Firmas

Julio Anguita: "El euro va conformándose como el euromarco"

La Historia nos enseña que en todos los procesos de construcción de nuevas nacionalidades, Estados o alianzas estables con carácter estratégico siempre ha habido un elemento constitutivo que ha gozado de un mayor protagonismo que otros. Esta verdad no ha impedido que los demás hayan aportado una muy significativa parte en el diseño y en la consecución del proyecto compartido.

La Historia de la UE es la de un permanente reduccionismo desde las hiperbólicas aspiraciones de los años ochenta hasta el presente estado de cosas. A lo largo del tiempo han ido cayendo en el olvido la unidad política, la política exterior común, la cohesión económica y social, la fiscalidad común, el presupuesto comunitario digno de tal nombre y por supuesto la vigencia y aplicación de la Carta Social Europea. Y como omnipresente referencia de esa mudanza la férrea dirección de Alemania.

No hay Jefe de Estado o de Gobierno que se atreva a esbozar una propuesta de futuro sin saber de antemano cuál es la posición del Gobierno alemán. El proyecto de una unión bancaria ha significado la enésima reposición de lo que venimos manteniendo. Todo lo que pueda significar la UE queda reducido a la Eurozona y ésta ya sólo es el reino del euro que convenga a los designios de la banca alemana.

Es decir, sin apenas explicitarlo el euro va conformándose como el euromarco. La creación del fondo común de garantía para atender las crisis bancarias queda pospuesta hasta 2026. Mientras tanto los Gobiernos nacionales tendrán que subvenir como hasta ahora, con dinero público, los problemas de los bancos de cada país.

Quedan trece años para que convenientemente saneados, pasen a disposición del poder bancario con sede real en Berlín. Por eso causa alarma la inconsistencia del discurso europeísta oficial y la falta de valentía política para abrir un debate sobre la salida de esta situación de impotencia. Agarrados al euro o llevándolo sobre sus espaldas, se asemejan cada vez más al sapo y al escorpión.

Julio Anguita, excoordinador general de IU.

comentariosforum16WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 16

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ROJO moderado
A Favor
En Contra

ASÍ SE HABLA, KAMARADA!

y pensar que en ALEMANIA DEL ESTE existía un Paraíso donde los obreros tenían todo gratis: vivienda, sanidad, educación, un Paraíso Socialista en la Tierra... pero claro, siempre había algún desagradecido extrema-derechista fascista que quería irse y no había más remedio que construir un Muro para proteger a los obreros a qué no escaparan y claro, si había que fusilar, se fusilaba! ay esos 100 millones de muertos del Comunismo, bien enterrados están por fachas!



SOCIALISMO, ISLAMISMO, ATEISMO o MUERTE!

Puntuación -8
#1
Bastiat
A Favor
En Contra

No hace mucho que el Sr. Anguita tuvo a bien tener un encuentro con los lectores de este medio, pero en mi caso lo vi tarde por razones laborales y no puede participar. Sabido es que no es santo de mi devoción y hubiera estado bien tener la oportunidad de preguntarle.

No pudo ser.

Pero ahora voy a contestar a su artículo.... Sr. Anguita, ¿lo que los alemanes quieren es bueno sólo para Alemania o lo puede ser para todos?

Ud. se queja de que la construcción europea ha caído del guindo de los grandes frases a la realidad más cotidiana de la pela, el euro, y lamentablemente se queja de que los estados tengan que ir a rescatar a SUS bancos, los de su país, con el dinero de SUS contribuyentes.... Y se queja porque eso no se hará con un fondo europeo de rescates....

Pero vamos a ver, SR. Anguita... que ese fondo europeo estará compuesto de dinero de todos los europeos y serán aquellos que mas pongan los que estarán más interesados en que los bancos nacionales, entonces ya no, se comporten adecuadamente para que no sean los contribuyentes de los países bien gestionados los que tengan que ir a tapar los destrozos que malas políticas, sobre todo, como aquí se ha demostrado, en las cajas de ahorros, la banca pública, usada como medio para lograr objetivo políticos y personales de quienes los ocupaban, fueran del signo que fueran... han generado al sistema

¿No le parece Ud que deberían aquellos que van a pagar las garantías de exigir que no se produzcan desajustes en el sistema? ¿Quiere Ud. decir que los alemanes y aquellos ciudadanos de países que sí tienen finanzas saneadas sufraguen los desmanes de los países que no son capaces ni tan siguiera de cuadrar un presupuestos sin endeudarse para los restos???

Si la unión bancaria y el fondo europeo tienen que esperar es para lograr que cada uno se pague sus fiestas con sus dineros, con los de sus ciudadanos, no con los de aquellos que si hacen bien los deberes. Y sólo cuando haya un solo controlador bancario, podrá haber un fondo común para las insolvencias... Sería ridículo que fuera de otra forma... por lo peligroso como aquí se ha demostrado.

Ahora bien.... ¿por qué tienen que salvarse los bancos con los impuestos de todos los cuidadnos? Esa pregunta me gustaría que me la contestara Sr. Anguita.

Puntuación 1
#2
pregunto?
A Favor
En Contra

Nacional-Socialismo, Fascismo (=Nacionalismo + Socialismo) y Socialismo Real (=Comunismo), fueron/son movimientos Colectivistas que tenían en común su Socialismo y el poder omnipresente del Estado

Alguna vez pactaron, como en 1939 en el pacto RIBENTROP-MOLOTOV, para invadir conjuntamente Polonia y Países Bálticos

pero lo que NO entiendo es: por qué unos se esconden y da vergüenza decir que lo eres (="nazis", "fachas"), pero los otros continuan con la cabeza bien alta (=comunistas), a pesar de tener el DOBLE de muertos sobre sus espaldas y tener un programa económico casi idéntico?

Puntuación -14
#3
SOCIALISMO
A Favor
En Contra

GOEBBELS = mano derecha de Hitler

GOEBBELS: " POR QUÉ SOMOS SOCIALISTAS? "

GOEBBELS: " WHY ARE WE SOCIALISTS? "

" We are Socialists because we see in Socialism, that is the union of all citizens, the only chance to maintain our racial inheritance and to regain our political freedom and renew our German state.



Socialism is the doctrine of liberation for the working class. It promotes the rise of the fourth class and its incorporation in the political organism of our Fatherland, and is inextricably bound to breaking the present slavery and regaining German freedom. Socialism, therefore, is not merely a matter of the oppressed class, but a matter for everyone, for freeing the German people from slavery is the goal of contemporary policy. Socialism gains its true form only through a total fighting brotherhood with the forward-striving energies of a newly awakened nationalism. Without nationalism it is nothing, a phantom, a mere theory, a castle in the sky, a book. With it it is everything, the future, freedom, the fatherland!

The sin of liberal thinking was to overlook socialism"™s nation-building strengths, thereby allowing its energies to go in anti-national directions. The sin of Marxism was to degrade socialism into a question of wages and the stomach, putting it in conflict with the state and its national existence. An understanding of both these facts leads us to a new sense of socialism, which sees its nature as nationalistic, state-building, liberating and constructive.

The bourgeois is about to leave the historical stage. In its place will come the class of productive workers, the working class, that has been up until today oppressed. It is beginning to fulfill its political mission. It is involved in a hard and bitter struggle for political power as it seeks to become part of the national organism. The battle began in the economic realm; it will finish in the political. It is not merely a matter of wages, not only a matter of the number of hours worked in a day "” though we may never forget that these are an essential, perhaps even the most significant part of the socialist platform "” but it is much more a matter of incorporating a powerful and responsible class in the state, perhaps even to make it the dominant force in the future politics of the fatherland. The bourgeoisie does not want to recognize the strength of the working class. Marxism has forced it into a straitjacket that will ruin it. While the working class gradually disintegrates in the Marxist front, bleeding itself dry, the bourgeoisie and Marxism have agreed on the general lines of capitalism, and see their task now to protect and defend it in various ways, often concealed.

We are socialists because we see the social question as a matter of necessity and justice for the very existence of a state for our people, not a question of cheap pity or insulting sentimentality. The worker has a claim to a living standard that corresponds to what he produces. We have no intention of begging for that right. Incorporating him in the state organism is not only a critical matter for him, but for the whole nation. The question is larger than the eight-hour day. It is a matter of forming a new state consciousness that includes every productive citizen. Since the political powers of the day are neither willing nor able to create such a situation, socialism must be fought for. It is a fighting slogan both inwardly and outwardly. It is aimed domestically at the bourgeois parties and Marxism at the same time, because both are sworn enemies of the coming workers"™ state. It is directed abroad at all powers that threaten our national existence and thereby the possibility of the coming socialist national state.



Explanation: "The thinking worker comes to Hitler," the caption says. A communist and a socialist are accusing each other of betraying the working class.

