Gastronomía

La Rollerie abre su establecimiento más espectacular en Boadilla del Monte

Uno de los locales más populares para el desayuno, brunch y meriendas de Madrid abre las puertas de su octavo local en la capital, esta vez en Boadilla del Monte. El establecimiento mantiene el diseño tan característico de la cadena, donde una decoración ecléctica cobra especial protagonismo.

La Rollerie Boadilla ocupa un espacio de 450 metros cuadrados, con capacidad para 170 personas, que se encuentra dividido en dos alturas. La principal, a la que se accede atravesando la terraza, cuenta con un par de zonas de mesas altas y bajas, una parte acristalada con vistas al patio interior de la planta baja y a un enorme árbol pendiente del techo. En la primera planta se han habilitado varios salones, así como llamativos elementos decorativos.

En el local, que abre desde la mañana hasta la medianoche, se sirve una carta variada para agradar a todo tipo de paladares. Algunos de sus platos estrellas son la Sopa Tom Kha Kai de pollo, la Fondue de queso y vodka, los Taquitos crispy de polenta y parmesano, con strogonoff de boletus, trigueros, o los Pulpitos encebollados en salsa kimchi, pimentón y sésamo, servido sobre polenta crispy. La Rollerie Boadilla también propone deliciosas opciones para el desayuno y el brunch.

Más información en www.larrollerie.com

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.