Firmas

La nueva crisis del euro será en Portugal

  • La crisis podría no estar al este de la eurozona sino al oeste

Dejamos atrás una semana más en la que los mercados han estado pendientes de un hilo, preguntándose cuál será el futuro de Grecia dentro del euro. Sigo creyendo que no se va a solucionar el problema griego ni el propio de la moneda única tampoco, pero, este mes de junio, se remendará el sistema entero hasta las navidades, y así todos ganan tiempo para centrarse en otra cosa.

En realidad, la crisis podría no estar al este de la eurozona sino al oeste. Portugal es una bomba de relojería a punto de estallar. ¿Por qué? El país está asfixiado por deudas insostenibles, casi todo el dinero se debe a extranjeros y con la economía todavía en apuros, quizá tenga que impagar también. Las elecciones a finales de año podrían desencadenar la segunda crisis portuguesa y eso desvelará que los problemas en Europa implican a mucho más que solo Grecia, por mucho que esta acapare casi toda la atención mundial.

Los tres enfermos

Allá por 2011 y 2012, cuando la crisis del euro empezó a brotar, tres países se hundieron. De ellos, Grecia sigue en cuidados intensivos y podría permanecer así en un futuro inmediato. Los griegos parecen estar dispuestos a hacer lo justo para quedarse en la eurozona, mientras el resto de Europa les ofrece el dinero justo para seguir a flote pero no para crecer (es la teoría invertida de ricitos de oro: probablemente la peor de todas las soluciones posibles).

Irlanda, que siempre ha sido el país más fuerte de los tres Estados en quiebra, vuelve a crecer a un ritmo razonable, ayudado por el camino por la sólida recuperación del Reino Unido, que siempre ha sido su principal mercado para la exportación. Y luego está Portugal, no en crisis permanente a la griega, pero tampoco capaz por lo visto de una recuperación sostenible.

El caso de Portugal

A primera vista, Portugal parece estar en mucha mejor forma que hace tres años. Abandonó el plan de rescate en mayo del año pasado, una vez cumplidos los objetivos del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. La economía vuelve a expandirse de nuevo. El PIB subió un 0,4% el último trimestre y amplía la racha a todo un año de expansión, con un índice de crecimiento anual de hasta el 1,5%. Está previsto que crezca otro 1,6% este año. Si Portugal puede recuperarse, será una victoria aplastante para la UE y el FMI.

Su combinación catastrófica de devaluación interna y austeridad ha conducido a un fracaso rotundo en Grecia pero si logran que funcione en Irlanda y Portugal, la reputación de ambas instituciones podría salvarse. Dos de tres no está mal, después de todo. El problema es que Portugal podría no salvarse.

La recuperación no parece demasiado duradera. Está impulsada sobre todo por el gasto del consumo y un repunte cíclico de la inversión, pero las exportaciones siguen fallando y el paro sube (las últimas cifras apuntan a un 13,7% de la mano de obra). El problema verdadero, eso sí, sigue siendo la deuda. Según los últimos datos de la agencia estadística de la UE, Eurostat, el índice deuda sobre PIB de Portugal ha escalado hasta el 130%.

Todavía más preocupante es que el 70% está en manos extranjeras. La deuda de algunos países, como Finlandia o Letonia, es de extranjeros en su mayoría también, pero tienen la suerte de no tener mucha. Otros países, como Italia, tienen mucha deuda pero están en la afortunada tesitura de que la mayoría es de titularidad nacional. Los portugueses son prácticamente únicos por tener, a la vez, unas deudas muy altas y la mayoría en manos extranjeras.

Pero todo no acaba aquí. Cuando se añade la deuda familiar y corporativa a la ecuación, Portugal tiene más deuda en total que cualquier otro país de la eurozona, incluida Grecia (que básicamente tiene que afrontar la deuda estatal). No existen datos fiables de quién posee esa deuda pero se puede apostar a que la mayoría también es de extranjeros.