Socialism is possible only in a state that is united domestically and free internationally. The bourgeoisie and Marxism are responsible for failing to reach both goals, domestic unity and international freedom. No matter how national and social these two forces present themselves, they are the sworn enemies of a socialist national state.

We must therefore break both groups politically. The lines of German socialism are sharp, and our path is clear.

We are against the political bourgeoisie, and for genuine nationalism!

We are against Marxism, but for true socialism!

We are for the first German national state of a socialist nature!

We are for the National Socialist German Workers Party!

Puntuación -6
#4
jeremias
A Favor
En Contra

¿No seria estupido que nos tomaramos en serio las opiniones de un politico de extrema derecha hablando de economia sin unos rudimentos minimos?¿No le echariamos en cara los resultados de la autoarquia de la España de los 50?

¿Entonces para que publicar opiniones de este payaso representante de una ideologia con millones de muertos a sus espaldas?

Puntuación -17
#5
pregunto
A Favor
En Contra

es sabido que 100.000 moros lucharon en las tropas franquistas matando Republicanos a tutiplén y violando Republicanas a tutiplén

también es sabido que Hitler creó junto con su amigo AL HUSSEINI (tío de Arafat) las SS MUSULMANAS BALCíNICAS/BOSNIAS, que invadió todo el norte de ífrica pero no mató a moro alguno y que siempre tuvo muy buenas palabras sobre el Islam



entonces, pregunto:

por qué los franquistas y/o nazis son racistas con los moros, si eran sus aliados????

por qué los rojos los defienden a muerte, a pesar de ser Ultra-Conservadores en costumbres (esas sí son mujeres SUMISAS) y que mataran/violaran a sus abuelos/as rojos/as?

Puntuación 8
#6
A Favor
En Contra

Vamos , que este señor quiere hacer un banquito publico, poner pufos.. y que si eso lo pague la unión europea...

Si bueno seran europeos... peor no son tan tontos

Puntuación -6
#7
A Favor
En Contra

Vamos, este señor muchas veces ha dicho que quiere hacer banca publica (bankia..) y ahora se "enoja" porque los europeo no quieren pagar el pufo, me temo que le molesta, es que no pudiera hacer locuras con la banca publica, y si sale mal... que pague los europeos...

Puntuación -10
#8
V for Vendetta
A Favor
En Contra

...nunca fue otra cosa

Puntuación 1
#9
v
A Favor
En Contra

Yo siempre he sido partidario de una moneda fuerte y por consiguiente siempre supe que el euro seguiría la idiosincrácia del marco. La cuestión, es saber, cuántos de los que se embarcaron en este proyecto lo sabian. O dicho de otra forma cuántos sinvergüenzas se pensaron que sería la continuación de la peseta....???

Puntuación 4
#10
antonio
A Favor
En Contra

Mientras no sea el euro de Corea del Norte, tan próxima a Anguita, todavía podemos respirar un poco.......

Puntuación -9
#11
Algarrobo
A Favor
En Contra

Yo creo que habría que besar el suelo que pisa este gran cerebro y estadista. Sus politicas son geniales. Subir el gasto, reducir los impuestos y renunciar al deficit y la deuda.Otra propuesta brillante es el sueldo, pensión o subsidio mínimos de 1.500 euros.

Puntuación -3
#12
asd
A Favor
En Contra

y no te imaginas ni siquiera de lo que puede llegar la cosa, y eso que eres el que mas habla de lo que si es ya.

Puntuación 0
#13
Albadalejo
A Favor
En Contra

Pues me parece que lleva razón en todo lo que ha dicho.

Puntuación 5
#14
RAJOY,RUBALCABA FUERA YA
A Favor
En Contra

LOS FACHAS DEL PPSOE NO SOPORTAN A UN HOMBRE HONRADO COMO NO LO SON SUS DIRIGENTES,,,,,,,DEMOCRATAS HEREDEROS DE AQUIE QUE LO DEJO TODO ATADO Y BIEN ATADO.

Puntuación 5
#15
Usuario validado en elEconomista.es
Roxanne
A Favor
En Contra

Pues menos mal que el euro se va conformando como euromarco, porque como se conformase como europeseta, ya sabemos lo que hay. La diferencia entre Alemania, un país de base industrial y España, un país de base..... ¿Que base tiene España?. Como no sea la del paraiso de los ladrones, no se me ocurre otra.

Puntuación 5
#16