Fondos

El pánico debe verse como ocasión para ganar en bolsa

La combinación del modelo euforia/pánico de Citi con su índice de sorpresas económicas lanzó una señal de compra en las bolsas durante la última semana de diciembre del año pasado que es casi una garantía de ganancias.

La volatilidad y las caídas que sufrieron los principales índices a uno y otro lado del Atlántico por el impacto de la guerra comercial en la desaceleración del crecimiento económico global, las incertidumbres que genera el elevado endeudamiento de países y empresas en pleno proceso de subida de los tipos de interés y el enmarañamiento de conflictos políticos como el Brexit llevaron a estos indicadores a un terreno que implica rentabilidades positivas en los 12 meses posteriores en el 98% de las ocasiones. 

"La compra de acciones europeas cuando salta una señal de pánico y el Citi Economic Surprise Index de la eurozona está por debajo de -70 puntos se traduce en un rendimiento medio del 26,6% un año después en casi el 100% de los casos", explica el banco de inversión en un informe, en el que detalla que ambas señales han coexistido en 46 ocasiones desde 2003 y que en 45 de ellas fueron seguidas de ganancias del Stoxx 600 en los 12 meses siguientes. Si la exigencia temporal se reduce a 6 meses, la rentabilidad también empequeñece, pero sigue siendo muy atractiva, de casi el 15%, en el 90% de las veces que durante una semana el índice de sorpresas y el de pánico han hecho saltar las alarmas a la vez desde hace 16 años. 

La compra de acciones cuando salta una señal de pánico y el Citi Economic Surprise Index de la eurozona está por debajo de -70 puntos se traduce en un rendimiento medio del 26,6% 

El Citi Economic Surprise Index refleja en qué medida los datos macroeconómicos han superado o no las previsiones de los analistas. Más arriba significa más sorpresas positivas. Más abajo, negativas. En este caso, para la eurozona, lleva en terreno negativo desde septiembre, pero no cayó por debajo de los -70 puntos hasta diciembre, yéndose a mínimos no vistos desde junio de 2018, mes en el que se establecieron los últimos mínimos del selectivo desde 2012, en los -101 enteros -ver gráfico-. Por su parte, el modelo euforia/pánico tiene en cuenta distintos factores como la volatilidad, la evolución de los beneficios y la deuda de las compañías o el sentimiento de mercado y lleva la firma de Tobias Levkovich, jefe de estrategia de Citi en Estados Unidos. Este índice tiene entre sus éxitos haber alcanzado niveles de euforia en 1999, antes del estallido de la burbuja puntocom y haber alertado del pánico (oportunidad de compra) antes del rally posterior a las elecciones de Estados Unidos en 2016, en las que Donald Trump se impuso a Hillary Clinton. 

En paralelo al estudio de Citi, el equipo de Julius Bär ha realizado recientemente un cálculo propio que muestra "las consecuencias de dejarse llevar por las emociones", es decir, de sucumbir al pánico o de ser víctima de la euforia. Según la casa de análisis suiza, si se toma como referencia una inversión de 10.000 euros entre 2004 y 2018 en el MSCI Europe, el índice que reúne una amplia selección de valores del Viejo Continente atendiendo a su tamaño y a su negociación en bolsa, la rentabilidad obtenida es del 5,3% si esta estrategia se hubiera mantenido intacta, pero se reduciría a un 0,5% sin "los 10 mejores días", se hubiera convertido en pérdidas de un 4,1% habiendo dejado de estar en mercado las 30 sesiones de mayores subidas y se hubiera ido a un -7,7% si el periodo de abstención se hubiera extendido hasta las 50 mejores jornadas.  

Tiempo y paciencia 

Eso sí, para quienes no consigan o no quieran hacer el esfuerzo de superar el pánico para encontrar la mejor oportunidad de entrar a la bolsa hay otra receta: "Tiempo y paciencia", según explica Julius Bär. A priori, parece una táctica más sencilla, pero no deja de exigir una férrea disciplina. El estudio de la firma de inversión, realizado en este caso entre 1950 y 2018, refleja que cuanto más se amplía el plazo de una estrategia, más se reduce la probabilidad de perder dinero. Así, llega a la conclusión de que el rango de rentabilidad de las acciones en un periodo de un año se sitúa entre ganancias de un 47% y pérdidas de un 39%, pero si se amplía a cinco ejercicios es de +28%/-3% y si se extiende a una década la ecuación solo deja un punto porcentual en el terreno negativo.  

Este cálculo pretende acreditar que elegir el momento de entrar en bolsa es prácticamente irrelevante en las operativas a largo plazo. Otro informe realizado por el DWS Global Research Institute incide en que "el timing es prácticamente irrelevante para un largo horizonte de inversión, ya que la rentabilidad reflejará los aspectos fundamentales y esto significa que las inversiones se beneficiarán ampliamente de la prima de riego de una clase de activo sin importar el momento". Por último, añade que "la bolsa de Estados Unidos es un buen ejemplo de esto", aunque, según sus conclusiones, "también se aplica a otros mercados".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

jijiji alguna caida acabara siendo la definitiva. comprar porque otros vendan sin mas razones que los demas venden. esto les funcionara a los que generan el miedo sabiendo que la causa es de su propia invencion. y les volvera a funcionar para minimizar perdidas al haber generado confianza ante el panico en los demas cuando la causa sea cierta.

Puntuación 3
#1
El otro
A Favor
En Contra

Ganancias aseguradas igual a panico jajajaja.

Vamos vender que nosotros compramos jajajaja

Tenemos mucha liquidez jajajaja

El tiempo es nuestro aiiado dolar.dolar.dolar jajaja

Puntuación 1
#2