Pymes y Emprendedores

Tres exempleados de Google triunfan en España con su empresa de publicidad

Toni Fernández, Daniel Quiles y Gerard Hoogeveen son tres jóvenes extrabajadores de Google que decidieron abandonar el gigante de Internet para montar su propio negocio en España, con el que triunfan gracias a una cultura de empresa inspirada en la multinacional californiana.

Estos tres emprendedores tenían un trabajo estable en una de las empresas mejor valoradas del mundo, con un buen salario y unas condiciones laborales envidiables para la mayoría de empleados de otras compañías.

Aún así, cada uno por su cuenta, porque aún no se conocían, decidieron abandonar la zona de confort y emprender una aventura en solitario que les llevó, en 2014, a fundar Digital Menta, una pequeña firma de publicidad en Internet que tiene actualmente sedes en Valencia y Barcelona y que prevé alcanzar el próximo año el millón de euros de facturación.

Los tres socios guardan buenos recuerdos de su paso por Google y reconocen que han trasladado a su pequeña empresa la cultura de la multinacional, basada en el buen ambiente de trabajo, pero también en la exigencia y la responsabilidad.

"Google es una de las mejores empresas en las que uno puede trabajar, pero nosotros somos culos inquietos y decidimos emprender haciendo lo que mejor sabíamos hacer: vender publicidad", explica el valenciano Toni Fernández, consejero delegado de Digital Menta, en una entrevista con Efe.

Fernández, que trabajó para Google en Bogotá (Colombia), asegura que las instalaciones de la multinacional son "espectaculares" y diferentes en cada país. En su caso, tenían un espacio para hacer deporte, una sala de tenis de mesa, una gran televisión para ver partidos de fútbol, clases de yoga, "las mejores máquinas de café", comida gratis y de calidad...

"Realmente te miman y te puedes llegar a convertir en un niño un poco mimado", bromea Fernández, que destaca no obstante que Google "exige mucho" a sus empleados y que no en pocas ocasiones se producen despidos de personal que no cumple con los objetivos de venta.

Con este bagaje, Fernández, el también valenciano Daniel Quiles y Gerard Hoogeveen, catalán de padres holandeses, decidieron importar lo mejor de Google a su nueva empresa. "Intentamos aplicar lo que hemos vivido, pero no siempre es tan sencillo", comenta el directivo.

En Digital Menta, por ejemplo, los espacios son abiertos, sin jerarquías, existe una sala de juego "para evadirte un poco del trabajo" -lo que en Google llaman 'pausa activa'-, hay café y agua gratis para la plantilla, los horarios son flexibles y hay "cierta libertad" a la hora de coger las vacaciones.

"En el tema sueldos estamos limitados por la generación de ingresos, pero intentamos pagar mejor que las empresas de nuestro entorno. Y si tenemos un becario, le pagamos", subraya Fernández, que considera que "cuidar al empleado", propiciar un ambiente colaborativo y ofrecer buenas remuneraciones" son claves para que la plantilla trabaje contenta y "con más ganas".

Digital Menta cuenta por ahora con trece trabajadores, aunque su intención es fichar a otras dos personas a principios del próximo año.

Tras facturar 300.000 euros en 2015, la compañía prevé cerrar el presente ejercicio con unas ventas de medio millón de euros, una cifra que los tres socios esperan duplicar de cara a 2017.

La firma tiene actualmente oficinas en Barcelona y Valencia y cliente en países como España, Puerto Rico, Colombia, Argentina o Estados Unidos. Sus planes a corto plazo pasan por abrir el próximo año una tercera oficina en Madrid y desarrollar su negocio en Latinoamérica, dado el gran potencial de crecimiento que ofrece este mercado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado