Pymes y Emprendedores

Second Life amplía su oferta: la universidad se cuela en el mundo virtual

Sede de IL3 en Second Life.

Las posibilidades del mundo virtual son infinitas y las noticias relacionadas con él no dejan de sorprender. Hemos asistido a mítines electorales e incluso a actos de violencia callejera. Hemos aprendido cómo montar nuestra propia empresa y lucrarnos con ella, siguiendo los pasos de gurús como Amancio Ortega. También conocemos al dedillo el perfil del usuario medio español que, contra lo esperado, tiene más de 30 años...

A partir de ahora, a la larga lista de actividades a realizar en Second Life habrá que añadir la de ir a clase. Desde el próximo mes de julio, el Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona (IL3) impartirá cursos a través del soporte cibernético. Para arrancar esta iniciativa, una de las primeras de este tipo en el mundo virtual, el IL3 dictará el programa Second Life y nuevas tendencias en aprendizaje, con el que el alumno se pondrá en contacto con el nuevo entorno, explorando sus posibilidades y su funcionamiento.

Aulas virtuales como punto de encuentro

Para llevar a cabo este proyecto, el IL3 no ha reparado en gastos. Ha creado una sede de más de 1.000 metros cuadrados que pretenden convertir en un punto de encuentro para los usuarios, donde puedan interactuar y debatir los temas tratados en el curso. Sus aulas dan la oportunidad de asistir a clases virtuales, entrenamientos con role playing, simulaciones de situaciones con riesgo para el ser humano y visualización mediante modelos 3D de conceptos complejos.

El curso Second Life y nuevas tendencias en aprendizaje ha sido desarollado por el IL3 Serious Games Lab, un departamento dedicado a adaptar las metodologías de formación a nuevas generaciones, así como ofrecer programas formativos para empresas y soluciones que impacten y produzcan cambios en las personas y en las organizaciones.

El funcionamiento

El método ideado por el IL3 varía, dependiendo si se dirige a usuarios individuales o a empresas. En el primer caso, utiliza los juegos como herramienta de aprendizaje y sigue cuatro líneas básicas: el diseño y producción de juegos y videojuegos; la formación con el uso de éstos -habilidades directivas, estrategia, creatividad, marketing y clientes...-; la organización de eventos relacionados con la producción de serious games, y la participación en proyectos de formación, desarrollo e investigación a nivel internacional.

En cuanto a las compañías, el IL3 Serious Games Lab diseña y produce simuladores empresariales para favorecer un entrenamiento efectivo, a partir de recrear entornos reales. También licencia productos ya desarrollados y los incorpora en formación corporativa y en abierto: business games genéricos para programas en dirección de empresas, o simuladores específicos para prevención de riesgos laborales, banca y salud.

En estos casos se trabajan situaciones reales en escenarios concretos, aprendiendo a priorizar, tomar decisiones y descubrir los principios básicos que nos guían en el momento de tomarlas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin