recuperacion-economica
Especial Recuperación Económica

El sector educativo pone el acento en los sistemas de becas y ayudas

  • Son múltiples los planes que desde universidades y escuelas de negocio están desarrollando con el objetivo de recuperar la estabilidad
Madrid

Universidades y escuelas de negocio ofrecen a los estudiantes diferentes opciones para que nadie se quede atrás en los estudios por problemas económicos.

Ni la situación económica ni la realidad educativa son las que las instituciones de educación superior quisieran tener con el curso ya iniciado y una segunda ola en pleno apogeo. La pandemia Covid-19 ha llegado para revolucionar y restablecer todos los sectores de la sociedad, dejando tras de sí una incertidumbre a la que muy poca gente es capaz de ponerle nombre. Por los sistemas educativos tampoco ha pasado desapercibido el virus. El mes de marzo obligó a colegios, universidades y centros formativos echar el cierre y pasar en menos de tres días todo el proceso educativo presencial a las plataformas online. A pesar de todo, la comunidad educativa al completo se comprometió con intentar mantener el nivel educativo de los jóvenes y pudo conseguirlo en unas circunstancias muy complicadas.

Hoy en día, con el curso ya iniciado, los protocolos se multiplican en cada institución de educación tratando de salvar, no solo la formación, sino también la economía. Son múltiples los planes que desde universidades y escuelas de negocio están desarrollando con el objetivo de recuperar la estabilidad que tenían a comienzos del mes de marzo, que les ayude a continuar no solo a ellos, sino también a todos los jóvenes que se están formando en sus instalaciones.

Impulso económico de la Región

Las becas y ayudas económicas se han convertido en el bien más preciado para aquellos estudiantes que no saben si van a poder continuar con sus estudios este año por el esfuerzo que supone para ellos y sus familias. Con el fin de solucionar esta situación, el pasado mes de mayo la Comunidad de Madrid informó del lanzamiento de las Becas Seguimos para universitario, que recibirán una dotación de 9 millones de euros por parte de la Comunidad y 3 millones de las universidades para que los más afectados por la crisis generada por el coronavirus puedan continuar sus estudios en la universidad pública.

Relacionado con este asunto, el gobierno regional también manifestó su plan de actualizar la plataforma EducaMadrid para atender las nuevas necesidades derivadas de la generalización de la docencia online y se pondrán en marcha acciones específicas en los centros de Formación Profesional para intensificar las actividades de aprendizaje que permitan la adquisición de las competencias profesionales de gestión y emprendimiento, que alcanzará a 60.000 jóvenes.

Caída inminente de ingresos

El golpe está siendo tan fuerte que todas las escuelas de negocios y universidades están sufriendo en sus arcas una bajada de ingresos considerable. Una de las soluciones más recurrente en estos casos son los despidos y los recortes en los salarios. Es lo que llevó a cabo la escuela de negocios ESADE, una de las más influyentes del mundo. La crisis económica obligó a la dirección a tomar decisiones complicadas para salvar su futuro inmediato. En este sentido, se produjo una reestructuración de plantilla con el único fin de asegurar la continuidad de los programas como se han desarrollado hasta la fecha y la pluralidad del equipo docente, dos cuestiones que convierten a Esade en referente internacional.

La institución educativa ESADE reestructuró su plantilla con el fin de asegurar la continuidad de los programas

Otra de las opciones a las que recurrió esta escuela de negocios es a recortar los horarios de sus trabajadores, eliminar los cheques restaurantes, suprimir las clases de inglés para el personal y suspender otras medidas sociales. Además, dentro del plan estratégico 2019-2020 se valoraba la opción de encontrar un nuevo campus en Madrid, pero con la situación actual se paralizó por completo.

Lo que es ya una realidad en toda regla es que la enseñanza online ha llegado para quedarse y, a pesar de que para algunos no aporta el mismo valor que el aprendizaje en el aula, se espera que durante los próximos cursos forme parte de la nueva normalidad. En este sentido, universidades y escuelas de negocio ofrecen flexibilidad, adaptación, seguridad y cientos de protocolos que convenzan al estudiante para que se matricule en los programas que ofrecen sin ninguna preocupación.

Uno de los ejemplos de superación ante esta crisis ha sido el de la Escuela de Negocios y Dirección. Esta institución cuenta con un fuerte componente de educación virtual, por lo que no se han visto tan afectados económicamente hablando como las escuelas presenciales. Francisco Santos, director de ENyD indica: "Se han reducido algunas líneas de negocio como la formación para empresas, mientras que la formación directamente para alumnos individuales se ha incrementado". La clave para intentar mantenerse explica, que ha sido mantener el contacto con las empresas clientes para estar listos en el momento en el que los pudieran necesitar.

Sobre la hipótesis de si se volverá en algún momento a la normalidad que conocíamos hace algo más de medio año, el director opina que se trata de toda una incógnita. Santos manifiesta que: "tardaremos un par de años hasta tener una situación normalizada en la que pueda existir un máster presencial, con un buen número de alumnos y con un alto porcentaje de estudiantes internacionales". A la hora de crear estrategias para hacerle frente a esta crisis, desde ENyD están en fase de creación de alianzas internacionales y corporativas, de tal forma que se puedan generar mutuamente ventajas competitivas sostenibles a largo plazo. Santos explica que: "El crecimiento internacional y la apertura de nuevos mercados será importante para nosotros. A pesar de que en la actualidad nuestros resultados son mejores que el año anterior, si la situación de incertidumbre se prolonga en el tiempo, terminará afectando de forma negativa".

Fase de in-pass en IMF

IMF Business School descarta la etapa de recuperación económica y la modifica por una de "in-pass", a la espera de ver cómo evoluciona la economía. Carlos Martínez, presidente de IMF Institución Académica, considera que la pandemia ha tenido un fuerte impacto en la formación presencial y semipresencial. "En IMF nos hemos mantenido pese al drama de la situación porque sí estábamos preparados para poder trasladar a los hogares la experiencia presencial", detalla. En los últimos meses desde esta institución han notado un aumento de demanda de cursos más cortos, es decir, los planes a largo plazo se han eliminado por miedo.

La URJC ha apostado por la flexibilidad de los pagos para ayudar económicamente a los estudiantes

Otra de las escuelas de negocio que se ha reinventado y ha apostado por la formación online es IESE Business School. El formato tecnológico y digital ha llegado para quedarse y esta institución ha apostado por los programas que se ofrecen bajo una metodología de clases híbridas, manteniendo todas las medidas y seguridad posible.

Desde las universidades el escenario también es de preocupación. La Universidad de Barcelona ha ajustado importes entre partidas para poder atender los gastos e inversiones derivados de la pandemia. No obstante, tal y como apunta Oriol Escardíbul, Gerente de la Universidad de Barcelona: "el ritmo de gasto se intenta ralentizar dada la disminución de ingresos prevista". Hasta el momento esta institución ha gastado 1,8 millones en compra de portátiles para el profesorado y personal de administración y servicios; 0,5 millones en la adecuación audiovisual de aulas en las facultades; más de 1 millón en material de protección y refuerzo de limpieza y desinfección, etc. Para hacerle frente a todo este gasto, Escardíbul manifiesta que por una parte están al tanto de lo que pueda suceder, pero el conseller d´empresa i Coneixement, Ramon Tremosa, anunció que en breve llegarían, como adelanto, 20 millones para las universidades públicas catalanas, lo que supondría un verdadero alivio en sus cuentas.

Asimismo, en la actualidad tienen menos ingresos por reducción de matrícula de másteres, reducción de ingresos por transferencia, alquileres, etc. "A día de hoy estimamos un déficit de unos 20 millones de euros para 2020". En cualquier caso, asume: "sin la ayuda de las administraciones será imposible afrontar los retos de la pandemia".

El worst case de la UOC

Mejor prevenidos que curados. La Universidad Oberta de Cataluña (UOC) realizó al empezar la pandemia un worst case, es decir, el escenario más desfavorable posible y, en el peor de los casos, supusieron que habría un descenso del 10% en la primera matrícula de los grados. Económicamente, esto podría significar una reducción de unos seis millones de euros en ingresos. No obstante, parece que todavía no se ha cumplido porque hasta el momento, la campaña de matrícula va mejor que la del año pasado, pero están en alerta ante el impacto muy negativo de la crisis económica. Antoni Cahnre, gerente y director general de la UOC opina que: "habrá más personas en el paro y, como consecuencia de ello, menos gente con capacidad de contratar formación".

Por su parte, la Universidad Rey Juan Carlos ha apostado por la flexibilidad de los pagos. El objetivo principal para esta institución es que ningún alumno se quede fuera de una formación concreta por motivos económicos. Según Javier Ramos, rector de la URJC "Hemos mejorado las ayudas propias a los estudiantes que acrediten la necesidad y hemos establecido un servicio de préstamos de ordenadores". Como universidad pública, esta institución depende de los presupuestos públicos, por lo que en la actualidad se encuentra trabajando con la Comunidad Autónoma para regularizar la situación y poder disponer del dinero para acometer las mejoras que necesita la Universidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin