Firmas

Mediaset tiene que pagar el Mundial y evitar las multas

En la imagen el presentador de Las Mañanas de Cuatro, Javier Ruiz.

Hace ya 20 años largos de aquello. Miguel Ángel Rodríguez y Aznar exigieron a Telecinco la cabeza del director de Informativos de entonces, Luis Fernández, y los de Fuencarral se la sirvieron en bandeja. Mª Teresa Fernández de la Vega también asesinó a los geniales cómicos de Pecado Original, que destrozaban a diario la imagen de la vicepresidenta socialista y de medio Ferraz, justo antes del telediario de las 9.

También intervino la Moncloa para que el bueno de Piqueras llegara hasta la casa de Vasile con el fin de moderar su izquierdismo, a base de concatenar sucesos con deportes, y de vez en cuando le diera una mano de yogur entre los muslos al jefe del Ejecutivo.

Y cómo olvidar los tiempos en que el mismísimo Ernesto Sáenz de Buruaga campaba en Antena 3 porque tocaba que la cadena que hoy gobierna Planeta fuera muy de derechas. Zapatero directamente montó laSexta.

Desaparece Las Mañanas de Cuatro

Hace días Mediaset anunciaba el final de Las Mañanas de Cuatro tras más de diez años en antena. ¿Bajaba la cabeza Vasile ante Soraya para que dejen de darle palos pos sus excesos publicitarios? No, esta vez no es la presión política porque además aseguran que Vasile se la tiene jurada a Rajoy, a quien ya ve fuera del Gobierno.

Cuentan que el cierre tiene que ver con un problema laboral: había que renovar a decenas de trabajadores contratados por obra. La cuestión es que con Cataluña on fire y las legislativas a la vuelta de una moción, los espectadores de Cuatro, en vez de estresarse con Torra y Rajoy, podrán disfrutar de Mujeres y hombres y viceversa en la antesala de Noticias Cuatro. Es paradigmático que en el segundo canal de Mediaset, donde la franja de tarde se arrastra con niveles de audiencia muy preocupantes, se desmantele la mañana para abundar en un formato muy de Berlusconi pero también muy patético.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin