Especial Deportes

Telefónica: el éxito en la alta competición también tiene rostro de mujer

El partido no era decisivo, aunque a los dos equipos les hacían falta los puntos, bien para acercarse a los puestos que permiten jugar la fase de ascenso a la Liga DIA, bien para evitar los que conducían a la categoría inferior, la 1ª División Nacional. Era domingo, el 10 de marzo, y a las cuatro de la tarde casi 13.500 almas bullían de expectación en el WiZink Center de Madrid. Sobre el parqué, veinte jugadoras, dos plantillas, que hicieron historia.

Ese día, el Movistar Estudiantes y el Magec Tías Contra la Violencia de Género, de Lanzarote, se disputaron la victoria en la vigésima segunda jornada de la Liga Femenina 2, en un escenario insólito: el pabellón donde disputa sus partidos de la Liga Endesa el Movistar Estudiantes masculino. Aunque las Women in Black -como se conoce a las jugadoras del equipo madrileño- ganaron con claridad -por 86 a 55-, el resultado fue una victoria para el deporte español. 13.472 espectadores disfrutaron del encuentro, batiendo el récord de asistencia a un partido de baloncesto femenino en España.

Este hito llegó dos días después del Día Internacional de la Mujer -celebrado el 8 de marzo- y en el año en que se cumplen 30 desde que se sumaron los equipos femeninos al Mo. En efecto, fue en 1989 cuando un grupo de alumnas del Ramiro de Maeztu subieron al despacho de Antonio Magariños -jefe de estudios del instituto y fundador del Estudiantes- para manifestarle la necesidad de formar equipos y jugar al baloncesto en el hoy Movistar Estudiantes.

Los valores que permean esta historia explican bien la vinculación que Telefónica, a través de Movistar, tiene con el mundo del deporte y, en especial, con el deporte femenino. En el caso del baloncesto, la relación con el Estudiantes permite a la teleco participar en la cantera inclusiva más grande de Europa, su mayor patrimonio y seña de identidad del equipo más antiguo de Madrid. Hoy, el Movistar Estudiantes cuenta con 35 equipos femeninos, entrenadoras en todas las categorías, más de 500 jugadoras y equipos de élite.

Compromiso sobre dos ruedas

La misma filosofía -el compromiso con la igualdad de oportunidades y el deporte femenino- llevó a Telefónica a apoyar desde la temporada 2018 al equipo de ciclismo Movistar Team femenino, compuesto por 12 deportistas. La columna vertebral del bloque que dirigen Sebastián Unzué (mánager del equipo) y Jorge Sanz (director deportivo) responde asimismo al objetivo de la marca de apoyar al ciclismo español: ocho ciclistas son españolas (Mavi García, Eider Merino, Lourdes Oyarbide, Alba Teruel, Alicia González, Sheyla Gutiérrez, Gloria Rodríguez y Lorena Llamas). La plantilla se completa con cuatro extranjeras de gran nivel: las francesas Aude Biannic y Roxane Fournier, la polaca Ma?gorzata Jasinska y la joven colombiana Paula Patiño.

En su primer año de vida, el Movistar Team femenino logró 15 victorias; cinco campeonatos nacionales -Jasinska en Polonia (contrarreloj y línea); Biannic en Francia (línea); y Merino (línea) y García (contrarreloj) en España-; dos triunfos en el calendario internacional UCI -la contrarreloj inaugural de la Vuelta a Bélgica, con Biannic, y la etapa 'reina' del Tour de l'Ardèche en el Mont-Ventoux, con Merino-, así como cinco de las seis mangas de la Copa de España.

El equipo sigue dando pasos en su nivel deportivo en 2019: en la primera mitad del año Movistar Team ya ha logrado un triunfo internacional -la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos (del circuito de la Unión Ciclista Internacional -UCI-), con Oyarbide-, cuatro éxitos a nivel nacional, además de cuatro podios en carreras UCI.

Este verano, y tras la disputa en recientes fechas de The Women's Tour (Gran Bretaña), la ronda más prestigiosa y competida del calendario WorldTour, Movistar Team afrontará grandes carreras como el Giro Rosa italiano -la más larga del circuito, con diez etapas-, La Course francesa (organizada por el Tour) o citas por Suecia, Noruega, Países Bajos o Francia, antes de cerrar su andadura al máximo nivel por este segundo año en la Madrid Challenge by La Vuelta, a mediados de septiembre.

Una buena medida de los avances de Movistar Team ha sido su progresión en el ranking de la UCI, que para 2020 ha previsto la creación de una etiqueta de equipo UCI Women's WorldTour a imagen y semejanza de los conjuntos masculinos. El equipo telefónico empezó su andadura en enero de 2018 en la 26ª posición del ranking mundial; a final de dicha temporada Movistar Team ya era el 10º mejor equipo del mundo, y tras sus incorporaciones para 2019, comenzó el año 2019 en la 7ª plaza de la clasificación mundial. A mitad de campaña, son el noveno mejor equipo.

