Firmas

La buena publicidad: una cuestión de utilidad

Imagen: Dreamstime.

La publicidad digital afronta el gran reto de percibirse como una herramienta útil para los destinatarios. La realidad es que los buenos anuncios son 100 por cien útiles y 100 por cien rentables para anunciantes y usuarios.

Los primeros trabajamos para maximizar los ratios de conversión equilibrando la balanza entre la persuasión y la persecución. Los usuarios por su lado se acostumbran a la personalización en contenidos, interfaces y ahora también, anuncios. Este escenario es el caldo de cultivo idóneo para el diseño de estrategias publicitarias que resulten útiles para ambos.

Este concepto de publicidad útil solo puede entenderse con tecnología. En este sentido, la inteligencia de datos y la publicidad programática ya permiten a los anunciantes diseñar las compañas más precisas, al tiempo que garantizan elevados ratios de conversión.

Y si todo reside en la capacidad de afinar o segmentar, entonces las redes sociales también tienen mucho qué decir. Pues bien, se están produciendo dos fenómenos en paralelo, cuyo telón de fondo son la seguridad y la utilidad para el usuario. Por un lado, se encuentran sobre la mesa nuevos desarrollos normativos dirigidos a garantizar la privacidad de los usuarios y por otro lado, la industria publicitaria ha entendido el gran valor que un buen contenido tiene entre las comunidades.

Ante esta realidad, el mundo digital no ha dudado a la hora de situar a los usuarios en el centro de la estrategia. Como resultado, el diseño de la experiencia de usuario resulta esencial de cara a un nuevo perfil de receptor y juega un papel relevante en la profunda transformación social que están viviendo muchas marcas.

La experiencia de usuario resulta imprescindible para la creación de campañas que se adhieran a sus preferencias y necesidades y que, por consiguiente, contribuyan verdaderamente a hacer que la publicidad se convierta en una herramienta útil para el usuario. Porque la reclama, como reclama la privacidad y la seguridad.

Desde Telecoming impulsamos el rol del usuario en la cadena de valor. Queremos promover prácticas publicitarias responsables porque éstas son hoy la única posibilidad tanto para el usuario, como para el resto de agentes involucrados. Todos debemos entender que el modelo de publicidad ha cambiado y debemos trabajar para ofrecer estrategias, formatos y resultados que enamoren a los usuarios y convenzan a las marcas. Porque mañana la publicidad digital será útil o no será.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin