Especial Empresas América

Enagás se consolida en EEUU

  • Enagás ha dado un paso más en su posicionamiento en EEUU

En 2020, Enagás ha dado un paso más en su posicionamiento en EEUU. El pasado 17 de abril, se cerró la operación anunciada en diciembre, por la que el consorcio del que forma parte acordaba la compra del total de las acciones de las que aún no eran propietario (take private) en Tallgrass Energy y la posterior exclusión de cotización de Tallgrass de la bolsa de Nueva York.

Con esta operación cerrada en abril, Enagás ha aumentado su participación indirecta en la energética estadounidense desde el 12,6% hasta aproximadamente el 30,2% de su capital social, lo que ha supuesto una inversión adicional de 836 millones de dólares. En total, la inversión de Enagás en Tallgrass asciende a 1.623 millones de dólares.

Además de Enagás, en el accionariado de Tallgrass están presentes Blackstone Infrastructure Partners, GIC (Fondo soberano de Singapur), NPS, USS y otros accionistas minoritarios.

La apuesta de Enagás por EEUU encaja con la estrategia de la compañía de invertir, junto con socios estratégicos, en mercados con oportunidades de crecimiento en activos core business.

Tallgrass es una empresa de infraestructuras energéticas estadounidense, fundada en 2012. Es propietaria de tres gasoductos interestatales regulados por la Federal Energy Regulatory Commission (FERC), con un total de 11.000 kilómetros de gasoductos de transporte.

Para financiar la compra, Enagás llevó a cabo en diciembre de 2019 la primera ampliación de capital de su historia, por un importe de 500 millones de euros. Esta operación se suscribió en tiempo récord, lo que demostró la confianza del mercado en la compañía, así como su apoyo a la estrategia de crecimiento internacional de Enagás.

Gracias a esta participación, Enagás tiene la posibilidad de compartir su conocimiento en gases verdes y renovables y otros servicios para activos midstream. Asimismo, le permite poner en valor su amplia experiencia en el desarrollo y operación de infraestructuras gasistas.

Presencia en Latinoamérica

Antes de entrar en EEUU, Enagás ya estaba presente en tres de los países del Eje del Pacífico: México, Chile y Perú. Fue en México donde empezó su actividad internacional, en el año 2011, con una participación del 40% en la planta de regasificación TLA Altamira.

La terminal de Altamira tiene una situación estratégica. Ubicada en el Golfo de México y con un atraque para buques de hasta 217.000 metros cúbicos, recibe a metaneros de distintas partes del mundo, lo que se traduce en una mayor diversificación del suministro y en una mayor seguridad energética para el país.

También en México, Enagás forma parte del consorcio (50%) que desarrolló y construyó el gasoducto de Morelos. Con una longitud de 171 kilómetros y una capacidad de 337 millones de pies cúbicos por día (MMpcd), que son 9,5371 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), el gasoducto transporta gas natural desde el Estado de Tlaxcala hasta el de Morelos, en la zona centro de México.

La compañía también es parte del consorcio que desarrolló y puso en marcha la Estación de Compresión de Soto La Marina, en el Estado de Tamaulipas (México). Esta infraestructura tiene una capacidad de compresión de gas natural de hasta una cantidad máxima de 19 miles de millones de metros cúbicos (bcm) y una interconexión con el gasoducto San Fernando-Cempoala.

En Chile, Enagás es el accionista mayoritario de la Planta de Regasificación GNL Quintero con una participación indirecta del 45,4%.

Esta planta de regasificación está estratégicamente ubicada en la Bahía de Quintero, en el centro del país y cerca de la capital, lo que le permite dar respuesta a la demanda de gas natural de la zona central del país y abastecer de gas a diversos segmentos como el residencial, comercial, industrial, de transporte y generación eléctrica. Cuenta con tres tanques que suman una capacidad total de almacenamiento de más de 330.000 metros cúbicos.

La compañía también está presente en Perú. Tiene allí una participación del 28,94% en TgP, empresa peruana encargada del transporte de la mayor parte del gas natural y de los condensados del país, y cuenta con el 51% de la Compañía Operadora de Gas (Coga), responsable de la operación y mantenimiento del sistema de transporte de TgP. En total, Coga opera y mantiene alrededor de 1.500 kilómetros de gasoductos y estaciones de compresión en Perú.

Internacionalización

Enagás inició su proceso de internacionalización en 2011 como parte de una estrategia con dos objetivos fundamentales. Uno es mantener la máxima eficiencia y seguridad en la operación del Sistema Gasista español. El otro es continuar creciendo como compañía para mantener e incrementar el empleo y conservar la confianza de los accionistas.

Su expansión contribuye también a impulsar la actividad económica de las empresas españolas relacionadas con el sector energético. Actualmente la compañía está presente en ocho países: España, México, Chile, Perú, Albania, Grecia, Italia y EEUU.

Neutralidad en carbono

En la presentación de su Actualización Estratégica 2020-2026, anunciada en febrero, Enagás reafirmó su compromiso con la neutralidad en carbono. Como resultado de la aplicación de un plan técnico, con objetivos definidos y procesos de medición rigurosos, la compañía ha reducido ya un 47% sus emisiones globales desde 2014 a 2018. Además, tiene previsto continuar disminuyéndolas un 25% adicional para 2030, un 61% para 2040, y se compromete a ser neutra en carbono en 2050.

Como parte del papel de la compañía en la transición energética, Enagás está impulsando iniciativas de movilidad con gas natural licuado (GNL). Gracias a los proyectos de sustitución de combustibles tradicionales por GNL en el transporte marítimo (bunkering y small scale) en los que participa la compañía, se evitará la emisión de entre dos y cuatro millones de toneladas de CO2 hasta 2030.

Los gases renovables son clave para la descarbonización de sectores difíciles de electrificar. En esta línea, la compañía prevé destinar en torno a 300 millones de euros al desarrollo de proyectos de hidrógeno, biogás y biometano para el período 2020-2026. En el ámbito del hidrógeno, Enagás ha presentado a la Unión Europea el proyecto Green Spider, una iniciativa que busca posicionar a España como hub logístico de esta fuente de energía renovable en Europa y que opta a incluirse como IPCEI (Proyecto Importante de Interés Común Europeo).

En el contexto actual de crisis sanitaria provocada por la llegada a todo el mundo del Covid-19, las prioridades de Enagás han sido desde el primer momento la seguridad, salud y bienestar de las personas, continuar prestando con normalidad un servicio esencial como es el del suministro energético de gas natural y, en línea con su compromiso social, contribuir en la medida de sus posibilidades a mitigar el impacto social de esta pandemia.

En marzo, la compañía inició su Plan de Contingencia ante el Covid-19 y el Sistema Gasista español está funcionando con normalidad.

También las sociedades participadas por la compañía han implantado sus respectivos planes de contingencia contra el coronavirus y continúan operando con normalidad, contribuyendo a la seguridad de suministro en todos los países en los que Enagás está presente.

Tanto Enagás como sus sociedades participadas han puesto en marcha iniciativas de ayuda y colaboración con las Administraciones Públicas y Autoridades Sanitarias de los diferentes países.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin