Firmas

La dinámica económica contra el populismo

  • Nuestra economía ha crecido contra todas las profecías apocalípticas

La confianza en la economía española, cuarta en el peso de la zona euro (10,6% del PIB comunitario) es ya una realidad. En los últimos seis meses tanto analistas internacionales como nacionales, hemos realizado las mayores revisiones al alza de las previsiones de nuestra historia económica. Así, mientras en noviembre de 2014, la mayoría estimábamos un crecimiento en torno al 2% para el año 2105, ahora somos muchos los que creemos que el crecimiento se situara en torno al 3,2% en el 2015 y en torno al 3% en el 2016.

Y es que trimestre tras trimestre, nuestra economía ha venido experimentado un crecimiento acelerado que chirría con todo tipo de profecías apocalípticas. Cierto es que, en el segundo semestre del año en curso, el crecimiento se desacelerará, pero más cierto es que el ritmo de crecimiento no se interrumpirá, permitiéndonos, dicho sea de paso, volver a la liga de los países de la nunca debimos de salir. A poco que hagamos bien las cosas, volveremos a las tasas de paro y a los niveles de renta per cápita de antes de la crisis. Hemos conseguido recuperar el 39% del PIB real que se había destruido durante la recesión, y, de continuar el escenario actual de previsiones, al finales de 2016 recuperaremos la totalidad del mismo.

En estos momentos, todos los indicadores presentan signos positivos, tanto desde el lado de la oferta como desde el lado de la demanda. Veamos, el valor añadido bruto: creció en todos los sectores en el primer trimestre, dándose el mayor crecimiento en la industria, seguido de la construcción y los servicios. La tendencia se mantiene para el segundo trimestre tanto en el sector industrial como en el sector servicios, lo que apunta a una aceleración en el crecimiento del PIB en el segundo trimestre.

La intensidad en la creación de empleo también está siendo mayor de la prevista. Según nuestros cálculos presentados en el informe de coyuntura económica que se titula Por la dinámica económica contra el populismo, el empleo se incrementará en un 3,4% este año, lo que significa 568.000 puestos de trabajo a tiempo completo en media anual sobre 2014, y si tuviéramos en cuenta otras modalidades de contratación, la cifra ascendería hasta 700.000 puestos de trabajo.

Más de uno dirá que a pesar de la intensidad en la creación de empleo, ésta resulta insuficiente mientras no consigamos rebajar las cifras de paro a las que nos enfrentamos. En efecto, pero aun así, un dato a tener en cuenta es que hemos conseguido reducir la cifra en 5 puntos porcentuales en tan sólo dos años, pasando de 27,2% en el 2013, a un 22% en el 2015. Esta rebaja de 5 puntos porcentuales, jamás se ha visto en países de nuestro entorno. Y es que cuando nuestro país crece, crecemos el doble y creamos más empleo que la media europea, claro que, cuando llegan las vacas flacas, nuestra caída es mayor en todos los aspectos. De ahí la importancia de continuar con la corrección de desequilibrios con el objeto de estar mejor preparados para cuando lleguen las etapas recesivas del ciclo económico.

En cuanto a los componentes de la demanda, tanto la inversión como el consumo, la construcción y el sector exterior, presentan signos positivos, a pesar de que las importaciones han acelerado su crecimiento como consecuencia de la recuperación de la demanda interna y el consumo privado.

Esta recuperación de nuestra economía, mal que pese a determinados movimientos populistas, ha venido impulsada por las políticas y reformas llevadas a cabo. Nuestro crecimiento no ha sido debido únicamente a factores exógenos, como pueden ser las buenas condiciones monetarias impulsadas por el BCE, y el abaratamiento del petróleo. Hay que decirlo bien alto. Han sido los ajustes y las reformas lo que nos ha traído hasta donde estamos. Lo que demuestra sin lugar a duda que austeridad y crecimiento no están reñidos. Recuerde el lector cómo en los años 2010, 2011 y 2012, nadie nos quería financiar porque no habíamos hecho los ajustes y reformas.

Sin embargo, ahora, tras pasar la larga travesía del desierto, ha llegado la financiación. Esto es tan cierto en España como en cualquier país de nuestro entorno. Por tanto, no hay margen para populismos y recetas absurdas que lo único que harían es hacernos perder el tiempo.

Para que nuestra historia de éxito perdure, hay que proseguir con las reformas estructurales pendientes y aprovechar la buena coyuntura para seguir reduciendo el déficit público y aliviar la hipoteca de la elevada deuda pública. El saneamiento y la sostenibilidad de las finanzas públicas por tanto representan una conditio sine qua non para lograr impulsar la actividad económica.

comentariosforum10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

jall
A Favor
En Contra

Yo siempre que leo estos panfletos recuerdo las palabras más sabias y sinceras de Rajoy, creo que es la única verdad que se conoce:

" Todo es mentira...salvo alguna cosa"

Puntuación 4
#1
pobrehombre
A Favor
En Contra

Lo podrán entender los rojillos.

Nocreo, pero quizás lo lean, algo es algo, que lo lean.

Puntuación 0
#2
Usuario validado en elEconomista.es
el barandillas
A Favor
En Contra

Si señora vamos a cambiar la vida por la economía. Cambiaremos hogares por viviendas, pensiones por déficit del sistema. Reduciremos los presupuestos de Sanidad y Educación. Porque mucho más importante que los ciudadanos son las cuentas.

Y gracias a ellas nos recuperamos tanto, que cuando se habla de devolver la paga secuestrada a los funcionarios el sistema se marea.

¡Como pueden ser tan burros! La economía que en teroría es una ciencia, está al servicio del hombre y no a la inversa. Porque entre los experimentos con seres vivos en aras de la medicina es animalada equivalente a pensar que se puede expoliar a un pueblo para que cuadren las cuentas.

Puntuación 2
#3
PODEMOS = ENCHUFISMO
A Favor
En Contra

viva PODEMOS!

viva el ENCHUFISMO!

el novio de la Colau, la novia del segundo de la Colau, el sobrino de la Carmena, la ex-novia del Errejón, la novia del que quería matar a Gallardón, etc, etc (ya he perdido la cuenta...)



viva PODEMOS !

viva SYRIZA !

viva CORRALITO !

viva ARGENTINA, VENEZUELA, CUBA, RUSIA, GRECIA!

Puntuación -1
#4
IntoxiKO
A Favor
En Contra

Otra a sueldo de los creadores de realidades paralelas...., empleo descuide que no se crea, salen algunos trabajillos, chapuzas de quita y pon, cosa que los mafiosillos estos y sus chiquilicuatres que les bailan el gaua (incluyase ud)lo venden como un éxito...., ellos recogen las nueces y los que llegan los últimos sólo pueden pegar lametones a la corteza para engañar al hambre....Enhorabuena, a frau Merkel la teneís contenta...poquita vergüenza tiene la mafia.....

Puntuación 1
#5
Eva
A Favor
En Contra

al 4:

Antes de ponerte a escribir tonterías deberías ilustrarte un poco y aprender a pensar por ti mismo.

De nada.

Puntuación 4
#6
Pepe
A Favor
En Contra

La autora del texto debería explicar qué entiende por "populismo", pues es un término demasiado ambiguo y que no viene recogido en el diccionario de la RAE.

Puntuación 2
#7
Bucan
A Favor
En Contra

En España entraron más de cinco millones de inmigrantes de forma masiva descontrolada (efecto Caldera).

Pinchada la burbuja inmobiliaria ninguna actividad puede sustituir a la construcción de más de medio millón de viviendas anuales. Ninguna.

Ahora sobra mano de obra por un tubo para mucho tiempo. Conviene ser realistas y no crear falsas expectativas.

Puntuación 0
#8
ALMUSTAFí
A Favor
En Contra

Por la dinámica económica contra el populismo.

Traduzco : Por la dinámica neoliberal contra la democracia

Puntuación 2
#9
Miguel
A Favor
En Contra

Para empezar la crisis pasó por convertir la deuda privada en deuda pública. Hasta la fecha no me consta haber visto devolver a nadie el dinero robado que hemos tenido que pagar como siempre los ciudadanos. Sra. Semur, mal vamos cuando anteponemos los intereses capitalistas sobre las necesidades humanas. Sí, tiene razón, España crece pero solo lo notan los de siempre, las clases privilegiadas a las cuales de manera directa o indirecta se les ha repartido el festín de aquellos que de buena fé han tenido que malvender para el día de mañana volverselo a poner a disposición a doblón. Esa es la gran economía.

Puntuación 2
#10