Pymes y Emprendedores

Abrir un negocio en España supone un coste medio de 85.800 euros

  • La principal fuente de financiación son los ahorros personales
Madrid

El 87,9 por ciento de la población española involucrada en negocios nacientes requirió invertir un mínimo de capital inicial o semilla, según el último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM?) España 2018-2019. En términos medios, el capital semilla requerido fue de 85.804 euros en 2018, frente a los 93.0552 euros en 2017.

No obstante, tal y como se señala en el informe, las necesidades de financiación por parte de quienes hicieron una inversión fueron muy heterogéneas, ya que el capital semilla requerido varió desde los 100 euros hasta los 12 millones de euros. Asimismo, al menos el 50 por ciento necesitó no más de 20.000 euros para arrancar su negocio y la cantidad de capital semilla más común fue de 50.000 euros.

Tipos de financiación

Conseguir financiación a través de canales tradicionales como los bancos resulta especialmente difícil cuando se está empezando un negocio, ya que, por lo general, durante las fases más tempranas del proceso emprendedor aún no se han generado suficientes ingresos para validar el modelo de negocio ni se cuenta con suficientes activos.

Sin embargo, en cuanto al origen de capital semilla requerido, la principal fuente de financiación de la población emprendedora naciente en 2018 continúan siendo los ahorros personales o capital propio. El porcentaje medio de capital inicial que fue cubierto con ahorros personales representó el 60,4 por ciento del total requerido.

La segunda fuente de capital semilla más empleada fue la financiación por parte de las instituciones financieras, que representó una media del 18,2 por ciento; mientras que, en tercer lugar, el capital semilla proveniente de familiares representó una media del 7,6 por ciento.

Por último, se encuentran otras prácticas menos utilizadas. Apenas el 5,2 por ciento del capital semilla que necesitó la población involucrada en negocios nacientes provino, en promedio, de inversores especializados como los business angels; el 4,2 por ciento de programas públicos como subvenciones o ayudas del gobierno; el 1,1 por ciento provino de amigos y el 0,1 por ciento de plataformas crowdfunding.

Inversión privada

Desde el punto de vista de la oferta de financiación, el informe identificó como inversores privados a un 3,8 por ciento de la población adulta española encuestada en 2018, entendiendo como tal a quienes en los últimos tres años habían invertido en negocios de otras personas, sin llegar a participar directamente en la gestión.

Aproximadamente, la cantidad de fondos invertidos por esta población de inversores privados varió entre los 100 euros y los 600.000 euros, con una media de 16.220 euros. Asimismo, la participación de la población adulta española en la inversión privada en negocios emprendedores ganó peso con respecto a los años anteriores a la crisis, según el GEM.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0