Firmas

Claves del bienestar en el trabajo: la importancia de cultivar un humor sano, positivo y constructivo

  • El buen humor aumenta la productividad y la motivación colectiva
Imagen: Dreamstime.

Acabamos de pasar una época muy propicia para el humor, el carnaval y sus chirigotas, y el 20 de marzo, la ONU celebra el Día Internacional de la Felicidad. Todo ello es una buena excusa para comentar un tema especialmente relevante, dado que dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a la actividad profesional: la felicidad en el trabajo.

Para ciertas personas, felicidad y trabajo son conceptos incompatibles (recordemos que es una maldición divina). Sin embargo, para otras muchas, la actividad profesional es una parte sustancial de su vida y el bienestar que experimenten en la oficina es un elemento clave.

Existen muchas maneras de conseguir un bienestar emocional en el trabajo (y en la vida, en general), pero una que me parece especialmente útil es cultivar el sentido del humor, que es más que nada una actitud vital, y también intentar rodearse de gente que lo ejercite, aunque sólo sea por lo agradable que es tener al lado a personas que sonríen con facilidad.

Evidentemente, hay formas de ser tendentes al humor, personas que lo practican de forma natural. Pero también se puede desarrollar y propiciar. Y a las empresas les interesa fomentar que prospere el sentido del humor en sus organizaciones. Muchos estudios confirman que un positivo entorno de trabajo es una de las principales razones de la plena involucración de los colaboradores y se valora incluso por encima del salario recibido, y el sentido del humor es un arma muy efectiva en la creación de dicho ambiente.

Además, tiene un efecto muy favorable sobre la salud del que lo practica y de su entorno, contribuyendo a disminuir el absentismo laboral. Hace unos años, los doctores Lee Berk y Stanley Tam, de la Universidad de Loma, constataron que la risa frecuente disminuye la hipertensión, reduce las hormonas del estrés, aumenta la flexión muscular, desencadena la liberación de endorfinas y, en general, produce una sensación general de bienestar físico y emocional.

Y no sólo eso. Eduardo Jáuregui, en su libro Alta diversión. Los beneficios del humor en el trabajo, identifica de qué manera se puede beneficiar una organización del fomento del humor positivo. De entre las diferentes ventajas que señala, las que considero más significativas son su capacidad para aumentar la motivación individual y colectiva, para desinhibir las barreras mentales que impiden la creatividad y la innovación, para atraer y retener a los recursos más valiosos y para mejorar las relaciones personales y contribuir a quitar hierro a situaciones difíciles.

Hace poco tiempo se introdujo en psicología un nuevo concepto: FQ (Fun Quotient o Coeficiente Humorístico) para valorar la capacidad humorística de las personas, que cada vez más empresas están teniendo en cuenta. Igualmente, se empiezan a poner en marcha programas de formación empresarial dirigidos a facilitar que los empleados ejerciten su sentido del humor por su efecto positivo sobre el rendimiento profesional, tanto individual como grupal.

Sin embargo, en la aplicación del sentido del humor hay que tener un cierto cuidado, ya que lo que para unos puede ser muy gracioso, para otros podría interpretarse como una falta de respeto. En cuanto la gracia se transforma en burlarse del otro, se convierte en un arma que puede causar daños terribles a las personas y a las organizaciones donde trabajan. Por eso me he intentado centrar en lo que podemos denominar humor sano, positivo y constructivo.

También debemos matizar que tener sentido del humor en absoluto significa la obligación de estar siempre de broma y muchas veces puede materializarse en una fina ironía, más que en contar chistes o generar carcajadas.

El trabajo es una parte importante de nuestra vida y no podemos dejar que nuestro sentido del humor sólo se ejercite los fines de semana o durante las vacaciones. El binomio trabajo y sentido del humor es no sólo posible, sino más que aconsejable, y a las empresas les interesa fomentarlo por su gran y positivo impacto potencial en los resultados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0