Firmas

Francia tiene la solución para cuadrar las cuentas: limpiar la Administración de enchufados y bajar impuestos

  • En España, ningún partido se ha atrevido a hacer propuestas parecidas

El "socialista" Emmanuel Macron, exministro de Economía del Gobierno de Hollande y actual candidato a la presidencia de la República de Francia, ha prometido recortar 60.000 millones de euros de gasto público en cinco años.

Para lograr tal fin, Macron deberá podar la plantilla de las administraciones francesas, eliminando 120.000 empleos públicos. Evidentemente, en el supuesto caso que sea elegido Jefe del Estado en las elecciones presidenciales de Francia que se celebrarán el 23 de abril de 2017.

La citada promesa electoral, independientemente de que pudiera ser cumplida o no, refleja la asunción por parte de Macron (y del partido al que representa) de uno de los graves problemas que tiene la economía francesa: el gasto improductivo del Estado.

Gasto público y gasto político

En España, ningún partido político con representación parlamentaria ha planteado una propuesta parecida a la de este político francés, debido a que ninguno de ellos quiere perder cuota de poder. Tanto en cuanto, parte del planteamiento de Macron implica eliminar el gasto político innecesario.

En este sentido, los partidos políticos que gobiernan en los ayuntamientos y comunidades autónomas españolas no tienen la intención de despedir a "sus enchufados" de la Administración.

Los alcaldes, presidentes de comunidades autónomas, etc., saben que cada enchufado público equivale, aproximadamente, a 3, 4 ó 5 votos, contando el voto del propio enchufado, el de su cónyuge, los de los hijos... Sin duda, un grandísimo botín político al que ningún gobernante local o autonómico quiere renunciar.

Pero, de forma paralela, el enchufismo político ha provocado un gran desequilibrio en la economía española, hasta el extremo de descuadrar las cuentas públicas ejercicio tras ejercicio. Además de potenciar la corrupción y la politización en nuestra Administración.

Enchufismo en las CCAA

La Junta de Andalucía reconoció el pasado año que esta Administración autonómica tiene en nómina a miles de empleados públicos que no tienen asignada ninguna función laboral. A pesar de ello, el Gobierno andaluz ha contratado recientemente a más empleados públicos para contrarrestar la reducción del número de horas trabajadas que ha impuesto a su plantilla de modo global.

En Valencia, el actual gobierno de esta comunidad autónoma está revisando los contratos de los trabajadores de sus empresas públicas, así como los procedimientos de contratación. Porque sospecha que el sector público empresarial valenciano acoge a multitud de empleados públicos enchufados por el anterior gobierno del PP.

Tanto es así, que una sentencia del TSJCV obligó a finales de 2016 a cinco empresas públicas a difundir los perfiles, categorías, salarios, etc., de los integrantes de sus respectivas plantillas para conocer las fórmulas de evaluación y selección que se utilizaron en la contratación de los mismos.

Aunque este problema está muy lejos de solucionarse, considerando que Podemos ha potenciado de manera espectacular el enchufismo político, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid y en el de Barcelona. Y Ciudadanos sigue ocultando el enchufismo, y en general el resto de corruptelas, del PSOE en Andalucía.

Parásitos en la Administración

Recordemos al respecto que en la administración española sobran cientos de miles de empleos públicos de perfil político y sindical. Se trata de políticos, asesores, sindicalistas y empleados públicos enchufados por los partidos.

En relación a lo anterior, es relevante no confundir los anteriores perfiles con los funcionarios de carrera dotados de una oposición legalmente ganada. Puesto que, el desempeño de los funcionarios es clave para que en las administraciones públicas se respete la legalidad de los procedimientos. Además, los funcionarios garantizan la eficiencia e independencia de la Administración, sea cual sea el color del partido político que gobierne.

Por el contrario, los empleados públicos enchufados son sinónimo de politización e ineficiencia. De hecho, han sido colocados estratégicamente por los gobiernos de turno en ayuntamientos, diputaciones, y, sobre todo, comunidades autónomas.

Incluso, el enchufismo político ha sido capaz de crear una "Administración paralela", llegando a un nivel altísimo en las empresas públicas, fundaciones, consorcios, organismos de todo tipo y condición, etc. Tanto a nivel de la administración local como de la regional.

A tal efecto, el objetivo perseguido por los partidos políticos al enchufar a estos empleados públicos a dedo no es otro que crear redes clientelares y comprar votos de manera masiva.

Sin embargo, España ha tenido que recurrir al dinero barato del BCE y al expolio fiscal para poder pagar anualmente cientos de miles de sueldos públicos innecesarios y mantener económicamente el funcionamiento operativo de las instituciones en las que anidan estos enchufados.

Compra de votos

Los dos principales hándicaps económicos que impiden a España convertirse en un país competitivo, es decir, un déficit casi crónico y una deuda pública prácticamente impagable, tienen un origen de carácter político.

Del mismo modo, el desempleo estructural, que se perpetuará en los próximos años, y la alta temporalidad (dos variables asociadas a un modelo productivo tercermundista y basado en el turismo low cost y la construcción), tienen una relación directa con la escasa "flexiseguridad" de nuestro mercado laboral. Todo ello, derivado de la canibalización y el intervencionismo de los sindicatos de clase y el poder político.

En consecuencia, podemos afirmar que estos problemas económicos y laborales solo pueden solucionarse rediseñando la configuración de nuestro corrupto sistema político (y judicial). Una afirmación con la que cada vez más españoles están de acuerdo.

Tanto en cuanto, el modelo político instaurado en España desde el inicio de nuestra pseudodemocracia está basado en la compra de votos a través de dos procesos: la concesión de subvenciones públicas clientelares y el enchufismo en la Administración Pública (y el sector público empresarial).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum20

A Favor
En Contra

PARA ESA SOLUCIÓN NO HACE FALTA SER FRANCÉS.

SOLO SENTIDO COMÚN (Y UN PAR DE . . . ) PARA METERLE MANO A LA HIDRA DE SIETE CABEZAS.

Puntuación 96
#1
FUNCIONARIO CON SU OPOSICIÓN
A Favor
En Contra

Lucio, muchas gracias por distinguir entre funcionario y empleado público enchufado (y político, asesor, etc).

LOS FUNCIONARIOS ESTAMOS HARTOS DE ESTOS ENCHUFADOS POLÍTICOS.

Puntuación 88
#2
Analisto
A Favor
En Contra

Macron es el candidato del sistema, viene a ser lo que Clinton en las elecciones Estadounidenses. Para que pueda ganar la única manera será encarcelar a Le Pen, quien tiene un 93% de ganar la primera vuelta y un 40% de la segunda.

Puntuación 21
#3
ESTO ES LO QUE HAY EN LA ADMINISTRACIÓN
A Favor
En Contra

Clarito, clarito. Menos mal que alguien se atreve a decir lo que pasa en la Administración española.

Puntuación 64
#4
Un empresario
A Favor
En Contra

Lo de este hombre con los enchufados que nos rodean por todas partes y que desde el área 51 pretenden dominarnos no tiene ni pies ni cabeza.

Vamos a ver porque para ser de recursos humanos parece que se ha perdido los tres últimos siglos de historia. Enchufado no equivale a persona que no ha pasado una oposición. Porque si así fuese todas las personas del mundo (quitando a los sacrosantos funcionetas españoles) seríamos enchufados. Su sostenella y no enmendalla con la cuestión de las oposiciones no tiene ni pies ni cabeza. Máxime cuando se dedica a los recursos humanos. Las oposiciones era algo que tenía su sentido cuando para acceder a determinados cargos específicos los conocimientos era la variable más importante y éste conocimiento era algo reservado a una minoría que era la que había accedido a la universidad.

Hoy en día si yo quiero contratar a alguien en mi empresa, tengo miles de personas que tienen los conocimientos requeridos para ese puesto de trabajo. Miles. ¿Para qué quiero hacer una oposición cuando todas tienen ese conocimiento? Pues mejor me fijo en otros factores que son importantes a la hora de desempeñar un trabajo ¿no? Máxime cuando los conocimientos cambian día a día y están a disposición de cualquiera. El mínimo ya me lo da el título que tiene esa persona. Pues teniéndolo ¿no sería más lógico si me fijo en cosas como si esa persona puede atender bien a los clientes, sabe organizarse para trabajar en equipo, tiene interés por aprender las cosas nuevas que van saliendo, ...? Pues eso es lo que yo hago cuando selecciono gente. Y eso es lo que hacen todas las empresas españolas cuando necesitan gente. Y eso es lo que hacen todas las empresas mundiales cuando necesitan gente. Pero eso es también lo que hacen todas las administraciones que no son España cuando contratan gente. Sólo en España seguimos con la oposición. Y usted, por algún determinado motivo sigue defendiendo que tengamos una administración formada por gente que no sirve pare su trabajo ¿por qué?

Mire cuando voy a Estados Unidos a hacer negocios me encuentro con que sus funcionarios saben hacer su trabajo porque han trabajado antes en el sector privado correspondiente a su área de actividad. Y funcionan. Y saben. Y me ayudan. Y hoy están en la administración pero mañana vuelven a la empresa privada y pasado mañana vuelven a la administración. Cuando vengo a España tengo una ameba en la ventanilla que en su maldita vida ha trabajado en el sector privado, que no tiene ni idea de nada, pero que en su momento se aprendió de memoria si el estado de sitio lo declara el congreso o el gobierno. Y por esos valiosísimos conceptos se dedica a hacerme la vida imposible cuando le pido una licencia para abrir una fábrica sin tener ni la más remota idea de qué es un pilar o un techado ni de cómo se construye. Pero aprobó una oposición y ya no es un enchufado.

