Especial Ecoaula

Las escuelas de negocio cruzan el charco para ser el 'partner' perfecto

Madrid

La educación sigue siendo un reto y el principal tema de agenda para muchos países del mundo que tratan de garantizarles a sus estudiantes un acceso a la educación de calidad.

Sin embargo, la situación y el contexto de los países de América Latina varía según qué región se analice. La evolución es uno de los aspectos que más preocupa a investigadores, ya que tan solo tres países de nueve participan en las pruebas PISA, concretamente, Chile, Colombia y Perú, son los que muestran avances respecto a versiones anteriores, a pesar de que siguen siendo los países de más bajo desempeño.

Según Rebeca Grynspan, titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), a pesar de que la tasa de educación superior en América Latina se cuadriplicó desde los años 80, "actualmente dos tercios de quienes llegan a la universidad son la primera generación de su familia que lo logra".

En el año 2016, el Observatorio Ciudadano de Reduca investigó los principales indicadores que analizan el estado de la educación en América Latina. En Argentina, solo el 92 por ciento de los niños y niñas de tercero básico no puede resolver un problema matemático de números naturales. Además, la tasa de abandono escolar en Colombia en el primer año de secundaria es del 18,5 por ciento y en Ecuador, la misma tasa pero referida a la escuela primaria, llega al 13 por ciento.

A pesar de los múltiples esfuerzos que se ha estado haciendo para situar la educación de estos países a un buen nivel, todavía queda mucho camino por recorrer, sobre todo en la región de Colombia. Según el Instituto de Estadística de la Unesco, un total de 617 millones de niños y adolescentes en todo el mundo carecen de un nivel mínimo en lectura y matemáticas. De acuerdo con el Banco Mundial (BM), la educación en América Latina y el Caribe (ALC) ha mejorado notablemente porque el número de estudiantes universitarios de ALC se duplicó entre 2007 y 2017, aunque solo el 50 por ciento se graduó a tiempo. Según este informe, esta región debe mejorar la calidad de su docencia pública y privada comenzando por ofrecer una mejor información respecto a requisitos, programas de estudio, incentivos y opciones de financiación , así como vincular la educación con los mercados de trabajo y su crecimiento.

Uno de los desafíos a los que se enfrenta esta región es la conectividad a Internet. En este sentido, según un artículo publicado por el diario argentino La Nación, hasta febrero de 2018, el 85 por ciento de las escuelas en la región latinoamericana no contaba con acceso a la web. La directora de Educación para Microsoft, Mariana Maggio, insiste en la importancia que tiene el acceso a la conectividad debido al derecho a la inclusión digital que persiste en este lugar. Según esta educadora, Latinoamérica posee una cantera de talento de educadores que han estudiado por más de una década la inmersión de la tecnología en los procesos educativos. A pesar del enorme reto existente en los países para insertar la tecnología, las autoridades gubernamentales han mostrado receptividad respecto al tema.

Educación empresarial

El libro Latin America: Management Education's Growth and Future Pathways sigue una perspectiva pasada, presente y futura sobre el crecimiento de la educación en la región. En comparación con otras partes del mundo, tiene una alta proporción de personas en edad de trabajar (25-54 años), el perfil de edad habitual del mercado objetivo para programas de postgrado y educación ejecutiva. Esta investigación cubre los 20 países que conforman la región. En los últimos diez años ha habido un incremento impresionante en el número de instituciones que ofrecen educación empresarial en todos los niveles, tanto privados como públicos, pero especialmente en los sectores de MBA y educación ejecutiva.

El mercado laboral presenta en la actualidad nuevas exigencias y, la necesidad de adquirir estos conocimientos, es fundamental para los profesionales que quieren estar preparados y poder acceder a un puesto de trabajo competitivo. De esta forma, tanto las escuelas de negocios como las propias empresas se proponen formar líderes que cuenten con las habilidades necesarias para triunfar en el mundo actual. Algunas de estas escuelas españolas han encontrado un hueco muy productivo en Latinoamérica. Una de ellas es ESADE Business School que, con sede en Barcelona, cuenta con presencia en Brasil, Perú, Colombia, México y Argentina. Esta escuela proporciona una experiencia de aprendizaje moderna, innovadora e inherentemente digitalizada para formar a líderes capaces de adaptarse a las nuevas formas de pensar y trabajar, mediante la innovación y la creatividad.

