Especial Turismo 2020

Correos, al servicio de los peregrinos del Camino de Santiago

  • Cada peregrino anda y vive su propio Camino de Santiago
Cartero transportando las mochilas de etapa en etapa en el Camino
Madrid

Con la "reapertura" del Camino de Santiago el pasado 1 de julio, Correos ha vuelto también a prestar sus servicios para los peregrinos que decidan este verano realizar alguna de las rutas milenarias que llevan hasta Compostela. La compañía ha vuelto a poner en marcha su Paq Mochila, con el que los carteros transportan las mochilas y maletas de los peregrinos de alojamiento en alojamiento

Cada peregrino anda y vive su propio Camino de Santiago. El destino final es el mismo, pero los motivos que llevan a dar los primeros pasos son muy distintos. No importa si lo que se busca es un reto físico o una experiencia más espiritual. Al final, lo importante es lo que se encuentra durante el recorrido. Paisajes de ensueño, personas desconocidas que se convierten en indispensables durante el Camino, situaciones límite, silencios necesarios. Aunque son muchos los momentos a los que al peregrino le invade un sentimiento de libertad, también están los más duros, aquellos en los que aparece la flaqueza, en los que puede cruzarse la idea de abandonar, de regresar a casa. La mochila se convierte en una carga muy pesada a veces, en un recorrido en el que en muchas ocasiones lo que se ansía es descargar y dejar en el Camino las preocupaciones del día a día, las angustias y todo aquello que no nos deja avanzar.

Por ello, una forma de aliviar la dureza del Camino es a través de Correos, que ayuda al peregrino solucionando las necesidades que puedan surgir antes, durante y después de esta experiencia inolvidable.

Correos ofrece los servicios de Paq Mochila, Paq Peregrino, Paq Bicicleta, Consigna en Santiago y venta y recarga de la Tarjeta Correos Prepago, siempre con las medidas que garantizan la segura y correcta realización de los servicios, siguiendo las pautas marcadas por las administraciones y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como es habitual, en 2019, los peregrinos recorrieron mayoritariamente a pie el Camino, con 326.645 caminantes (el 93.99%). Son muchos también los que deciden realizarlo en bicicleta, 19.549 (5.62%), y sí es muy inferior el porcentaje que lo hace a caballo: 792 (0.23%), según datos de la oficina de atención al peregrino.

Ha abierto una consigna en su oficina de Santiago, al lado de la Catedral

El Paq Mochila es uno de los servicios más útiles para el Camino de Santiago, en el que los carteros llevan las mochilas y maletas de los peregrinos, etapa a etapa, de alojamiento en alojamiento. El servicio se puede contratar hasta las 21:00 horas del día anterior a empezar el transporte. El cartero recogerá a partir de las 8:00 de la mañana el equipaje en el alojamiento indicado y lo dejará en el siguiente antes de las 14:30 horas. En la web (en nueve idiomas) se puede seleccionar el tipo de Camino que se va a realizar (Camino francés, portugués, portugués por al costa, primitivo, del norte por la costa, inglés, Fisterra-Muxía o Sanabrés), el lugar donde se empieza el peregrinaje, donde se finaliza y los alojamientos. Además, el personal de reparto de mochilas ha recibido formación específica sobre la Covid-19 y cuenta con equipos de protección (gel hidroalcohólico, guantes desechables de látex y mascarillas FFP2).

Cartero transportando las mochilas de etapa en etapa en el Camino

Una vez realizada la reserva, Correos organiza todas las recogidas y traslados con la información que se haya facilitado y se asigna un código de control a la mochila o maleta para coordinar el transporte. En la web se ofrece información de contacto de los más de 5000 alojamientos a los que Correos ofrece su servicio de Paq Mochila, clasificados por localidad y tipo de establecimiento: albergues, pensiones, hostales y hoteles.

Asimismo, Correos dispone de un servicio de paquetería para peregrinos, diseñado para solucionar los problemas de envío de los enseres o compras a lo largo del Camino desde cualquier oficina de Correos y se puedan recoger cuando se quiera en otra oficina, hasta 75 días después.

Es un servicio ideal para enviar maletas al final del Camino para continuar vacaciones o para enviar la mochila de vuelta a domicilio. Así no se tiene que viajar con ella, ahorrándose problemas de logística o de facturación.

La experiencia del bicigrino

La experiencia en bicicleta de este peregrinaje es también muy enriquecedora y diferente. Explorar en dos ruedas sobre el asfalto, atravesar, día tras día, las diferentes etapas que pasan por senderos de piedra y subidas y bajadas constantes o bonitas rutas entre arboledas. Por ello, realizar esta ruta en bicicleta requiere llevar otro tipo de equipaje, por ejemplo, llevando alforjas o una mochila diferente y llegar hasta el destino con el velocípedo también puede ser un problema. Por ello, Correos, ofrece el servicio Paq Bicicleta, para enviar las bicicletas antes y después del Camino.

