Pymes y Emprendedores

Los autónomos no se creen la reforma fiscal y el 50% sigue sin cobrar al día

  • El ICO deniega la mitad de las peticiones de crédito de autoempleados
Cristobal Montoro. Imagen: Archivo.

La reforma fiscal de Montoro no convence a los autónomos que, pese a mejorar sus expectativas de negocio para 2015, siguen denunciando la alta morosidad pública y privada y la falta de crédito como los problemas más graves que amenazan su actividad, el empleo y la supervivencia del negocio.

Los datos del último barómetro que elabora la Federación de Autónomos ATA, muestra que sólo un 40,2 por ciento de los autónomos considera positiva la reforma fiscal que incluye una rebaja de retenciones del IRPF, mientras que un 39,8 por ciento se muestra escéptico y considera que no reportará beneficios para los autoempleados. Escepticismo al que se suma otro 20 por ciento, que opta por no pronunciarse hasta comprobar los efectos reales del cambio tributario.

En relación con la morosidad, uno de cada dos autónomos, el 49,4 por ciento, denuncia que sigue padeciendo retrasos en los pagos, porcentaje que sin embargo es inferior al 60,5 por ciento que declaraban problemas de demoras hace un año.

Sí se observa una cierta mejoría en lo que respecta al tiempo de demora en el cobro de las facturas pendientes, ya que sólo un 22 por ciento de los autoempleados tarda más de seis meses en cobrar sus facturas, cuando en diciembre de 2013 ascendían al 32,3 por ciento. Además, el 44 por ciento de los autónomos afirma que cobra sus facturas en un plazo entre 60 y 90 días. mientras que otro 8,1 por ciento tarda más de un año en cobrar.

Junto a la morosidad la otra gran asignatura pendiente para los autónomos sigue siendo la carestía del crédito, como demuestra que, pese a las necesidades de financiación del colectivo, sólo uno de cada tres, el 32,7 por ciento, manifiesta haber acudido a una entidad financiera para solicitar un crédito. Frente a ellos, un 66,8 por ciento, cansados de obtener la negativa por respuesta, confiesa que ha desistido de acudir a los bancos.

Sí mejora levemente la tasa de quienes han obtenido el crédito solicitado, que se eleva al 53,7 por ciento de los demandantes. En el 45,4 por ciento de las solicitudes de crédito no supera los 18.000 euros.

En el caso de las lineas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), únicamente el 31,2 por ciento de los autónomos ha pedido un crédito a la agencia financiera del Estado, y de ellos a uno de cada dos, el 49,5 por ciento se les ha denegado la financiación.

Trabas administrativas

También es muy crítico el colectivo de los autónomos con las trabas administrativas que les ponen las distintas Administraciones, y el 50,6 por ciento denuncia que en el último año no se ha producido ningún tipo de eliminación de dichas trabas y los problemas y papeleos que tienen que llevar a cabo siguen estando latentes.

Por lo que respecta a la situación económica del país el 66,4 por ciento estima que ha mejorado en 2014 y seguirá mejorando en 2015. Además, cuatro de cada diez, el 41,6 por ciento se muestra convencido de que su negocio crecerá durante el próximo ejercicio.

También mejoran las expectativas respecto al empleo ya que el 33,4 por ciento declara haber contratado al menos un trabajador en el año que termina y un el 35 por ciento prevé hacerlo en el que empieza.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

Esto lo comentaba al inicio de la legislatura popular, y postulaba por hacer que la factura, al tener una parte tributaria(IVA)a pagar por el consumidor, en caso de incumplimiento del pago a fecha vencimiento, pasase al cobro del tributo directamente por la Agencia Tributaria. Ahi es donde la inspeccion fiscal deberia dar caña de la buena, haciendo que dicho IVA no pagado, fuese recaudado via ejecutiva. Es sencillo de hacer, simplemente modificando un par de articulos de la legislacion, los cuales son un autentico nudo georgiano que permite, a dia de hoy, que una factura impagada, sea un efecto contable con grandes posibilidades de cobro real imposible. Hicieron un fiasco, a mi entender , de aquello del iva que no hacia falta pagar si no habias cobrado la factura, pero el tiempo, al final, pone las cosas en su sitio, y cuando se comete un error, lo suyo es enmendarlo. Aun hay tiempo, modificacion tributaria YA, y veran como la economia se dispara con tan solo hacer que un caradura que no paga una factura en plazo acordado, sea tirado de las orejas por Hacienda por no pagar el IVA de dicha fatura y aparezca como moroso publicamente en internet, avisando a otros (cosa habitual entre los vecinos de un pueblo que avisan de quien es mal pagador, para evitar que no les dejen nada a deber por incautos). Por Dios, que no pagar una factura deje de ser frustacion por no poder cobrarla sin tener que meterte en pleitos legales!

Puntuación 3
#1