Firmas

El triunfo de la mentira

Foto: Archivo

Fue en 1976 cuando se publicó en Barcelona el primer número de la revista L'Avenç. La práctica totalidad de su consejo asesor estaba compuesta por profesores universitarios de Historia. El objetivo de aquella revista, en palabras de Josep Fontana: "Nuestra tarea más inmediata y urgente será la de restituir a nuestro pueblo la visión histórica nacional que le ha sido negada desde 1939", y por si hubiera alguna duda de lo que aquello significaba, Fontana añadió: "Contra la historia científica, entendida en el sentido de neutra e imparcial, hay que propugnar una historia política, objetiva pero partidaria". Se declaraba así la guerra a la Historia como ciencia y se exaltaba la Historia como mito. Este historicidio sigue hoy su curso a cargo, por ejemplo, de Arnau González i Villalta (diz que historiador) y Enric Ucelay-Da Cal en obras publicadas en 2017 y también la obra del muy versátil Ferrán Mascarell (primero del PSC y luego separatista). Santos Juliá ha analizado esas "aportaciones" recordando cuándo empezó todo. Y eso ocurrió el mismo día en que Rajoy recibió a Mas y éste le presentó su ultimátum: "O el cupo vasco o vamos hacia la independencia". Mas volvió a Barcelona con la negativa y fue recibido entre los aplausos y las risas de Torra, Salvador Giner, presidente del Institut d'Estudis Catalans, Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural, Ferrán Requejo, catedrático de Ciencia Política en la Universitat Pompeu Fabra, Vicent Sanchis, más tarde director de TV3, Jaume Sobrequés, director del Centre d'Historia Contemporània de Catalunya, Xavier Rubert de Ventós... es decir, la crema de la intelectualidad catalana.

Era el principio del descaro. En Cataluña, el sector nacionalista de la intelligentsia, es decir en palabras de Juliá, "la clerecía, ha consolidado una potente red de asociaciones, fundaciones, institutos, museos, etc. Lo que Karl Mannheim definió como "control monopolístico sobre la concepción del mundo". Inmediatamente después de aquel recibimiento, Mas disolvió el Parlament y convocó elecciones, pero su partido obtuvo doce escaños menos que en las elecciones de 2010. A la frustración se añadió la engorrosa novedad de que Esquerra, que en 2010 pasaba por horas bajas, había levantado el vuelo y doblaba ahora su número de votos hasta alcanzar el 13,7%. Así empezó la puja al alza por el derecho a decidir, la soberanía y la independencia, y se liquidaban los restos del proyecto de Cataluña como vanguardia de España.

En fin, que de las muchas cosas que el procés ha destruido no ha sido la menor la objetividad y la racionalidad que han de acompañar siempre al pensamiento, sea académico o no. Y en esa destrucción, el edificio que primero se ha venido abajo es el de la escuela catalana de historiadores. Una pena, y más si se tiene en cuenta que entre los que han dirigido la piqueta está Josep Fontana, un veterano marxista reconvertido en separatista, es decir, en alguien que desprecia la verdad.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JonS
A Favor
En Contra

Métete de una vez, Leguina, en VOX, que es lo que en verdad te va. Allí podrás rienda suelta a tu odio visceral contra el catalanismo, o el vasquismo. Es decir, contra todo lo que haga frente a tu supremacismo españolista. Facha, fachorro !

Puntuación -22
#1
No te imaginas.
A Favor
En Contra

1: Si Leguina te parece de VOX, ni te imaginas las intenciones que os tenemos la mayoría de españoles, incluídos catalanes y vascos.

Puntuación 16
#2
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

1.-) ENTREVISTA A UN HISTORIADOR:

-¿Cómo ve lo de Cataluña?

-Siempre trato en mi vida de sacar de los males bienes. De este horror, de esta tragedia que estamos viviendo los que nos sentimos muy españoles y, por lo tanto, muy amantes de Cataluña, había que sacar una conclusión clarísima: no se puede permitir que las autonomías, como Cataluña, estén manipulando de esa forma tan provocadora la historia.

-¿Cómo lo hacen?

-En los últimos 30 años se han formado generaciones en una idea combativa y agresiva contra España. Eso es fruto de lo que ha pasado y está pasando en los colegios. Creo que el Gobierno tenía que haber intervenido hace años, la alta inspección tenía que haber intervenido.

-¿Se puede hablar de un momento inicial en todo esto?

-En 1977 hay una gran manifestación en Barcelona a favor de la democracia, de la amnistía y del Estatuto de Autonomía. En esos momentos el independentismo era residual, ni un 10 %. Ahora las cifras han aumentado, y no solo por la crisis económica.

2.-) Pero esta ha producido una especie de orfandad que ha sido aprovechada por el nacionalismo catalán para crear un espejismo de paraíso artificial en la idea de que la independencia nos va a salvar la economía, nos va a salvar de nuestra situación de tristeza, una cosa que no ha ocurrido.

-¿Cómo han llegado hasta aquÑ

-Han pisado el acelerador en la falsificación de la historia y hemos llegado a eso que hay que denunciar: cómo la Generalitat ha comprado los medios, la prensa, la radio, etcétera y ha convertido en verdaderos cadáveres sociales, en cadáveres políticos, a los disidentes. Frente a esa imagen que predican de la España plural, ellos han construido una Cataluña monolítica, en la línea independentista y secesionista, basada en una historia mitificada que muchos historiadores venimos denunciando desde hace tiempo.

3.-)¿Qué pasó con el «seny» catalán?

-Las clases medias catalanas se han convertido al nacionalismo. La progresía catalana era catalanista pero no independentista, porque hay que recordar que hablan de la tradición y rompen la tradición autonómica del catalanismo; había un catalanismo integrador, con gente como Prat de la Riba o Francesc Cambó, que trataban de afirmar la idea de integrarse en España y liderar el progreso. No en vano cuando Menéndez Pelayo visita Barcelona dice: «Ahí está la cabeza de la regeneración de España», pensando en el catalanismo regenerador... Todo esto se acabó y es dramático para los que están viviendo allí, porque un referendo los obliga a una opción no deseada: ¿por qué tengo que elegir entre una bipolaridad despiadada que me hace enemigo? Usan los mismos sistemas de señalamiento que tiene el fascismo, el señalamiento de los supuestos enemigos.

- Acoso y persecución de los no nacionalistas-los malos catalanes. Desobediencia al Estado, a la ley, a la Constitución y al Estatut, solo tienen como referencia el mandato del 1 de octubre que se reflejo en el referéndum y en la construcción de la Republica Catalana. Persecución, acoso de los partidos no pro-independentistas, de sus familias, de sus negocios. Enfrentamiento en el seno de las familias entre los independentistas y los constitucionalistas (españolistas). Persecución del castellano. Persecución de la cultura castellana....ESO ES LA REALIDAD, que puede dar lugar aun enfrentamiento civil. Porque las personas pueden ser perseguidas, acorraladas, humilladas, pero llega un momento que se revelan. Igual ocurre con los grupos que son marginados, humillados, vejados...ESO ES LO QUE OCURRE CON LOS QUE SE SIENTEN ESPAÑOLES. -La quema de banderas españolas, las fotos del rey,,LA CACERIA A QUE ESTA SIENDO SOMETIDO EL JEFE DEL ESTADO, las pitadas al himno nacional, la persecución y acoso a Alcaldes socialistas, la exclusión de los socialistas del gobierno del ayuntamiento de Barcelona por no apoyar el proces, la implicación de la iglesia catalana en la independencia, los escritos del sr. Torras, las multas al que pone en castellano los escaparates, la exclusión del que pide que su hijo aprenda en castellano,...Los mensajes del nacionalismo catalán al mundo sobre España: ESPAÑA NOS ROBA-EL ESTADO REPRESIVO ESPAÑOL.

Puntuación 9
#3
atanasius
A Favor
En Contra

Muy bien D. Joaquin

Puntuación 9
#4
Caganer
A Favor
En Contra

Tenemos que pensar que el uso arbitrario, político y sesgado de la historia Catalana ha servido para poner a Madrid al frente de la Economía de España.

Con 6.4 millones Madrid ganará en PIB a Cataluña con sus 7.5 millones.

Producir más con 1 millón menos de personas.

Ellos que sigan con tonterías.

Y en Madrid, la pela es la pela.

Puntuación 6
#5
PATXI
A Favor
En Contra

¡CHAPEAU!, COMO SIEMPRE SR. LEGUINA.

Y AL Nº.- 1 LE DECIMOS:

METETE EL DEDO EN EL CULO Y LUEGO TE LO CHUPAS.

ERES UN MALNACIDO QUE NO VALES PARA NADA.

Puntuación 2
#6
Pepe
A Favor
En Contra

Todo esto de la historia esta muy bien, y tal y tal... pero esto son pamplinas. Lo que hay que decir del separatismo es que es insolidario y egoista. Son los mas ricos y no quieren compartir con los mas pobres... ¡Y esto lo bendice o lo comprende en general la izquierda; mas cuanto mas extrema!

Todo lo demás no es mas que palabrería para vestir al espantajo...

Puntuación 1
#7