Especial Ferrocarril

Hitachi Rail, hacia una economía verde

  • Este tren de alta velocidad ha sido el primero en recibir una Declaración Ambiental de Producto
Aprendices de soldadura de Hitachi Rail
Madrid

La compañía Hitachi Rail STS España S.A. (anterior Ansaldo STS España S.A.), es una filial de la empresa Hitachi Rail STS y una empresa del grupo japonés Hitachi Rail que trabaja como proveedor de productos ferroviarios con 110 años de recorrido y que opera de forma internacional con presencia en 38 países -entre ellos España- y que cuenta con 11 plantas de fabricación en tres continentes. Trabajan desde el metro, el transporte diario y el material rodante de alta velocidad hasta la gestión del tráfico, las soluciones de tracción y señalización.

Una de las últimas actividades que han realizado en España ha sido la construcción del modelo ETR1000 de ILSA (Intermodalidad de Levante S.A.) –que califican como ''el tren más rápido, sostenible y silencioso de Europa-, realizado en colaboración en su fábrica en la localidad italiana de Pistoia como en la planta de Alstom en Trápaga (Vizcaya).

Este tren de alta velocidad ha sido el primero en recibir una Declaración Ambiental de Producto (EDP por sus siglas en inglés) -estas declaraciones permiten destacar un producto que es respetuoso con el medio ambiente-, al ser su impacto medioambiental de 28 gramos de dióxido de carbono por pasajero y kilómetro, además de que el 95% de sus materiales son reciclables.

Hitachi Rail apuesta por la tecnología de combinación de batería, ya sea 100% eléctrica o híbrida, para responder a los desafíos medioambientales a los que se enfrenta la sociedad actualmente. Para ello crearon el tren de batería regional del Reino Unido, que puede alcanzar velocidades máximas de entre 90 y 100 mph, y que funciona solamente con baterías que se recargan mientras está en movimiento debajo del cableado, todo ello sin comprometer los asientos, la capacidad o la experiencia de los pasajeros. Una solución clave para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que generan los ferrocarriles y, además, supone un paso más para alcanzar los objetivos que se han fijado para reducir un 50% las emisiones de CO2 para el año fiscal 2030.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin