Firmas

Democracia, pero menos

Foto: Dreamstime

Cuenta Yanis Varoufakis en sus Memorias que siendo recién nombrado ministro de Economía del Gobierno de Grecia comandado por Alexis Tsipras, acudió a una reunión del Eurogrupo para plantear el programa económico con el que la coalición de izquierdas llamada Syriza ganó ampliamente con un 35,4% las elecciones legislativas de enero del 2015 en el país heleno. Al terminar su concienzuada exposición, Wolfgang Schäuble, ministro de Economía de Alemania lanzó con la fuerza de un exabrupto la afirmación de que "la democracia no podía imponerse a la economía".

Ya en 1994, Hans Tietmeyer, presidente del Deutsche Bundesbank, había afirmado que "los políticos debían acatar los dictados de los mercados". En otras palabras: el voto tiene unos límites fácticos muy claros, que no se pueden traspasar. Y aún antes, en 1975, la Comisión Trilateral aconsejó incentivar la abstención electoral para evitar que los gobiernos electos se sintiesen respaldados y tentados de hacer políticas económicas con demasiadas concesiones sociales.

Por su parte, Friedrich von Hayek (1899-1992), economista de la Escuela de Viena y el mayor contradictor de John Keynes, defendió en su obra Camino de servidumbre la necesidad de superar los Estados en aras de una federación interestatal cuya mayor función sería la de fijar la filosofía económica que los entes estatales deberían limitarse a obedecer aunque conservaran la responsabilidad sobre los asuntos internos. Ante esta afirmación, surge una pregunta casi de inmediatamente: ¿Acaso la economía no es ya un asunto muy interno?

Una de las claves del asunto estriba en que el Estado y el Gobierno que en cada momento lo administra, recibe su legitimidad del pueblo y éste exige el cumplimiento de las promesas electorales y el desarrollo de los contenidos de cada constitución nacional.

La otra no es otra que la utilización de la palabra economía con un solo y único ámbito de significación: la del mercado capitalista, la competitividad y el crecimiento sostenido, erigidos en una dogmática que no admiten cualquier otra visión de la economía que no sea la propia que dicta el capitalismo.

Esta dicotomía fraudulenta entre economía o democracia es la que, hoy por hoy, debería estar en todas las agendas de análisis, discusión y divulgación de los partidos políticos, los sindicatos, los intelectuales, las organizaciones culturales y hasta la sociedad, aunque sea por simple cultura democrática.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

funcionarios y jubilados
A Favor
En Contra

Qué cobra ud de pensión sr anguita?

Puntuación -4
#1
Vicente
A Favor
En Contra

Que no se puede votar todo, es consecuencia de la más pura lógica matemática.

Apliquemos, por ejemplo, la paradoja de Russell. ¿Se puede votar prohibir votar? ¿Se puede votar matar a los que piensen de otra manera a la nuestra?

¿Se puede votar si el teorema de Pitágoras es falso? ¿Se puede votar a un nuevo Hitler?

No conozco a ningíºn polí­tico que presuma de demócrata que esté dispuesto a someter a referendum cualquier cosa.

Hoy mismo es noticia que el democratí­simo Pablo Iglesias afirma que jamás someterí­a a referendum la pena de muerte.

Afortunadamente no votamos a quien nos tiene que abrir el cráneo para extirpar un tumor cerebral. Con la salud no se juega.

Nos opera el que sabe aunque sea feo, antipatico, y no tenga 10.000 seguidores en twitter.

Pero es que los votos ya no son para que gobierne el pueblo. Los votos son un ceremonial para transformar a un mediocre en un semidios.

Tenemos el ejemplo de Puigdemont. En la frase: ¿Quien a votado a es juez para que me condene? el subconsciente le delata.

El hecho de que a é se le ha votado lo transforma en un semidios que está por encima de la ley.

Por encima de las leyes establecidas por votación, por encima de todas las leyes deberí­an estar las leyes de la lógica.

Mientras no sea así­, no podemos etiquetarnos como seres racionales. Como dijo Pascal: Cuando más conozco a los hombres, más admiro a mi perro.

Por desgracia, aquí­ hemos inventado una democracia en la que los problemas no están para ser resueltos, sino para convencer a pueblo de que la culpa es de los otros.

Las autonomí­as ya no están para resolver ningíºn problema, sino para culpar al gobierno central del mismo. Ese es el camino a ninguna parte.........buena.

Puntuación 11
#2
Paradójico.
A Favor
En Contra

Un comunista hablando de democracia.

Puntuación 3
#3
garcia
A Favor
En Contra

Sr. Anguita Dese una vuelta por Venezuela o Cuba ....y veras ...que Democracia hay alli NINGUNA . Cada vez que hablas parece que esta en una nube ...bájate ya y aterriza

Puntuación 2
#4
Gracias
A Favor
En Contra

Tambien puede dar una vuelta por Haiti o Etiopia, no son comunistas y viven muy mal

Puntuación 7
#5
Yomismo
A Favor
En Contra

Menos mal q el Estado ha parado los pies un poco al capitalismo, q es miseria para todos menos para cuatro. Solo hay q ver lo sucedia en el siglo XIX, la epo a dorada del capitalismo

Puntuación 2
#6
N
A Favor
En Contra

El comunismo tuvo su oportunidad y fue el gran fracaso que se lo pregunten a los paí­ses del Este de Europa le hablan de eso y vomitan . Y el muro de Berlin los que corrí­an como gamos eran los de la parte comunista hacia la parte occidental .El destrozo causado fue mayíºsculo ...y en la actualidad tenemos como ejemplo Venezuela o Cuba muertos de hambre .

Puntuación 4
#7
Oiga, está usted algo pasadito
A Favor
En Contra

A la vista está donde se vive mejor, mucho mejor y además hay libertad:

EN LOS PAISES CAPITALISTAS

Por contra vaya miseria en los COMUNISTAS, Y ADEMAS NO HAY LIBERTAD

El colmo es China: comunista el partido , ECONOMIA SUPERCAPITALISTA

Puntuación 2
#8
Yomismo
A Favor
En Contra

Con los Estados gastando la mitad del PIB nuestras sociedades son un hibrido entre capitalismo y comunismo. Por tanto, es atrevido decir q nuestras sociedades son capitalistas

Puntuación 2
#9
nº9
A Favor
En Contra

porque es lo que se llama capitalismo de amiguetes, se recauda de todos los contribuyentes y se reparte entre empresarios y politcos. Y tambien se les permite acordar precios, estrategias, crear oligopolios y carteles, creo que no hace falta que ponga ejemplos.

Pero para la gente normal, los dueños de pymes, para esos si que establecen una competencia salvaje.

En resumen, los poderosos disfrutan lo mejor del capitalismo y del comunismo, mientras que para la gente de a pie es justo al reves.

Puntuación 0
#10
Yomismo
A Favor
En Contra

Los primeros parlamentos, los medievales, solo se reunian para aprobar los impuestos y autorizar los gastos q podia hacer el rey. Por tanto lo economico es el primer y mas importante asunto de la democracia

Puntuación 5
#11
Orgulloso castellano
A Favor
En Contra

Un comunista hablando de libertades y capitalismo. El capitalismo ha dado los estados con mayor í­ndice de libertad y desarrollo humano mientras que su fracasado comunismo ha dado gulags y miseria. Ahora viene UD ha hablar de lo malo y liberticida que es el capitalismo, jajajaja

Puntuación -2
#12