Especial Deportes

Iberdrola afianza su compromiso con las mujeres deportistas

  • El trabajo de Iberdrola se ha centrado principalmente en dar impulso y visibilidad al deporte femenino
Madrid

Se han necesitado muchos años de trabajo y esfuerzo para normalizar la presencia de la mujer en el deporte. La compañía trabaja desde 2016 para conseguir una igualdad real

Se ha convertido en la primera compañía en realizar una apuesta global por el fomento de la participación de la mujer en el ámbito deportivo. Iberdrola apoya en España más de 16 federaciones y da nombre a 22 ligas, todas ellas de máxima categoría, y a otras 35 competiciones. Este apoyo se extiende al olimpismo femenino, un ámbito que no ha sido un camino de rosas, sino la historia de pioneras que despejaron la ruta hasta el día de hoy.

A prácticamente un mes de que se celebren los Juegos Olímpicos de Tokio, conviene recordar que el deporte femenino ya sostiene de forma mayoritaria los éxitos olímpicos de España. La presencia de las mujeres ha sido muy relevante en los últimos Juegos, los de Río 2016, donde cuatro de los seis oros de España y nueve de las 17 platas fueron conquistados por ellas: Carolina Marín, Mireia Belmonte, Ruth Beitia y Maialen Chorraut alcanzaron el mayor de los honores para cualquier deportista con sus medallas doradas en bádminton, natación, atletismo y piragüismo.

Echando la vista atrás, la explosión del deporte femenino olímpico español en los noventa fue una suerte de catarsis, teniendo en cuenta que entre 1960 y 1980 la máxima representación de las mujeres en las delegaciones españolas fueron las once deportistas de Montreal 1976 y Roma 1960. Han hecho falta muchos años de trabajo y esfuerzo para normalizar la representación de la mujer en la máxima competición deportiva del mundo. Para ello, las deportistas han contado con el apoyo de Iberdrola que, desde el 2016 ha convertido la igualdad real entre hombres y mujeres en uno de sus valores esenciales.

La aportación de recursos para instalaciones, servicios médicos y árbitros y el fomento y patrocinio de iniciativas por parte de esta compañía no solo ha ayudado a incrementar en un 39% el número de federadas en las disciplinas mencionadas, hasta superar las 300.000, sino que está permitiendo que deportistas de élite españolas que han desarrollado su carrera en otros países estén volviendo a competir en España, contribuyendo a incrementar el nivel y la visibilidad de las competiciones nacionales.

El trabajo de Iberdrola se ha centrado principalmente en dar impulso y visibilidad al deporte femenino, a sus deportistas y a sus logros. "Mediante la retransmisión de partidos en directo en televisión queremos introducirlo en las casas y contribuir a crear nuevos referentes en la sociedad", indica Juan Luis Aguirrezabal, director de Publicidad, Marca y Patrocinios de Iberdrola. Hasta ahora, los datos de las audiencias y el seguimiento del deporte practicado por mujeres siguen creciendo, dando muy buenos resultados y esto ayudará a su profesionalización. Aguirrezabal manifiesta que: "hemos conseguido que las competiciones suban un escalón. Hoy están donde se merecían estar, pero no nos conformamos".

Más de 300.000 mujeres federadas gracias al apoyo de Iberdrola

No se trata de una acción individual, sino de luchar colectivamente hasta que la igualdad sea una realidad. Así se lo plantean desde Iberdrola, centrando el foco de atención en ellas, en las protagonistas. "Estamos convencidos de que impulsar el deporte crea más igualdad y más empoderamiento de la mujer, además el incremento de licencias de estos años contribuye claramente a la mejora de la salud", destaca el directivo. Esta apuesta está alineada con la estrategia de ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible) de la ONU, sobre todo con el número 5, que promueve la igualdad y empoderamiento de las mujeres.

Apoyo ante todo

Una de las deportistas más importantes del país que ha recibido el apoyo constante de Iberdrola es Teresa Portela, piragüista. Ha sido dos veces campeona del mundo y siete veces campeona de Europa. Después de los Juegos Olímpicos de Londres decidió ser madre y pensó en abandonar su carrera deportiva. Pero hoy en día está a una edición de ser la mujer con más olimpiadas a sus espaldas. Este año la piragüista afronta los Juegos Olímpicos de Tokio "con ganas, con ilusión, muy motivada".

A pesar del buen momento en el que se encuentra actualmente, "es complicado prepararse para unos Juegos Olímpicos, es difícil encontrarte bien tanto física como mentalmente en un mismo día y sobre todo en un corto periodo de tiempo como es mi prueba que solo dura 39 segundos", explica Portela.

Con la llegada de la pandemia, todo se paralizó, pero Teresa pudo seguir entrenando en su casa gracias a Iberdrola, que le proporcionó todo el material posible. "Fue de gran ayuda, aunque me faltara el mar y la piragua", indica. Tras el largo camino de esta deportista en esta disciplina, valora de forma positiva su evolución: "Me siento orgullosa de que tras 20 años me pueda mantener todavía en la élite".

La compañía es la socio-patrocinadora de la selección nacional femenina de fútbol

El apoyo incondicional de Iberdrola al deporte femenino es fundamental, sobre todo "para que las niñas que vienen detrás vean que hay referentes", explica Teresa. Apoyar en las competiciones deportivas femeninas es una condición imprescindible para que las mujeres sean cada vez más visibles en todas las disciplinas.

Fútbol y sostenibilidad

Tanto en España como en Brasil la compañía es la principal socio-patrocinadora de la selección nacional femenina de fútbol. En nuestro país también lo es de las selecciones sub-19 y sub-17, de la Copa de la Reina y de la primera división: la Primera Iberdrola. Su compromiso con el deporte femenino también se ha unido a la sostenibilidad y a la preocupación por el medio ambiente. De hecho, desde la compañía creen que precisamente la sostenibilidad se puede llevar a todos los campos, incluidos los de fútbol. Por eso, han aportado su granito de arena para hacer de la Selección Española de Fútbol Femenino, la primera Selección Sostenible. Entre las medidas que se han propuesto está fomentar la movilidad sostenible en el deporte, compensar la huella del carbono con energía verde o implantar soluciones de energía renovable en espacios deportivos. Además, también desarrollarán un programa de sensibilización en sostenibilidad entre las jugadoras, compartiendo información, valores y principios.

En el año 2020 la empresa lanzó los Premios Iberdrola SuperA con el objetivo de reconocer y dar visibilidad a las mejores iniciativas puestas en marcha en favor de la igualdad y el empoderamiento de la mujer a través de la práctica deportiva. De la misma forma, la compañía se convirtió en el principal impulsor del programa Universo Mujer, del Consejo Superior de Deportes (CSD). El objetivo de este convenio es fomentar y desarrollar el deporte practicado por mujeres como un instrumento de reconocimiento del importante papel de la mujer en el deporte y en la sociedad.

Con el Ayuntamiento de Madrid, Iberdrola presentó en diciembre de 2019 el proyecto ¡Chicas, el deporte nos hace poderosas!, con el que se pretende incentivar la práctica de deporte en niñas y mujeres de entre 12 y 24 años y evitar el abandono de la actividad física. Este programa beneficiará a más de 5.000 menores de 10 institutos situados en cinco distritos de Madrid.

Gracias a su fiel compromiso con el deporte y las mujeres, Iberdrola ha recibido de manos del CSD la Placa de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, la más alta distinción que se otorga al deporte en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin