Firmas

¿Por qué las empresas públicas son más corruptas que las privadas?

  • España ha registrado en 2015 el peor dato de percepción de la corrupción

Cualquier sistema cuyo funcionamiento dependa de las conexiones políticas, y que además combine un excesivo intervencionismo público con el capitalismo, crea inevitablemente un círculo vicioso.

Tanto que este entorno económico puede crear primer un capitalismo de Estado o capitalismo de amiguetes, que luego se transforma en una dictadura contraria a la libertad económica, a la propiedad privada, a los derechos humanos, etc.

Venezuela 1999 vs España 2015

El 2 de febrero de 1999, Hugo Chávez se convirtió en presidente de la República Bolivariana de Venezuela. La instauración del "régimen chavista" se produjo como consecuencia de la corrupción derivada del anterior Gobierno, liderado por Rafael Caldera, y que provocó tanto el deterioro de la economía como una gran fragmentación social.

Esta situación podría reproducirse en España, salvando las distancias entre estos países, en el caso de de que Podemos consiguiera ser protagonista de un futuro gobierno. A tal efecto, determinados grupos de comunicación han intentado allanar el camino hacia el poder de la formación neocomunista y antidemocrática, lanzando a los ciudadanos el mensaje relativo a que el sistema capitalista y el liberalismo son los causantes de la crisis y la corrupción.

Sin embargo, las dos principales causas que han deteriorado nuestra pseudodemocracia son el intervencionismo estatal y la politización de la Justicia. Precisamente, las dos estrategias preferidas de Podemos, y utilizadas por Maduro en Venezuela para mantenerse en el poder, puesto que las mismas son la base, junto con el secuestro de los medios de comunicación, sobre la que se asienta cualquier sistema comunista.

El germen de la corrupción

España ha registrado en 2015 el peor dato de percepción de la corrupción de su historia, según señala el 'Índice de Percepción de la Corrupción', elaborado por Transparencia Internacional.

El informe pone de manifiesto que la corrupción política en España está relacionado fundamientalmente con el urbanismo (en una etapa anterior) y con la contratación pública, es decir, aquella procedente de organismos, entidades y empresas públicas. Y aunque la corrupción en España aún no es sistémica, es factible afirmar que la misma se encuentra generalizada. Al menos en las contrataciones de la denominada Administración paralela.

El citado índice debería servir para que millones de españoles, que siguen asociando lo público con la legalidad, cambien de mentalidad. Sobre todo, cuando la empresa privada es la única que crea riqueza y empleo no subvencionado.

Y aunque la empresa privada no está libre de la corrupción, aparece en mucha menor proporción que en las empresas públicas, cuyas contrataciones, en un amplio porcentaje, llevan aparejadas comisiones políticas o mordidas.

Mejorar o hundirnos

España tiene un problema con la corrupción que puede ser letal para la democracia, por lo que los partidos deben centrarse de manera prioritaria en solucionarlo. Para ello, debería establecer un gran pacto de Estado, que permita potenciar la libertad de prensa, la trasnparencia presupuestaria, la selección por valores de cargos públicos, la revalorización de la figura del funcionario, la democratización de los partidos, la reforma electora, etc. Pero, sobre todo, para dotar de independencia a la justicia.

Porque España se encuentra en un momento de inflexión económica, política, judicial, territorial, ética, religiosa... y en base a lo cual los españoles tenemos dos alternativas: dotar a nuestra democracia de un plus de valor cualitativo o que la ultraizquierda nos hunda en la miseria.

En este sentido, un bipartidismo con sentido de Estado y que alterne modernos gobiernos socialdemócratas con otros liberales podría constituir una fórmula político económica ganadora a largo plazo.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Oi@yahoo.es
A Favor
En Contra

Luego habláis de sectarismo y falta de objetividad, por cada empresa pública que se corrompe a una empresario privado que paga para que así sea, por tanto, al menos, son igual de corruptas.

Y en segundo lugar, por que no son empresas públicas si no "políticas".

Puntuación 14
#1
PEROGRULLO
A Favor
En Contra

LA VERDAD DEL BARQUERO, NO DEL BANQUERO, LAS EMPRESAS PÚBLICAS DISPARAN CON PÓLVORA AJENA, LUEGO SON MíS SUSCEPTIBLES DE CORROMPERSE, EJEMPLO, HABLANDO DE ENTIDADES FINANCIERAS COMPAREMOS LAS CAJAS, CON LOS BANCOS...SOBRAN COMENTARIOS.

DINERO PÚBLICO + POLÍTICOS....

Puntuación 3
#2
M.V.
A Favor
En Contra

Las empresas públicas son más corruptas que las privadas... en la mente del ornitorrinco que ha escrito el artículo.

Que ya no cuela hombre, que la que tenemos montada la montaron Lehman y Cía., que son privadísimas.

Puntuación 0
#3
ymas_delo_mismo
A Favor
En Contra

Pon en la calle dos cajas, uno con tu dinero (privado) dentro, y otra con dinero que te han dado tus vecinos (publico). Si alguien mete la mano en tu caja privada, te va a molestar. Y seguramente te enfrentes a esa persona.

Pero si meten la mano en la otra.. que bueno soy ...que bien he quedado con esa persona, ya me llegara la hora de pedirla algo en el futuro.

Si a un persona que hiciera mal uso de lo publico se la metiera en la carcel y tendria consecuencias personales (quitar casa, etc.). La situacion seria algo ..muy ..diferente.

Puntuación 14
#4
V for Vendetta
A Favor
En Contra

.....una palabra ......."NEPOTISMO"

Puntuación 4
#5
jaime
A Favor
En Contra

Son más corruptas no por culpa del trabajador ,sino que los puestos directivos son asignados a dedo , con amigos del partido en el poder. A lo único que aspiran estos directivos es a medrar mientras dure el poder ,saben que es limitado. La culpa no radica en que la empresa sea privada o pública ,sino en el ánimo de los que se asignan a dedo para ocupar determinados puestos.El PP es un claro ejemplo de como funciona la política de amiguismo y simpatizantes .No se elige a buenos gestores ,ni buenos profesionales,normalmente es el mediocre el que ocupa puestos de responsabilidad con el único fin de medrar en lo personal ,importandole un carajo ni la empresa ni los trabajadores.

Puntuación 6
#6
askito_
A Favor
En Contra

Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, salvo para los descerebrados...Como dicen arriba, para que haya corrupción en la pública se necesita a un corruptor de la privada...¿Qué fue primero la gallina o el huevo?...

Puntuación 3
#7
ancarnu
A Favor
En Contra

No sólo Rafeal Caldera. Tampoco pasemos por alto a Carlos Andrés Pérez.

Puntuación 1
#8
aa
A Favor
En Contra

Jejeje....

eso que se lo pregunten a cualquier político ó cargo público y seguro que dirá.......

Es que el dinero público no es de nadie ... pues lo podemos coger ...................¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

antes de que lo pillen los otros....

Chorizos

Puntuación 3
#9
Polí­tico
A Favor
En Contra

Empresas públicas gestionadas por políticos = ladroneo total

Puntuación 1
#10