los pequeños autónomos, que sabe que pocos de ellos vana a reclamar sus abusos y por tanto se ceba en este tipo de colectivos

Individualmente no sacan mucho dinero; pero son muchos a los que hacen comprobaciones rutinarias aplicándoles una interpretación supe restrictiva de los gastos (con alegar que no hay correlación con los ingresos les es suficiente para traspasarle al autónomo el problema -como si todos los gastos que uno hace siempre pudieran llevar aparejado un ingreso-).

Así que mi consejo es que intentéis haceros funcionarios. Porque en este país son los únicos con "patente de corso". No os dejéis llevar por la publicidad vende burras de que es bueno emprender. Te ahorrarás un montón de dolores de cabeza.

Puntuación 4
#1