Pymes y Emprendedores

Sólo dos de cada diez trabajadores tienen permiso de su empresa para teletrabajar

  • Dos de cada tres quieren instaurar esta modalidad en sus compañías
Madrid

Sólo dos de cada diez trabajadores pueden teletrabajar en su empresa, según un estudio de Infojobs con motivo del Día Internacional del Teletrabajo, que se celebra el próximo lunes.

En el 58% de los casos el teletrabajo sólo se permite en ocasiones puntuales, pues no es una modalidad instaurada de manera regular en la empresa.

En el lado opuesto, el 21% de los trabajadores asegura que pueden teletrabajar tres o más días a la semana, mientras que el 11% tiene permitido un día de teletrabjo a la semana y el 10% puede disfrutar de dos días.

Deseo de los trabajadores

Entre los empleados que no tienen la posibilidad de teletrabajar, dos de cada tres se muestra a favor de instaurar esta modalidad de trabajo en sus empresas.

Sobre el tipo de jornada de teletrabajo que desearían tener, la mayoría (el 41%) afirmó que le gustaría poder teletrabajar en ocasiones puntuales cuando tuvieran la necesidad. En cambio, un 26% desearía poder teletrabajar tres o más veces a la semana, el 20% poder hacerlo un par de días a la semana y un 13% estaría satisfecho con poder teletrabajar un día.

Infojobs ha destacado que el teletrabajo ahorra costes a las empresas; favorece la motivación de los trabajadores y la conciliación entre su vida familiar y laboral; ayuda a las empresas a retener plantilla; reduce las bajas por enfermedad, y ahorra tiempo en desplazamientos, con lo que también se ahorra energía y se reduce la contaminación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.