Para empezar el recorrido en bici, solo es necesario acercarse a una oficina de Correos donde facilitarán un embalaje especial para empaquetar la bicicleta y hacer el envío, asociado siempre a un código para hacer el seguimiento del paquete a través de la web. Se podrá enviar a la oficina de Correos donde se vaya a empezar el recorrido (podrá estar en consigna durante 15 días de forma gratuita) y se se comienza el Camino en Roncesvalles, se podrá recoger en el propio albergue.

Consigna en Santiago de Compostela

Para enviar la bicicleta de vuelta, Correos cuenta con la oficina de Santiago de Compostela, a dos minutos de la Catadral, en Rúa do Franco, 4 y otra justo al lado de la estación de autobuses, calle Ánxel Casal y desde la misma Oficina del Peregrino de la calle Carretas. Si se finaliza el recorrido en Fisterra, se puede enviar la bici desde la Oficina de la calle Coruña.

El año pasado casi 350.000 personas lo recorrieron andando o en bicicleta

El final del Camino también es importante. La satisfacción y el sentimiento de superación aparecen al pisar las primeras calles de Santiago y lo compensan todo. Exprimir la alegría de haber llegado entre las calles aledañas a la Catedral ofrece al peregrino un sentimiento de superación cuando entra en la magnífica iglesia de Santiago. Para ello Correos cuenta con una oficina de consigna para dejar todo el equipaje al lado del Catedral y así poder disfrutar de la plaza del Obradoiro, la más anhelada del mundo. En esta oficina se pueden guardar mochilas, maletas, bicis o bastones. Así se podrá entrar a la Catedral e ir a buscar tu Compostela o visitar la ciudad sin pesos ni cargas.

En 2019 recogieron su Compostela un total de 347.578 peregrinos tras recorrer alguna de las Rutas Jacobeas. Sellar la credencial del Camino de Santiago también es un acto muy importante para los peregrinos. Correos ha habilitado en sus oficinas el sellado de las credenciales, de hecho, en muchas de estas oficinas tienen matasellos especiales con imágenes de lugares emblemáticos del Camino. Y si además se es amante de la filatelia se puede adquirir la Credencial Filatélica o la Tarjeta del Camino Portugués.

Todo un abanico de facilidades para recordar el Camino de Santiago como la experiencia vital que es. No importan los kilómetros recorridos, o si han sido a pie o bicicleta. Nunca se olvida todo lo aprendido durante el recorrido ni la emoción que se siente al llegar al destino que durante días o semanas han ido marcando unas flechas amarillas.

Asimismo, Correos pone al servicio del peregrino una tarjeta prepago que permite tener bajo control el dinero, sin tener que estar asociada a ninguna cuenta bancaria, no solo a aquellos que van en bici, sino a todos los peregrinos en general. Se puede recargar en las más de 2.400 oficinas de Correos con efectivo o con tu tarjeta bancaria, y se puede llevar hasta un máximo de 7.500 euros. Además, la recarga es muy fácil, el efectivo mínimo es de 10 euros y el máximo 1.000 euros, pudiendo hacerse la recarga a través de Internet en este link o a través de la aplicación para móviles. En este caso, el importe máximo de recarga diario es de 250 euros a cargo de una tarjeta de débito. Además, con esta tarjeta se ahorra por el cambio de divisas, en el caso de ser extranjero, puesto que se realizan los pagos con una tarjeta nacional. Y es que la internacionalización del Camino es un dato cada vez más relevante. La presencia internacional es cada vez mayor, no solo de estadounidenses, -atraídos por el film The Way- sino también de alemanes, italianos, portugueses o franceses; así como de lugares tan alejados como Corea del Sur, Japón o Rusia, hasta llegar a más de 180 países.

Proteger el medio ambiente

Correos también ha puesto en marcha una campaña medioambiental en redes sociales para concienciar a los peregrinos de la importancia de preservar el patrimonio natural del Camino de Santiago. Esta iniciativa propone compartir a través de las diferentes redes sociales consejos sobre cómo promover la sostenibilidad en el Camino de Santiago a través del hashtag #CaminoSostenible. La iniciativa busca poner esta realidad de relieve, aliándose con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) fijados en la Agenda 2030. Se trata de 17 objetivos promulgados por la ONU en 2015 con el propósito de que los países y sus sociedades mejoren sus vidas. #CaminoSostenible girará alrededor de estas tres patas que son fundamentales para mantener el espíritu del Camino: medio ambiente, personas y patrimonio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.