Pymes y Emprendedores

La última revolución en la empresa: Payflow permite que los trabajadores cobren cuando quieran

  • El coronavirus ha sido el detonante para la aparición de este tipo de herramientas
  • Payflow dota al trabajador de mayor tranquilidad financiera
Avinash Sukhwani y Benoit Menardo, creadores de Payflow. Payflow
Madrid

Avinash Sukhwani y Benoit Menardo se conocieron trabajando en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) hace ya más de diez años. Dicha relación fue fortaleciéndose con el paso de los años con trayectorias profesionales que se desarrollaron en una misma dirección, primero en el mundo de la consultoría y luego como emprendedores de éxito en diversos proyectos. Durante su etapa en Estados Unidos percibieron algo que les llamó mucho la atención: Allí, los trabajadores tenían un mayor acceso a cobrar su salario más de una vez al mes. Con el paso de los años, vieron que este modelo de 'cobro bajo demanda' también había cruzado el charco y se expandía poco a poco en Europa. Y así nació Payflow.

Payflow es una startup española que ha desarrollado una solución propia que permite a los trabajadores cobrar cuando lo necesiten en tiempo real con un solo clic. El empleado puede cobrar en cualquier momento la parte generada hasta ese mismo instante en el mes. De esta forma, si se tiene un salario de 1.000 euros mensuales, el día 15, ya puede cobrar los 500€ que le corresponden a la mitad de su nómina.

"Vimos mucho potencial para extenderlo por España. Un país que tiene un ecosistema de startups bastante desarrollado y mucho talento con el que trabajar. De hecho, hemos formado un equipo estupendo, con 15 nacionalidades distintas, y que han trabajado para grandes empresas como Rocket Internet, BCG, Bain, Michael Page, Oracle, eBay y Uber", señalan los fundadores.

Sobre el potencial en España, señalan que en este instante son el único proveedor, ya que cuentan con "una plataforma completa en la que se desarrollan las tres claves del bienestar financiero: liquidez, aprendizaje y ahorro".

Trabajan con cualquier empresa, sea el sector que sea, y en un año desde su fundación, han introducido sus servicios en más de 100 empresas; algunas de la talla de Grosso Napoletano, Scalpers, Camper, Isdin, The Power MBA, Manolo Bakes, Fever, Sibuya, Five Guys, Aquaservice o Coviran.

La pandemia, aceleradora de cambios

Fue en marzo del pasado año, en pleno confinamiento, cuando Payflow echó a andar, a pesar de las dificultades sociales, económicas y empresariales, "El mayor reto al que nos enfrentamos, sobre todo al principio, fue entender cómo acercarnos a los departamentos de Recursos Humanos de las distintas empresas", destacan y profundizan en que "los primeros meses de pandemia fueron unos meses de muchísimo trabajo, porque muchos profesionales tuvieron que adaptarse a una digitalización y empezar a usar herramientas completamente nuevas para ellos".

Aunque la digitalización era un proceso inevitable, el Coronavirus ha sido el detonante para que su evolución sea mucho más veloz. Las empresas se han abierto a nuevas propuestas y modelos, sobre todo en el sector de los Recursos Humanos, con herramientas innovadoras y disruptivas, de reclutamiento, gestión de nóminas, etc.

Un aspecto que, para Avinash y Benoit, ha sido "una ventaja". "La adopción obligada e inminente de tecnología que se vivió a raíz de la pandemia supuso para nosotros una ventaja. La pandemia ha dado pie a la digitalización de la gestión de personas, y hay todo un ecosistema, del que formamos parte, que se ha creado para ayudar a las empresas en este aspecto".

Cobrar cuando quieras, mayor tranquilidad financiera

El cambio social que afrontamos también ha cuestionado el sistema de prioridades de cualquier persona, y el ámbito laboral no se iba a quedar atrás. En este sentido, Payflow aporta un valor diferencial en el mercado dado que una mayor flexibilidad a la hora de cobrar tu salario es más útil y dota al trabajador de mayor tranquilidad financiera.

"Ya no es suficiente que una empresa te ofrezca un contrato indefinido para que te quedes, por lo que el departamento de gestión de talento ha vivido un cambio enorme estos últimos años. Y es allí donde aportamos valor a la empresa porque mejoramos la experiencia del empleado. Todo lo que sea bueno para el empleado, es bueno para la empresa. Un beneficio social como el nuestro ayuda a atraer y retener talento, reduce la rotación, promueve la motivación y mejora la productividad entre muchos otros factores", aseguran.

Un camino que está siendo muy fructífero y que, para Avinash y Benoit se encuentra en la línea de salida tras conseguir 2 millones de euros de financiación en plena pandemia. "Nuestro primer objetivo es conquistar el mercado español este año. Queremos convertirnos en el claro líder de mercado y por eso estamos constantemente trabajando para dar un servicio excelente y personalizado y para encontrar formas de mejorar nuestro servicio para que se adapte, cada vez más, a las necesidades tanto de las empresas como de nuestros usuarios".

Aunque no se cierran únicamente al mercado español, ya que tienen proyectos de expansión internacional por Latinoamérica y el sur de Europa. Por el momento cuentan con decenas de miles de usuarios en su plataforma a través de los acuerdos con sus más de 100 clientes, pero esperan multiplicarlos y que millones de personas se beneficien de esta flexibilidad en sus nóminas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.