Mientras la economía esté estable, y el Gobierno se muestre seguro, no tiene por qué ser un problema, pero Portugal no parece tener esos lujos. El Ejecutivo del líder de centroderecha Pedro Coelho tendrá que convocar elecciones antes de finales de octubre, y el partido socialista de Antonio Costa podría lograr una victoria arrolladora con una plataforma antiausteridad. Si gana las elecciones (y las encuestas le sitúan en cabeza), podría ralentizar el ritmo de los ajustes y provocar la ira del BCE y FMI.

Si Podemos, el partido protesta español, funciona bien al otro lado de la frontera en las elecciones de su país, envalentonará a girar a la izquierda al centro del gobierno portugués y rechazar los recortes del gasto que se le exigen. Hasta ahora, hay poca evidencia de nerviosismo entre los inversores. Los rendimientos de bonos portugueses a diez años han vuelto a subir al 2,7%, del 1,6% que alcanzaron a principios de año, pero nada comparado con el 14% al que llegaron en lo más alto de la crisis.

Las acciones portuguesas han recuperado la mayoría de las pérdidas que sufrieron cuando el país quebró, aunque no hayan vuelto exactamente a niveles de 2011. Y deberían. Todos los datos sugieren que cuando el índice de deuda sobre PIB remonta a la franja del 130% y superior, es prácticamente insostenible. Un país debe crecer a más del 3% solo para mantener las deudas al mismo nivel, y no hay nada absolutamente que indique que Portugal puede lograr eso ni nada parecido. En algún momento, todos esos titulares extranjeros de deuda portuguesa se darán cuenta de que tienen que condonarla, al menos en parte. Cuando eso ocurra, habrá una estampida para vender y las elecciones de otoño podrían ser el desencadenante.

Ahora mismo, los mercados creen que Grecia puede contenerse. Quizá. ¿Pero también Portugal? Eso ya es menos probable. Casi todos piensan que el centro de la crisis de la eurozona está en Atenas, pero podría situarse en Lisboa.

comentarios13WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 13

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carlos
A Favor
En Contra

Bajo el termino austeridad se esconde la perversa intencion de hacer pagar a un pueblo por los errores de los burocratas de la ue y de sus propios dirigentes. Deberia imponerse otro paradigma mas logico que es la racionalidad economica junto con la priorizacion del gasto. Tanto Grecia como Portugal necesitan inversion para modernizar su aparato productivo y su administracion.

Puntuación 5
#1
Mesmer
A Favor
En Contra

Si Grecia es el "jaque", Portugal ya sería el "mate", porque arrastraría a España.

¡Saltan las costuras del euro!

Puntuación 19
#2
luas
A Favor
En Contra

Al 1, sería muy útil que los que habláis de acabar con la austeridad y de meter inversiones dijerais de dónde saldría ese dinero.

Se os suele olvidar y podemos pensar que es un truco para engañar a la gente.

Por ejemplo, Podemos pide que regalemos a Grecia 40.000 millones + dinero nuevo por concretar.

¿Ahora también tenemos que usar el dinero del contribuyente español para "invertir" en Portugal?

¿Y nuestra malnutrición infantil (la de nuestros hijos) cuándo la arreglamos?

Mañaaaaaanaaa.....

Cualquiera que os lea podría pensar que Podemos aprovecha sus 5 europarlamentarios para pedir dinero europeo para "invertir" en España, pero sólo piden dinero español para Grecia.

Puntuación 18
#3
Terterolo
A Favor
En Contra

A Luas:

De la máquina de imprimir billetes que también saben utilizar los bancos para crear burbujas, pero que sin embargo se les olvida cómo usarla en tiempos como estos. ¿Por qué será?

Puntuación 0
#4
Friedman
A Favor
En Contra

P - ¿Y no podrían los gobiernos crear dinero de la nada como hacen los bancos?

R - Si, pero entonces a los bancos se les terminaría el chollo.

Puntuación 2
#5
Usuario validado en Facebook
Toñin Sánchez Castilla
A Favor
En Contra

A los demagogos baratos de la secta del PP, os daré una clase práctica de economía, que el pueblo ya no somos analfabetos como os pensáis, pensamos, si en lugar de comprar bancos, para venderlos a nuestros amigos, tipo CAM, que lo limpiamos, y le inyectamos dinero, y lo vendemos por 1 € a nuestro amiguito Sabadell, hubieramos utilizado su red, para abrir el grifo del crédito, y activar la economía, generariamos puestos de trabajo, activariamos el consumo, no que estamos en deflacion, y otro gallo nos cantaria.

Otra cuestión, si el consumo se reduce, por falta de liquidez de las familias, en 67%, a que lumbreras se le ocurre, que subiendo el IVA, va a a recaudar más, y se va a consumir más????????.......

A que lumbreras, se le ha ocurrido la feliz idea, que subiendo el Euribor, y con cada subida, del mismo, crece la morosidad en Europa, de seguir afisiando, hasta entrar en la crisis, a que lumbreras, se le ocurrio??????

Todo esto tiene un porque, cargarse, loa clase media, y volver a los períodos del Franquismo, y el Nazismo, y ese es vuestro objetivo, putno y peloto, Peperos embargar el país, los moros vienen en pateras, veremos como nos vamos nosotros....

Puntuación -1
#6
Pachu
A Favor
En Contra

Euro es el fín,o como dicen algunos el acabóse del euro.(es ya sólo cuestión de tiempo Lagarde y Dijsselbloem encendieron ya la mecha)

Puntuación -2
#7
luas
A Favor
En Contra

Al 6 ¿Y cuál es la clase de economía?

¿Que una caja quebrada puede dar crédito?

Con tontunas como ésta claro que arreglamos un país en 5 meses. El problema viene cuando se descubre que son gilipolleces.

Eso es lo que está pasando en Grecia, que "economistas" falsos como 6 se ponen a pilotar y ninguna de sus tontunas son posibles.

Puntuación 4
#8
luas
A Favor
En Contra

Al 4 y al 5, se agradece la respuesta: "Imprimr dinero".

Bien, ahora hay que estudiar lo que ocurre cuando se imprime dinero.

Miremos a Argentina y a Venezuela, por ejemplo.

Hasta el economista más comunista acepta que si se imprime dinero llega la inflación.

Por eso NUNCA leeremos a Becerra o a Vincent Navarro decir tal tontuna.

Imprimir dinero no es una solución viable.

Por favor, proponer otra.

Puntuación 9
#9
luas
A Favor
En Contra

Pues tiene razón, parece que no hay pánico y que es Grexit supondrá un estornudo solamente, jejeje.

Randall, Grecia se va por el desagüe, pronto veremos los saqueos para comer y nosotros ni pestañear.

Además, se están conociendo las cifras de estos 5 meses en Grecia y se confirma que los podemitas griegos se han cargado la economía.

No han encontrado a ni un rico para subirle los impuestos, no han encontrado a ningún defraudados, ni saqueador y los que pagaban impuestos han dejado de hacerlo.

¿Los podemitas vais a hacer un manual sobre "cómo cargarse un país en 6 meses"?

¿Me lo firmará Pablo?

Puntuación 2
#10
Paquetocas
A Favor
En Contra

#6.- Demagogia es pretender dar clases de economía sin haber leído ni Teo va al Colegio... y por lo que escribes, creo que no aprendiste ni las vocales, nen.

Dejaros ya de decir chorradas de lo que no entendéis, y un poquito de humildad para ponerse a estudiar.

Puntuación 5
#11
FLO
A Favor
En Contra

Portugal y españa deben girar a la izquierda y poner contra las cuerdas a estos europeistas "fascistas"

Puntuación -2
#12
luas
A Favor
En Contra

Al 12, muy bueno. Como Grecia.

Para joder a los fascistas europeos y que tú te sientas satisfecho, cogemos a millones de españoles y les obligamos a salir en pijama a los cajeros.

Entiendo tu odio a los fascistas (un padrastro fascista y alemán debió abusar de ti de pequeño) pero destrozar la vida de millones de personas para satisfacer tus deseos de venganza suena a Juego de Tronos.

Veo que tu amado líder Pablo ha creado tendencia entre los sociópatas podemitas"¦

Puntuación 2
#13