Flash Ecoley

Miguel Zaldivar será el nuevo CEO mundial del despacho Hogan Lovells

  • El abogado tomará posesión en julio del año que viene
  • Los socios confirmarán su nombramiento este mes en una votación
  • En la actualidad es el socio responsable de Asia Pacífico & Oriente Medio
El abogado Miguel Zaldivar. eE

El consejo de administración mundial del despacho Hogan Lovells ha propuesto unánimemente a Miguel Zaldivar como nuevo CEO del despacho por un periodo de cuatro años que se inicia el 1 de julio de 2020. Miguel sucederá en este puesto a Steve Immelt, que sumará seis años en el cargo para esa fecha.

El nombramiento de Zaldivar está sujeto al voto confirmatorio de los socios, cuyo resultado se anunciará durante el mes de diciembre.

"Me apasiona nuestro despacho y el éxito alcanzado hasta la fecha", declara Zaldivar

Miguel Zaldivar es en la actualidad socio responsable de Asia Pacífico & Oriente Medio y reside en Hong Kong. Está especializado en el desarrollo y financiación de proyectos de infraestructura y otros esquemas internacionales de financiación. A lo largo de su más de 30 años de carrera profesional, Zaldivar ha participado en múltiples operaciones complejas de gran valor. Además, ha liderado equipos transfronterizos en la negociación y ejecución de operaciones en distintas jurisdicciones, sectores y especialidades como Project Finance, mercado de valores, fusiones y adquisiciones, resolución de disputas arbitrales y otros asuntos de índole mercantil, comercial y financiero.

"Me apasiona nuestro despacho y el éxito alcanzado hasta la fecha, basado en la prestación de un servicio de alta calidad a nuestros clientes", señala Zaldivar. "Tenemos una posición única gracias a la fortaleza de nuestras prácticas globales alrededor del mundo, lo que nos ha convertido en los asesores legales de preferencia para clientes que necesitan que sus abogados sintonicen con la dinámica financiera, comercial, reguladora y política de industrias y mercados a lo largo del planeta", añade.

Miguel Zaldivar ha vivido alrededor del mundo y ha contado con clientes tan relevantes como los Gobiernos de República Dominicana, Ecuador, Honduras, Panamá y Venezuela; AES, American Airlines, the Central American Bottling Corporation, Mitsubishi, Koch, Spotify, Tidewater y Walmart, entre otros. El abogado también ha asesorado a las compañías petroleras estatales mexicanas, venezolanas y ecuatorianas, Pemex, PDVSA, PetroEcuador y PetroAmazonas.

El abogado ha sido uno de los grandes impulsores de la práctica del despacho en Latinoamérica

En el área de financiaciones complejas de proyectos transfronterizos, Zaldivar ha trabajado con el Banco de Desarrollo de China, el Banco Europeo de Inversiones, Goldman Sachs International, BID, IFC, el Banco de Cooperación Internacional de Japón y el Eximbank de Rusia, entre muchas otras instituciones financieras internacionales.

Algunas de sus funciones en Hogan Lovells anteriores a las desempeñadas en Asia han sido el desarrollo de la práctica de Latinoamérica, el coliderazgo de la práctica de Infraestructura, Energía, Recursos y Proyectos y su participación en el Directorio Mundial de la firma. Este nombramiento como CEO convertirá a Miguel Zaldivar en uno de los pocos líderes mundiales de firmas de abogados de origen hispanoamericano. El cargo de director General Adjunto, actualmente ocupado por David Hudd, será tratado por separado.

Leopold von Gerlach, presidente de la firma, agradece el trabajo a los actuales cabeza visibles de la organización y apuesta por el nuevo CEO.  "Tiene un largo compromiso con la firma y tiene un claro sentido de sus prioridades, incluyendo, entre otras, el servicio al cliente, la inversión en nuestros mercados claves, la colaboración entre socios, la gestión de nuestra rentabilidad y el apoyo a la diversidad y la inclusión", apunta.   

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.