Rompiendo las olas

Telefónica destaca asimismo por su apoyo a las mujeres en las disciplinas náuticas. Es el caso de Támara Echegoyen, miembro del equipo Movistar desde 2012. Echegoyen fue campeona olímpica de vela (clase olímpica Elliot 6M-Match Race) en los Juegos de Londres 2012 y medalla de oro en el Campeonato del Mundo 2013 en la misma destreza. A ello se suman sus triunfos en la clase 49er FX: diploma olímpico en las Olimpiadas de Río 2016, oro en el Campeonato del Mundo 2016 y bronce en el Campeonato de Europa del mismo año, por citar solo algunas. Echegoyen es, además, la primera mujer española en hacer la Volvo Ocean Race (Vuelta al Mundo), en la edición 2017-2018.

También en vela brilla con luz propia Silvia Mas, cuyo palmarés incluye, entre otros muchos méritos, tres campeonatos de España en la clase 420; cinco -dos de ellos en junior- en la clase 470; dos en Optimist y tres oros en competiciones internacionales en esta modalidad.

Desde 2011, Theresa Zabell, leyenda viva de la vela, forma parte de Movistar. Aunque retirada de la vela en activo, la campeona olímpica en Barcelona 1992 y Atlanta 1996 siempre ha estado y está muy implicada con el fomento y defensa del deporte y en especial del deporte femenino. Fue la madrina del Retos Movistar 2017 y 2018 que unen kitesurf, windsurf y 49ers en una competición protagonizada por las deportistas Movistar (Gisela Pulido, Marina Albau, Támara Echegoyen). Zabell es presidenta fundadora de Ecomar, entidad sin ánimo de lucro con 20 años de trayectoria y pionera en la limpieza de costas con niños, en las que ha participado el equipo Movistar.

El equipo cuenta también, desde 2006, con Marina Alabau, campeona olímpica de windsurf en Londres, campeona mundial en 2009, también en la clase RS:X, y campeona mundial en la modalidad RS:One en Filipinas 2012. Otra integrante de relumbrón es la catalana Gisela Pulido, que a sus 25 años ha sido campeona del mundo de kitesurf nada menos que en diez ocasiones.

Cultivar el talento joven

Desde 2014, Telefónica desarrolla junto al Comité Olímpico Español (COE) las becas Podium, ideadas para apoyar a las jóvenes promesas del deporte olímpico español. En concreto, para dar visibilidad y apoyo a 88 deportistas de 31 disciplinas distintas, incluyendo deportes de invierno y de verano. Un ejemplo ilustrativo es el piragüista Marcus Cooper, que empezó siendo becado de Podium y ahora es un campeón olímpico y embajador del programa.

A los primeros 80 deportistas de 22 federaciones deportivas de verano de la primera edición se unieron en la posterior edición 8 jóvenes pertenecientes a las federaciones de Deportes de Hielo y Nieve. Para formar parte del programa, los deportistas deben ser menores de 23 años y no estar incluidos en el Plan ADO (Asociación Deportes Olímpicos). Las becas, que son de carácter personal e individual, están compuestas por una ayuda económica y técnica.

Desde su nacimiento, las becas Podium han incorporado jóvenes mujeres deportistas de diversas disciplinas. En la actualidad, del total de 88 deportistas del programa 41 son mujeres, después de que este año entraran seis nuevas chicas. Además, este año han pasado cuatro chicas Podium al Plan ADO de deportes de verano: en judo, Laura Martínez y Sara Rodríguez; en taekwondo, Blanca Palmer, y África Zamorano en natación.

El ejemplo de los mejores

En 2015, Fundación Telefónica y la deportista paralímpica Teresa Perales firmaron un acuerdo de colaboración que convertía a la zaragozana en embajadora de la Fundación: la nadadora se comprometía a participar en iniciativas de la entidad para apoyar la acción social y cultural, la empleabilidad, la innovación educativa y el voluntariado. Y Fundación Telefónica asumía el compromiso de apoyar a Perales en su "sueño" de lograr una nueva medalla en los Paralímpicos de Río.

Perales volvió de Brasil con cuatro nuevas preseas, tres platas y un oro... y ha manifestado su intención de competir en los de Tokio 2020. En total, suma 26 medallas olímpicas -las primeras llegaron en Sídney en el año 2000- y otras 20 en diferentes campeonatos del mundo. El 29 de agosto de 2012 fue la abanderada de la delegación española en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de la ciudad de Londres.

Aunque le hubiera gustado ser médica, Perales sufrió a los 19 años una neuropatía y perdió la movilidad en las piernas. Aprendió a nadar e hizo de la piscina su hábitat natural, por lo que representa todo un ejemplo de superación en el deporte femenino.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.