Energía

España multiplica por siete la inversión en energías limpias

Foto: Dreamstime

Hace una década, España se convirtió en unos de los países más activos en lo que a energías limpias se refiere. Según el último estudio de Bloomberg NEF (BNEF), entre 2007 y 2008 se realizaron inversiones por valor de 46.500 millones de dólares (39.811 millones de euros) en este tipo de tecnologías en nuestro país. Sin embargo, los cambios legislativos que se aplicaron en años posteriores, especialmente a partir de 2012, mermaron la confianza de los inversores, que decidieron buscar otras regiones con leyes más favorables que garantizaran y protegieran el capital invertido.

Diez años después, las cosas empiezan a tomar otro cariz. Después de varios años de sequía inversora, España empieza a recuperarse. En el primer semestre de 2018, según el citado estudio, las inversiones en energías limpias en nuestro país se incrementaron un 652% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que se traduce en un monto total de 1.500 millones invertidos, de los que 1.100 millones se destinaron a proyectos eólicos y los otros 400 a proyectos fotovoltaicos.

Aunque se trata de una cantidad testimonial comparada con los 138.200 millones invertidos en los seis primeros meses del año a nivel global -un 1% menos que el mismo periodo de 2017-, lo cierto es que nuestro país ha conseguido posicionarse en el decimosegundo puesto del ranking, por delante de otros países europeos como Alemania y Reino Unido, que han visto cómo sus inversiones se han reducido en un 77 y un 51%, respectivamente, en el citado semestre, situándose en los puestos 14 y 18 de la tabla.

Francia, por su parte, que ocupa la decimoquinta posición, también ha reducido sus inversiones en energías limpias un 13%, mientras que Noruega, que se sitúa justo detrás del país galo, las ha incrementado nada menos que en un 231%. En el cómputo general, Europa ha subido un 8%, con un total de 16.000 millones invertidos en el primer semestre del año, lo que le coloca en el tercer puesto del ranking, por detrás de China y EEUU, dos países que suman el 65% de la cantidad total invertida (los 138.200 millones) en lo que llevamos de año. Solo en el segundo trimestre, la inversión global realizada ha rozado los 77.000 millones, lo que supone un aumento interanual del 8%, impulsado por una mayor actividad en EEUU y, en cierta medida, en Europa.

Si lo analizamos por sectores, el estudio muestra un descenso de la inversión en energía solar de un 19% en la primera mitad del año respecto a las mismas fechas del año anterior, que se traduce en 71.600 millones; todo lo contrario que en eólica, que experimentó un incremento del 33%, hasta alcanzar los 57.200 millones invertidos. Las razones que alegan los analistas de Bloomberg a la caída de la inversión en solar son, principalmente, dos: por un lado, unos costes de capital significativamente más bajos para proyectos fotovoltaicos -es decir, menos gasto por megavatio instalado- y, por otro lado, una desaceleración de la inversión en China como consecuencia de la restricción impuesta por el Gobierno de este país -efectiva desde el 1 de junio- a nuevos proyectos solares que necesiten un subsidio nacional, lo que, a su juicio, podría provocar una fuerte caída en el número de instalaciones solares en los próximos meses no solo en este país, sino también a nivel mundial. En la primera mitad del año, China invirtió en energía solar 35.100 millones, un 29% menos que en el primer semestre de 2017, aunque los analistas esperan que el recorte realizado por el Gobierno de este país se aclare a partir de la segunda mitad del presente año. Por otro lado, antes del anuncio chino, los analistas ya vaticinaron un exceso de capacidad de producción solar a nivel mundial, junto a una caída de los precios de los módulos fotovoltaicos en un 27% para este año, una cifra que han elevado actualmente al 34%, lo que supone una media mundial de 24,2 centavos de dólar por vatio a finales de 2018.

Por lo que respecta a la eólica, el estudio destaca el elevado flujo inversor de EEUU que, en la primera mitad del año, invirtió un total de 17.500 millones, lo que supone un avance nada desdeñable del 121% respecto al mismo periodo del año anterior. China ha conseguido resistir y aumentar un 4% el capital invertido, con una cifra que supera los 17.600 millones en el primer semestre del año. Los analistas pronostican que la inversión de EEUU en esta fuente renovable seguirá aumentando hasta 2019, ya que los promotores están acelerando la finalización de los proyectos en curso para conseguir las ayudas fiscales que el Gobierno federal ha concedido a este sector.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Ecología = robo de ricos a los pobres
A Favor
En Contra

Hombre con la remuneración asegurada a costa de esquilmar al consumidor eléctrico para pagar primas a los señoritos cortijeros de las renovables para que puedan vivir como millonarios mientras el consumidor pasa hambre por no poder pagar la millonada del timo de las renovables, cualquiera se apunta a esa inversión. Éxito asegurado: el Estado robando a los contribuyentes para entregárselo a las oligarquías de las renovables.

Puntuación 4
#1
centrales paradas
A Favor
En Contra

centrales paradas que solo arrancan un dia y cobran milllonarias subvenciones ,,40 politicos en nomina de electricas y sus fundaciones ..impuesto al sol anulado por los tribunales europeos ,, estafa del ilegal deficit traidorfario inventado e impuesto a los consumidores por los rodriguitos y sorianos de turno ,,eso si sin oposicion alguna ,, departidito o politicosos suelto .. y de propinilla la luz mas cara del mundo ..pobreza energetica garantizada para las proximas generaciones y ruina asegurada para la industria ,,a decretazo limpio y directo desde los despachos de industria

Puntuación 6
#2