Energía

Así manipularon los precios de la gasolina cinco petroleras durante tres años

  • Salen a la luz correos que muestran cómo se coordinaron las empresas
  • "Sabes que es un corralito". "Debemos respetarnos". "Interesa una no agresión"
  • Repsol y Cepsa recurrirán la multa por "injusta, desproporcionada e ilegal"

"Haz el favor de hablar con quien tengas que hacerlo para evitar desfases". "Ya sabes que es un corralito". "Deberíamos respetarnos". "Es muy interesante una no agresión". Expresiones como estas se encuentran en los correos que han servido de prueba para que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia multara con 32,4 millones a varias petroleras por pacto de precios.

En concreto, la CNMC sancionó a Repsol (20 millones), Cepsa (10 millones), Disa (1,3 millones), Galp (800.000 euros) y Meroil (300.000 euros) por un pacto en los precios de los carburantes tras las inspecciones realizadas en las sedes de dichas petroleras en las que intervino estos correos electrónicos.

La institución que preside José María Marín Quemada considera probados un acuerdo entre Repsol y Cepsa para la coordinación en las Estaciones de Servicio de Brea de Aragón e Illueca (provincia de Zaragoza) en julio de 2013; un pacto de no agresión entre Repsol y Cepsa en julio-agosto de 2011 en relación con las acciones de injerencia de cada una de ellas en las estaciones abanderadas por la otra; y varios intercambios de información estratégica entre ambas petroleras durante 2011, 2012 y 2013 en relación a aquellas estaciones de servicio que son gestionadas por una de ellas y se encuentran abanderadas y suministradas en exclusiva por la otra operadora.

Pacto de no agresión y efecto lunes

Un pacto de no agresión en precios entre Cepsa y Disa entre julio y septiembre de 2011 y acuerdo entre ambas compañías en relación a los precios a aplicar en Ceuta en julio de 2013. Diversos intercambios de información entre Disa y Meroil en 2012 en relación a los precios aplicados en las estaciones de servicio del entorno de Sant Joan Despí (provincia de Barcelona) y en 2013 en relación a sus márgenes operativos. Así como un intercambio de información entre Galp y Meroil relativo a un contrato de suministro y abanderamiento en 2013.

Con todas estas comunicaciones, principalmente locales o regionales, la Comisión ha decidido imponer una elevada sanción por pacto de precios que ha generado una auténtica rebelión por parte de las petroleras que se sienten víctimas de un ataque.

En el expediente de la CNMC al que tuvo acceso elEconomista, el organismo considera probado el llamado efecto lunes gracias a correos como el que envió el 5 de julio de 2013 un delegado comercial de Cepsa al antiguo director de canal un correo que tenía como asunto "Cambio de Precios Repsol el Viernes" donde indicaba que "He hablado con varias personas que gestionan EESS con Repsol (...) Repsol el domingo les comunicaba la bajada de precios para el lunes, hoy les han dicho que no esperen bajada, que habrá una subida ligera".

Extractos de los correos

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia detecta otros correos con acuerdos en distintas zonas y lo califica como un acuerdo global.

-Repsol y Cepsa en Aragón en 2013

"Le he comunicado que, como en otras ocasiones ellos me llamaron para evitar conflicto de precios en la zona. La semana pasada les llamé para tener precios similares y no estas desviaciones. La respuesta es que ese cambio de precio se produce desde Madrid sin que ellos intervengan".

"Haz el favor de hablar con quien tengas que hacerlo para evitar estos desfases en precios. Espero me soluciones el tema y me llames cuando sepas algo".

"Haz el favor de comunicarlo a la personas que sea la responsable para que tomen las medidas necesarias".

-Repsol y Cepsa en 2011

"Es evidente que hay un camino de posibilidad de negociación donde podríamos, ambas partes mejorar nuestras posiciones (...) considero que es muy interesante conseguir una no agresión por ambas partes".

"Nuestra impresión (...) es que deberíamos cesar las acciones de injerencia y respetarnos."

"Esta situación era derivada de nuestro comportamiento agresivo. Para Repsol, nosotros hemos sido los que hemos comenzado una guerra con ellos".

"No sé si debo hacerlo o no, dime si es correcto porque lo mismo lo que se está produciendo es algo previsto".

-Repsol y Cepsa entre 2011 y 2013

"Históricamente las ee. ss. que hemos explotado y eran de Repsol teníamos instrucción de L.J. de no firmar nada desde posiciones directivas (...). Por eso siempre las comunicaciones, escritos, contratos... y relaciones con Repsol han sido firmadas por los jefes de zona".

-Repsol y Alcampo

"Hace unos minutos nos han confirmado que han reconducido la situación, incrementando sus precios en monolito con la clara intención de suspender la guerra de precios iniciada".

-Cepsa y Disa entre 2011 y 2013

"Ya sabes que Ceuta es un corralito".

-Meroli y Galp en 2013

"No tengo ningún borrador, así que dada la confianza, te envío el PDF del contrato que se ha firmado para que puedas leer y tomar tus notas y después lo destruyas".

Repsol y Cepsa recurrirán

Repsol y Cepsa anunciaron que recurrirán la multa al considerar la primera que se trata de una medida "injusta, desproporcionada e ilegal". Además ambas pedirán la suspensión cautelar de la decisión ante la Audiencia Nacional. Para ello, se basarán en los dos votos en contra que hubo en la CNMC.

Los consejeros Fernando Torremocha y Benigno Valdés emitieron dos votos particulares muy críticos en contra de la decisión del organismo regulador, justo los mismos consejeros que se abstuvieron en el proceso de recusación del presidente de la CNMC, José María Marín, por enemistad manifiesta.

En la explicación de su decisión, ambos consejeros coinciden al asegurar que se trata de actuaciones inconexas que no afectan al mercado nacional en su conjunto y considera que la competencia recae en las comunidades autónomas. Además, fuentes consultadas aseguran que la CNMC utiliza a Repsol para que la multa a imponer sea más elevada.

Torremocha hace referencia en su explicación a una sentencia del 29 de enero de 2015 del Tribunal Supremo en la que se declara la ilegalidad de las comunicación de sanciones que ha venido aplicando la Sala de Competencia de la CNMCV. En dicha sentencia se insta a imponer multas proporcionadas.

Para Valdés la Comisión no debe exigir al imputado que justifique la prueba en el resultado de la resolución sancionadora. Añadió que "Por el contrario, no se le puede exigir que justifique que la prueba a solicitar va a determinar con certeza la absolución puesto que tal circunstancia es una prueba diabólica imposible de llevar a cabo".

Valdes añade que la información no va más allá de lo que los contratos exigen y que de ningun modo tiene por objeto desvirtuar el funcionamiento competitivo del mercado. Ambos consejeros abandonaron la ponencia del expediente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud