Especial Formación

Las claves de una nueva docencia universitaria

  • Hemos aprendido en esta crisis que la enseñanza universitaria tiene que estar centrada en el estudiante para que sea protagonista de su formación
Madrid

La crisis del covid llegó de repente y nos obligó a dar una respuesta urgente. En marzo migramos rápidamente a un modelo de aprendizaje a la fuerza online, pero ahora se trata de modificar nuestros modos de enseñar y aprender. Ahora el reto es otro: lograr un aprendizaje auténtico.

Hemos aprendido en esta crisis que la enseñanza universitaria tiene que estar centrada en el estudiante para que sea protagonista de su formación. La universidad española tenía esta asignatura pendiente: que el proceso de enseñanza y aprendizaje se centrara en el "estudiante" –así, "estudiante", en sentido activo, y no meramente alumno pasivo–. Es la vía para enseñar a pensar, desarrollar el juicio crítico, ejercitarse en la capacidad de argumentar y persuadir, asumir responsabilidades… De los estudiantes hemos aprendido ese afán inconformista por el aprendizaje auténtico.

También hemos aprendido que los medios son importantes hasta cierto punto. Serán imprescindibles si no existe otro canal de comunicación, por ejemplo, por el aislamiento. Pero la clave no está en la herramienta tecnológica, sino en la finalidad y contenidos que transmitimos. Después de varios meses de preparativos para dotar todas las aulas y espacios de trabajo con medios para seguir la docencia a distancia, podemos decir que lo esencial no es eso. Todo eso será de ayuda si seguimos apostando por una docencia personalizada y de calidad, de tú a tú, atenta a la situación particular de cada estudiante.

"Esta crisis nos ha enseñado a destacar y reforzar el papel del profesor y su misión, un servicio a la sociedad y a las personas"

Pienso que esta crisis nos ha enseñado también a destacar y reforzar el papel del profesor y su misión, que se destaca como un servicio a la sociedad y a las personas singulares. Del docente se espera que sepa, que sepa transmitir, y que transmita con pasión por su materia y trabajo.

Está claro que, tras la pandemia, la enseñanza no será igual. En la Universidad de Navarra hemos rediseñado la docencia para convertirla en una experiencia de aprendizaje que favorece la responsabilidad del estudiante y fortalece la misión del profesor. Y eso nos hará superar todos los obstáculos y taxonomías del pasado, y nos permitirá reinventar la Universidad.

Elaborado por Pablo Sánchez-Ostiz, Vicerrector de Ordenación Académica de la Universidad de Navarra

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin