Especial Turismo 2020

Las Islas Baleares, un destino seguro, de calidad y riguroso

  • El Plan Piloto Turismo Illes Balears se ha consolidado como un ejemplo de colaboración público-privada
  • Permitió al archipiélago convertirse en el primer destino de España en recibir visitantes extranjeros
Cala Macarella en Menorca. iStock.

Desde que comenzase la pandemia y el turismo se viese paralizado en prácticamente todo el mundo, han sido muchos los destinos que han estado durante todo este tiempo trabajando para estar a punto cuando llegase el momento de volver a recibir viajeros.

Es el caso, precisamente, de las Islas Baleares, pues la Conselleria de Modelo Económico, Turismo y Trabajo del Gobierno de esta Comunidad Autónoma ha venido trabajando en la recuperación de la imagen de la región como destino turístico seguro en la desescalada, y continúa trabajando para la reactivación del turismo durante la llamada nueva normalidad en la que nos encontramos. 

Para lograrlo, se impulsó el Plan Piloto Turismo Illes Balears, un ejemplo de colaboración público-privada que permitió al archipiélago convertirse en el primer destino turístico de España que recibió el pasado 15 de junio visitantes extranjeros de manera segura para residentes, trabajadores y los propios turistas.

Catedral de Palma de Mallorca. iStock

Este plan, que concluyó el pasado 22 de junio, contó con un total de 14 vuelos operados -13 de ellos a Mallorca y 1 a Ibiza- y alrededor de 2.000 pasajeros. La llegada de los vuelos fue escalonada con el objetivo de facilitar a las autoridades la labor de control y seguimiento de los viajeros y preservar, en todo momento, la seguridad de todas las personas implicadas en estos desplazamientos.

Como afirman desde el Gobierno balear, gracias a esta prueba, las Islas tuvieron la oportunidad de demostrar que son un destino seguro, de calidad y riguroso, y supuso un reconocimiento al trabajo desarrollado por el Govern de manera conjunta con el sector privado, los sindicatos mayoritarios y el resto de instituciones locales para recuperar la normalidad turística e impulsar una iniciativa de este tipo.

El Plan Piloto de las islas tuvo un gran impacto en los mercados de Reino Unido y Alemania

Asimismo, conviene resaltar el balance positivo que hace este ejecutivo del plan, con un impacto económico publicitario superior a los 35 millones de euros en Alemania y  Reino Unido, y una repercusión total superior a los 58 millones de personas. Precisamente, estos son los dos mercados más importantes para la industria turística de las Islas Baleares. De hecho, en 2019, el número de turistas procedentes de Alemania superó los 4,5 millones por cuarto año consecutivo.

Desde la Conselleria insisten en que, gracias a este plan, Baleares logró mostrarse ante el mundo como un destino seguro y la imagen de todas las islas salió beneficiada a nivel mundial de esta promoción.

Los Reyes de España también han puesto su granito de arena en este cometido de promoción del archipiélago, pues escogieron la isla de Mallorca como segunda visita de su reciente gira por España. De hecho, dieron las gracias a los primeros turistas que se encontraron por la playa de Palma y les dieron la bienvenida a España. 

Ésta, en concreto, es una de las zonas de Palma más castigadas por la crisis económica derivada de la pandemia provocada por el covid-19, pues de las 47.900 plazas hoteleras que hay en la ciudad, el 73% se encuentra en esta zona, que va viendo cómo poco a poco va aumentando la demanda.

Vista aérea de Es Vedrá desde la antigua torre de des Savinaren Ibiza. iStock

Según la Asociación de Hoteleros de Playa de Palma, durante mayo y junio solo 11 establecimientos hoteleros abrieron mientras que se estima que para el mes de julio estén abiertos el 47% del total. En toda la isla, la previsión -según la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca y la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH)- es que para finales de julio puedan abrir sus puertas unos 500 hoteles en función de la demanda que se registre por parte del mercado británico.

Refuerzo de las medidas

Otras medidas que hacen de las Islas Baleares un destino preparado ante la llegada de turistas es la elaboración de guías de salud laboral por parte de la Conselleria de Turismo, en colaboración con el IBASSAL, Salut y la AETIB, para garantizar la seguridad de visitantes y trabajadores. 

Otra iniciativa ha sido la puesta en marcha de campañas para revalorizar el producto turístico de las Islas Baleares y los segmentos estratégicos turísticos (SET).

Por su parte, en materia legislativa, y como se extrae del portal web del gobierno balear, se prevé elaborar un plan de impulso de la inversión privada para la modernización de la industria turística, y fomentar un turismo familiar en detrimento del turismo de excesos. En relación con este tema, se han reforzado las medidas de protección y los operativos de inspección en zonas estratégicas y, recientemente, se han cerrado zonas de ocio para evitar aglomeraciones y contagios. 

Por último, se potenciará la conectividad aérea y marítima de las Islas Baleares con campañas de comárketing para recuperar rutas perdidas e incentivar nuevas operaciones tras el covid-19.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.