Flash Ecoley

La Fundación Alberto Elzaburu entrega su quinto Premio a la Innovación

  • El joven investigador David Martínez Martín recogió el galardón
Momento de la entrega del premio. eE

La Fundación Alberto Elzaburu otorgó ayer al investigador burgalés David Martínez Martín su Premio a la Innovación, que reconoce el esfuerzo de los jóvenes emprendedores e investigadores españoles y pone en valor la labor de investigación que se lleva a cabo en España.

El presidente de la Fundación, Alberto Elzaburu, explicó que "a través del Premio a la Innovación reconocemos e impulsamos por quinto año consecutivo el talento y el esfuerzo de los investigadores e innovadores españoles menores de 40 años que han sabido explotar comercialmente sus invenciones, protegidas por una patente fuerte y que contribuyen a construir mayor bienestar social para la humanidad" y dio las gracias al joven premiado por "su contribución a la innovación y al cambio tecnológico".

El premiado es Doctor en física por la UAM e inventor principal de varias tecnologías que estudian mecanismos para regular el tamaño y la masa de las células y serán de gran importancia en áreas como la fisiología, investigación sobre el cáncer, la diferenciación de células madre o el desarrollo de nuevos fármacos. "Todavía no sabemos cómo funciona el crecimiento celular, pero es evidente que de alguna manera las células que nos forman son capaces de saber hasta donde tienen que llegar y proliferar… y cuando eso no ocurre así, observamos que aparecen enfermedades", afirmó Martínez.

Este joven, de sólo 35 años, trabaja desde 2012 como investigador científico en la Universidad ETH Zúrich, es el inventor principal de la patente merecedora del Premio a la Innovación: Procedimiento de control de un microscopio de barrido, primera patente licenciada a nivel internacional del área de física de la Universidad Autónoma de Madrid. "Hasta hoy no existían tecnologías que nos permitan medir este tipo de procesos, esta nueva tecnología nos permitirá descubrir nuevas perspectivas con las que explorar esas enfermedades que hoy son incurables", explicó el premiado.

José Antonio Gil Celedonio, Director de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), miembro y portavoz del Jurado señaló que "la protección de activos intangibles, a través de las patentes u otros títulos de propiedad intelectual o industrial, constituye una línea estratégica esencial para la competitividad de la industria y la economía española, así como para la comercialización internacional de las invenciones".

Clausuró el acto Alejandro Arranz, Director General de Investigación e Innovación, Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, asegurando que la "innovación es la base de la creación de riqueza" y añadiendo "que para tener campeones mundiales de innovación hace falta un entorno donde se promuevan desde las etapas más tempranas las vocaciones STEM, fundamentales para un mundo que evoluciona en torno a la ciencia y a la tecnología, donde la innovación es fundamental" .

El acto se desarrolló en el auditorio de la Fundación Mapfre y contó con la participación de Antonio Huertas, Presidente de Mapfre quién señaló que "es realmente apasionante ver cómo la tecnología puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin