Firmas

Empieza el espectáculo

Foto: Reuters.

Hay que reconocer un talento especial de los catalanes para hacer teatro. Lo llevan en la sangre. Así lo acreditan grupos como Comediants, Tricicle, Dagoll Dagom o Els Joglars. Auténticos genios en la interpretación de comedias absurdas. Por tanto, no es extraño que todo el proceso independentista se parezca más a una astracanada que a una sublevación. Es un gran enredo y para disfrutar de él tenemos que pagar un precio.

Cuando los tribunales encarcelaron a sus protagonistas, éstos se sorprendieron: "¡Oiga, que no es para tanto!", según han explicado al juez todo era como una broma... Y lo tremendo del caso es que es cierto, ya que nunca se plantearon en serio construir una República Catalana. Tal vez la CUP sí, ¿pero y el resto? El resto no. Lo que querían era llenar la cesta de peces.

El caso es que ahora, como en la película de Bob Fosse All that jazz (1979), todo está preparado: focos, escenario, atrezzo, conspiraciones entre bambalinas, coreografía... Está avisada la prensa y el público espera a que el director de escena, Roger Torrent, diga: "¡Empieza el espectáculo!" y en ese momento el protagonista Carles Puigdemont entrará en escena, o no entrará (¡Dios sabe, para eso estamos en el teatro del absurdo!), y dirá: "Ja sóc aquí!". Lloros, abrazos, crujir de dientes. La policía sin saber qué hacer: "¿Le detenemos, mi sargento?"; "Déjalo estar, Jiménez, que se va a montar parda".

Por eso, lo que molesta al independentismo no es el 155, sino que Ciudadanos saque a relucir lo de Tabarnia. Ver al heroico actor Albert Boadella interpretando a Josep Tarradellas (quien si levantase la cabeza se volvería a morir) diciendo "No sóc aquí!" les huele a cuerno quemado. No hay peor astilla que la que sale del propio tronco.

¿Y si Puigdemont no viene? No pasaría nada: le harían eurodiputado y a vivir. Además, ya estará escribiendo sus memorias para una importante editorial que le pagará lo suficiente para vivir del cuento al tiempo que da conferencias y charlas en universidades. Incluso se podría hacer una película que vendría a ser un remake de la divertida comedia de Steven Spielberg Atrápame si puedes (2004), aunque Puigdemont no es Leonardo DiCaprio a pesar de su último corte de pelo.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

-
A Favor
En Contra

Gracias por el reconocimiento, pero mientras solo seas capaz de ver estos méritos, estas demostrando que solo ves el dedo que apunta a la luna.

Puntuación -8
#1
jj
A Favor
En Contra

pues no veas que divertido va a ser el espectaculo de una economia en recesion, mientras Madrid y Valencia dan la bienvenida a las empresas fugadas. Nos lo vamos a pasar pipa con la comedia!

Puntuación 14
#2
A Favor
En Contra

Muy acertado el comentarí­o, la comedia nos sale cara, buen guión pero caro, aunque teniendo en cuenta que el serial lleva en pantalla desde la quiebra de Banca Catalana , quizás dividiendo los capí­tulos por el coste total, tampoco darí­a tan caro el resultado.

Puntuación 6
#3
Valcam
A Favor
En Contra

Muy acertado el comentarí­o, la comedia nos sale cara, buen guión pero caro, aunque teniendo en cuenta que el serial lleva en pantalla desde la quiebra de Banca Catalana , quizás dividiendo los capí­tulos por el coste total, tampoco darí­a tan caro el resultado.

Puntuación 2
#4
CHUCHI
A Favor
En Contra

Una comedia fantástica, donde capitulo tras capitulo, el espectador, mantenido en el suspense constante, espera a la siguiente escena con creciente interés, sin ir mas allá, a dí­a de hoy hay héroes en una situación comprometida - encarcelados o fugados – y esos héroes pugnan por entrar en escena convencidos de su misión casi casi divina, y no están solos, otros discí­pulos tratan de emularlos y acompañarlos, pero visto desde el suelo, cambiar su mundo y, a la vez, gestionar la vida real no parece posible, el dí­a a dí­a incluye gestionar asuntos tan poco heroicos como comer o pagar las facturas, así­ que nos tienen en ascuas entre la curiosidad de la escena y el miedo del resultado.

Y la contestación monocorde y normativa del Estado nos parece pobre, pero es que no puede estar al nivel de lo propuesto, los asuntos divinos es imposible resolverlos por medios humanos, aquello de dar al Cesar lo que es del Cesar………

Menos mal que aparece la tercera pata, callada durante mucho tiempo pero que va tomando protagonismo y parece que también quiere un papel preponderante, cosa que le corresponde, su terreno también imaginativo y mí­stico le permite contestar, Tabarnia.

Así­ que, alguien se atreve a predecir el desenlace?, seguro que no, pero ya que no podemos elegir otra obra, y pagaremos por ver esta sí­ o sí­, al menos tengámosla por nuestra, es lo que hay.

Puntuación 1
#5
pedro
A Favor
En Contra

para cuando la jubilacion anticipada de los repartidores de butano de repsol.Poneros una sola botella en el hombro y pensar en el repartidor

Puntuación 1
#6