Mire usted, lo que va a hacer Francia es precisamente librarse de la morralla que le queda de la época pretérita de la famosa escuela nacional de la administración y homologar su administración a la que tiene el resto del mundo. Es decir con gente que viene del sector privado, que ha trabajado en él, que tiene experiencia, que sabe de qué van las cosas, y a las que se les puede despedir simplemente porque su jefe estima que trabajan mal. Algo que pasa en todo el mundo ... menos en España donde seguimos con las oposiciones y con funcionarios que jamás salieron de su casa y la universidad para darse cuenta de qué consiste el mundo real, y a los que nadie pide responsabilidades.

Puntuación -26
#5
5
A Favor
En Contra

5, ¿sabe usted lo que significa la oposición en la Administración? Conocer todo el procedimiento administrativo. Por eso es necesario pasar un filtro para trabajar en la Administración.

Otra cosa diferente es la injusticia que supone que una oposición signifique tener el trabajo asegurado para toda la vida, esto habría que corregirlo en función de la productividad, etc.

Pero si enchufamos a gente en la Administración sin control ninguno, pues pasa lo que pasa, que tenemos 3 millones de personas trabajando en una Administración que con 1 millón sobraría.

Puntuación 35
#6
Usuario validado en elEconomista.es
josemor
A Favor
En Contra

Volveré a votar cuándo algún partido aquí diga que hará lo mismo.

Puntuación 41
#7
A Favor
En Contra

Haces eso en España y te hacen huelga general, tambien redujeron TERRITORIOS para reducir gasto.

Puntuación 48
#8
vergonya de pais
A Favor
En Contra

aprte de los enchufados politicos tambien estan los dineros que se reparten a organizaciones catolicas como la inutil iglesia ,que no sirve para nada , el opus ,hazteoir y fundaciones de todo tipo

Puntuación -15
#9
9
A Favor
En Contra

Si no quieres darle a la Iglesia, no pongas la X en la casilla de la declaración de hacienda.

Otra cosa, espero que no tenga que ir nunca a comer a los comedores de Cáritas (Iglesia española), porque entonces se tendrá que tragar sus palabras.

Puntuación 20
#10
Ser
A Favor
En Contra

Nuevos gobiernos, nuevos partidos más enchufados, lo mismo que funcionarios, es un voto garantizado.

Puntuación 31
#11
pablo
A Favor
En Contra

Ojo, los "funcionarios de carrera dotados de una oposición legalmente ganada" no siempre son así. Hay mucha corrupción y prevaricación en las oposiciones. Mucha injusticia impune, escudada en la "discrecionalidad técnica del Tribunal". Mucha; yo diría demasiada... Y en otra división están las "oposiciones" para cuerpos docentes universitarios o investigación

Puntuación 28
#12
NORMAS
A Favor
En Contra

haver si se cumple esto se tendria que hacer en este pais con el gobierno central y todas las autonomias.

Y empresas para estatales de los amiguitos de turno

Puntuación 11
#13
jaume
A Favor
En Contra

haver si se cumple esto se tendria que hacer en este pais con el gobierno central y todas las autonomias.

Y empresas para estatales de los amiguitos de turno

Puntuación 5
#14
OPOSICIONES ILEGALES PERO LEGALIZADAS
A Favor
En Contra

Algunas pruebas y exámenes de oposición en determinadas comunidades autónomas y supongo que también en ayuntamientos han sido una auténtica estafa, porque son ilegales y han entrado los amiguetes del PSOE , del PP, de UGT, de CCOO, de CiU, etc.

Puntuación 12
#15
Manuel Querol
A Favor
En Contra

Me felicito por haber leido un artículo genial como este. Retrata fielmente la estructura de los funcionarios en España. No puede haber mas corrupción que la de los políticos de España. Pero amigos, el voto es el voto. Y el pueblo llano , agua y ajo.

Puntuación 25
#16
pablo
A Favor
En Contra

sobre el comentario 15: no solo en CCAA y entes locales las oposiciones no son limpias. O si no, a ver a quién se le ocurre estudiar para las de carrera diplomática, sin ser familiar de "la casta"... Y TECOS, abogados del estado, etc.

Puntuación 9
#17
Usuario validado en elEconomista.es
canichextrem
A Favor
En Contra

por fin un partido dice lo que muchos pensamlos que hay que hacer.

por fin un periódico escribe una noticia asi, diciendo las cosas claras.

y por los comentarios que leo, mucha gente lo tiene tan claro como yo. Quizá aún haya esperanza.

lo malo que hoy por hoy en España no hay un solo partido político que defienda esto.

la casta política es la que tiene arruinado a todo el país. Espero que le gente estallemos algún dia.

Puntuación 6
#18
Campesino turolense.
A Favor
En Contra

Lo mismo pasa con la PAC,en los territorios menos poblados como Teruel menos pac por hectárea que los máservicios poblados.es una vergüenza. Solo miran el voto.

Puntuación 2
#19
Clemente
A Favor
En Contra

El mejor artículo leído en mucho tiempo.felicidades.

Puntuación 2
#20