Desde su fundación hace más de 55 años, ESADE ha estado presente en América Latina, donde lleva cerca de 30 años desarrollando su labor formativa. Colabora con las mejores universidades del continente y ha impartido cursos en distintos países, ofreciendo una formación directiva, mediante programas como el Full-Time MBA. Desde septiembre de 2013, ESADE está presente en todo el territorio a través de sus directores en México DF, Bogotá, Lima, Sao Paulo y Buenos Aires. En enero de 2014 se incorporó también San Salvador. De este modo, ha aumentado su capacidad para entender las necesidades formativas de la región, ya sea a través de programas ejecutivos, MBA y universitarios, así como servicios de desarrollo profesional.

IESE es la escuela de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Su alcance mundial va más allá de los campus e instalaciones de la escuela en Barcelona, Madrid, Múnich, Nueva York y Sao Paulo. Está vinculado a escuelas de negocio asociadas con las que tiene convenios de intercambio y asociaciones.

Las iniciativas más importantes que esta escuela ofrece en sedes internacionales son los programas GEMBA y EMBA, con sesiones en tre continentes, y la cartera de formación para ejecutivos, una de las más valoradas, que se imparte por todo el mundo. La IE Law School impulsa la innovaciónen el mundo jurídico formando a abogados con mentalidad global, capaces de pensar en derecho de una forma diferente y preparados para marcar la diferencia. Esta escuela tiene sede en Seúl, Santiago de Chile, Sao Paulo, Lima, Quito, Bogotá, Caracas, Ciudad de México, Buenos Aires.

Los primeros en 'rankings'

EAE Business School es reconocida por tercer año consecutivo entre las 50 mejores escuelas de negocios y tiene sede en México, Colombia y Perú. Un equipo de esta escuela visitó el pasado mes de febrero tres países de Centroamérica - Costa Rica, Panamá y República Dominicana- para llevar a cabo eventos de índole académica. La Escuela Superior de Gestión Comercial y Marketing (ESIC) se situó durante este año entre las mejores escuelas de negocios globales, según América Economía. En Brasil tiene un campus en las localidades de Curitiba y Brusque. La oferta de ESIC va desde estudios universitarios de grado, títulos propios, enseñanzas biligües o máster y posgrados.

Structuralia es una escuela de formación especializada y enfocada a profesionales, empresas, Organismos Públicos y Agentes Sociales. Su oferta en Latinoamérica se divide en diferentes temáticas como telecomunicaciones, industria, carreteras, entre otros.

El posicionamiento internacional de EADA Business School se ha visto reforzado en los últimos años por los programas desarrolladosen América Latina. Uno de los acuerdos que destacan es con Centrum Católica Graduate Business School, a través del cual ofrecen másters especializados conjuntos en la ciudad de Lima y permite obtener un doble grado otorgado por cada una de las institu- ciones.

En Colombia, el acuerdo se decretó con El Rosario GSB, que ofrece programas de formación directiva orientados a profesionalizar la creación e innovación en los negocios para agregar valor a las empresas.

Sinergias universitarias globales

Cada vez son más las universidades que firman convenios específicos de desarrollo con instituciones latinoamericas. Un ejemplo de ello es la Universidad de León, que recientemente ha firmado un acuerdo con la Facultad de Derecho de Santa María (FADISMA) para guiar lo futuros proyectos que se van a poner en marcha de cara a coordinar la acción conjunta en el marco de la Red Latinoamericana de Facultades y Escuelas de Derecho de las que ambas entidades forman parte. En este convenio se ha estudiado la posibilidad de facilitar el intercambio académico de profesores y estudiantes, así como la proyección conjunta de proyectos de investigación y cooperación. Otro ejemplo es la Escuela Complutense Latinoamericana que nació para estrechar los vínculos entre la UCM con el resto de instituciones académicas universitarias latinoamericanas. En este punto, docentes y estudiantes de diferentes universidades pueden, al menos durante dos semanas, compartir sus conocimientos y enriquecerse con el intercambio de experiencias. En este sentido, pretende contribuir a profundizar en la cooperación estratégica entre las universidades mediante la creación de grupos de trabajo, cursos de doctorado, etc.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0