Flash Ecoley

El CGPJ potenciará la unidad que tramita las quejas de las víctimas de violencia de género

Foto: Archivo

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado aprobar la propuesta de actuación elaborada por el Promotor de la Acción Disciplinaria para mejorar la atención a las víctimas de violencia de género en la Unidad de Atención Ciudadana (UAC) y para agilizar la tramitación de las quejas que tanto las propias víctimas como los profesionales que trabajan en este ámbito presentan por posibles irregularidades o anomalías en el funcionamiento de los órganos judiciales.

El 8 de febrero del pasado año, a propuesta de Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, la Comisión Permanente dio traslado al Promotor de la Acción Disciplinaria de la medida 120 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para que elaborara un estudio y determinara las acciones necesarias para su cumplimiento. La citada medida establece lo siguiente: "Difundir los canales existentes y promover su utilización, para facilitar la formulación de las quejas de las mujeres víctimas de violencia de género y de los y las profesionales, sobre posibles irregularidades o anomalías institucionales o judiciales, a fin de que se investiguen, y la víctima sea informada de la situación de los expedientes y en caso de archivo, de la causa a la que éste obedece, adoptándose, en su caso, las medidas que procedan".

Funcionarios especializados

Con el objeto de cumplir el Pacto de Estado, el documento elaborado por el Promotor y aprobado por la Comisión Permanente propone designar a dos funcionarios de la UAC para atender de forma exclusiva este tipo de quejas. Serán funcionarios especializados en la materia, por lo que será obligatoria su asistencia a cursos de "formación específica" impartidos por personal cualificado del CGPJ, que se complementarán con visitas a servicios e instituciones implicados en la lucha contra la violencia de género con las que posteriormente deberán colaborar.

Estos funcionarios asumirán la gestión y tramitación de todas las quejas presentadas tanto por las víctimas como por profesionales, de modo que quedará garantizada la unificación de criterios y el rigor en las contestaciones; también deberán elaborar una estadística completa, anotando las razones de las quejas relacionadas con la actuación de los órganos judiciales. Toda la información que recaben facilitará la elaboración de estudios más exhaustivos sobre las quejas, demandas de información o explicación de resoluciones o sobre la situación y percepción de los juzgados especializados en violencia de género.

La atención ciudadana será así una herramienta útil y eficaz para desarrollar las medidas de mejora que se estimen necesarias.

La difusión y promoción de este servicio es otra de las recomendaciones contenidas en la medida 120 del Pacto de Estado. Para ello, el Consejo propone la colocación de carteles en las sedes de los juzgados de violencia sobre la mujer, el uso de todos los canales de comunicación disponibles para dar a conocer el servicio o la activación de puestos electrónicos, que además contribuirán a agilizar la presentación de las quejas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.